Rouge

Rouge

- Deco, Sin categoría -

Guía para cuidar tus alfombras

26 de Julio de 2014

¡Prevenir es mejor que curar! Es importante elegir la fibra que más se adecue al lugar donde se la usará. Por eso hay que tener en cuenta como son los distintos materiales: el coco es más robusto que el sisal y éste más que el yute. No es conveniente elegir colores claros en sitios de alto tránsito.

Consejos para un adecuado mantenimiento:

1.Usar la aspiradora periódicamente, si es posible todos los días. Si utiliza cepillo debe ser de cerda natural. El sisal es una fibra natural resistente, libre de estática, por lo tanto no atrae polvo o suciedad del ambiente.

Dado que la mayor parte de las alfombras de fibra natural cuentan con una base de látex, el polvo no se deposita bajo la alfombra. Es indispensable aspirar o barrer, aunque la suciedad no sea visible, ya que las pequeñas partículas de polvo que penetran entre las fibras causan desgaste. Es recomendable utilizar una buena aspiradora para obtener mejores resultados. Otra opción es sacudir la alfombra golpeándola suavemente desde la base.

2. Las alfombras de sisal son sólo para uso interior. No deberán ser colocadas al sol o expuestas a la lluvia o la humedad excesiva. Se recomienda rotar las alfombras una vez por año para igualar el desgaste de las diferentes zonas.

3. Para proteger las alfombras de fibras naturales:
La atención inmediata con cada tipo de mancha es extremadamente importante, por lo tanto recomendamos:

a -Limpiar el área afectada inmediatamente. En el caso de los líquidos, utilizando un papel absorbente sin presión ni frotamiento. Para los sólidos recomendamos quitar el exceso antes de limpiar utilizando un cuchillo de punta redonda o una espátula.

b – Si la mancha está seca, cepille suavemente el exceso de material y pase una esponja o un paño húmedo para quitar el resto. No intente quitar la mancha con productos caseros o desconocidos.

c – De tener que lavar la alfombra en su totalidad, para evitar que una mancha de humedad se seque dejando una aureola, utilice un jabón neutro con agua para eliminar todas las impurezas. Dejar secar la alfombra colgándola en la sombra. Una vez seca colocarla al sol por 30 minutos.

d– En caso de tener que recurrir a terceros, tener en cuenta que sean profesionales especializados en limpieza y restauración de alfombras de fibras naturales.

e- Nunca utilice productos químicos domésticos.

f- En caso de humedad interna en las fibras, además de utilizar un paño seco para absorber la misma, recomendamos utilizar un secador de cabello que ayudará en la evaporación de la humedad.

4.Algunas recomendaciones para la limpieza de diferentes tipos de manchas:

-Grasa y aceites: Quitar el exceso con un cuchillo y luego pase un paño blanco con alcohol.

-Chocolate, leche y café: Absorber el líquido con papel absorbente por encima. Luego pase un paño blanco con alcohol.

-Vino y otras bebidas: Absorber el líquido en ambos lados de la alfombra usando un paño seco o papel absorbente sin refregar .En caso que la mancha persista pase un paño seco con alcohol.

-Sangre: Limpie el área afectada con un paño blanco con agua oxigenada de 10 volúmenes.
-Cera y vela: Raspar suavemente la cera con un cuchillo de punta redondeada.

-Frutas y salsas: Retire el exceso con una cuchara y pase un paño blanco con alcohol.

-Tinta: Limpie con un paño blanco con alcohol, lo antes posible.

-Arcilla o barro: Dejar secar y quitar el exceso con un cepillo seco. De persistir limpie con alcohol.

Asesoró: Alsina Alfombras