viernes 7 de mayo de 2021
DECO | 21-06-2014 07:51

Enamorarse a primera vista

Dos amigas neoyorquinas se instalaron un tiempo en una torre porteña y se propusieron darle a su departamento una impronta local. El resultado fue tan satisfactorio que ahora planean quedarse.

A este piso 15º en el barrio de Palermo llegaron desde Nueva York dos amigas con la intención de experimentar cómo sería vivir en un país con más contrastes que el suyo. La vista, la ubicación, la seguridad y los amenities, ayudaron a que éste sea sin dudas el edificio elegido.

Le encomendaron la tarea de decorar el espacio a la arquitecta Florencia Succar (www.solsken.com.ar). Como la idea inicial era quedarse dos años el ritmo de armado fue diferente. No podían pasarse seis meses eligiendo cosas. Así fue como Flor puso manos a la obra y en poco tiempo logró con creces lo que le habían encargado.

“El espíritu del departamento es coleccionar objetos que tengan un significado en la vida de las dueñas, que de alguna manera cuenten su historia” nos cuenta la arquitecta. A esto se sumaba la premisa de utilizar texturas, colores y materiales autóctonos, bien argentinos. Los cueros, maderas para los muebles y las alfombras tejidas por Elementos Argentinos cumplieron con el pedido dando como resultado este ambiente discreto y confortable donde se cuela la vista de la ciudad por todos lados.

Sobre pisos de madera clara los colores tierra bañados de luz hacen su juego. Se destacan tejidos de la localidad de Colomé en Salta que fueron adquiridos y enmarcados por las propietarias y algunas obras de artistas locales que algún día viajarán junto a ellas por otros rumbos.

El comedor parece una extensión del doble living, una gran mesa de madera con patas cromadas está siempre a la espera de muchos amigos de aquí y de allá que las dueñas reciben asiduamente.

Dejando atrás la parte de recepción y comedor se accede a una extensa cocina de pisos de porcelanato y muebles de madera con mesadas de mármol negro Brasil. Para cortar el contraste de blanco y negro se utilizaron una sillas de comedor diario color naranja que agregan un toque de color y alegría.

En la parte privada de la propiedad hay tres dormitorios con sus respectivos baños. Uno de huéspedes, otro para niños y finalmente la suite principal. En los tres casos se destaca una gran sobriedad en las texturas y los tonos neutros que conviven tanto en las paredes como en las telas.

Para los baños se utilizó mármol travertino, salvo en el principal que está revestido en mármol arabescato tanto en la parte de bacha y bañera como en el compartimiento para la ducha y la parte del toilette. Cuando uno parte lejos de su tierra natal muchas veces no es fácil sentirse en casa, pero sin dudas Florencia (más allá de lo profesional) hizo que las dueñas se planteen quedarse más tiempo en nuestra ciudad.

Texto y producción: Catalina Arrechea

Fotos: Néstor Grassi

Nota publicada el sábado 14 de junio de 2014 en el suplemento Home de diario Perfil.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario