Saturday 18 de May de 2024
DECO | 21-01-2013 12:26

El jardín de las delicias

La familia que habita esta casa ubicada en Talar de Pacheco hizo de los espacios exteriores un paraíso suburbano. Cuidado paisajismo, amplio quincho y jardines aterrazados.

Dicen que la primera impresión es definitoria, que el espíritu decide antes que la mente. Eso dicen, y tal vez eso fue lo que les ocurrió a Tere y Ale, los dueños de esta casa, apenas pusieron un pie en ella. Se mudaron y no cambiaron prácticamente nada, sólo anexaron un amplio y cómodo quincho cerca de la piscina. Pero rehicieron por completo los espaciosos jardines y los convirtieron en un ámbito soñado, mágicamente disfrutable, y que potencia el conjunto arquitectónico.

Fueron diseñados por la paisajista Cata Beláustegui, quien aprovechando los generosos espacios hizo terrazas con desniveles y, en el fondo, armó lo que la familia denomina el rincón gaucho, donde se puede hacer desde un cordero al asador hasta carne al disco.

Quizás eso fue lo que vieron: belleza, verdor, asados con amigos, sus hijos en la piscina, relax... La casa, ubicada en El Talar de Pacheco, tiene dos plantas, 500 metros cuadrados sobre un lote de 1.600, y un desarrollo clásico y confortable.

Tere, decoradora por placer, aproverchó todo el mobiliario de su antiguo hogar y le adosó un toque personal. Tomó un poco como premisa los géneros que iba eligiendo y, a partir de ellos, fue armando cada uno de los ambientes.

El living y el comedor tienen pisos de madera, y hay una predominancia de tonos rojizos y claros que armonizan con una ambientación elegantementesobria, que se mantiene en toda la casa. Pero la vista busca el exterior, esos jardines, esa pileta, ese quincho, esa luz. Y por allí late esta casa.

Mirá todas las fotos haciendo click aquí.

Textos: Gabriel Jacobo.

Producción: Catalina Arrechea.

Fotos: Néstor Grassi.

Agradecimientos: Cecilia Contreras

Iluminación, Cata Beláustegui

Jardines y Caro Deane, Armenia 2486.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios