Rouge

Rouge

- Actualidad -

A 85 años de la Ley Seca en EEUU: la tendencia de los bares “speakeasy”

5 de diciembre de 2018

Fue derogada por el Senado el 5 de diciembre de 1933. Con el paso del tiempo creció la tendencia de establecimientos ambientados en la época en la que beber alcohol estaba prohibido.

En 1920 se instauró en Estados Unidos la ley Volsted, conocida popularmente como Ley Seca,  la cual prohibía la producción y venta de alcohol en ese país. Trece años después, precisamente el 5 de diciembre de 1933, el Senado la derogó. Con el paso del tiempo se puso de moda la tendencia de los bares “speakeasy”, los cuales rememoran la época en la que beber no estaba permitido.

En enero de 1920 entro en vigor la Enmienda XVIII de la Constitución de Estados Unidos, es decir la Ley Seca. Beber alcohol se consideraba un delito y era castigado a partir de aquel momento con multas y prisión; y estaba previsto el cierre durante un año cualquier establecimiento donde se detectara su consumo. Las medidas prohibicionistas extremas fomentaron una gran industria del crimen organizado.

Sin embargo, la gente se dio cuenta que había sido peor el remedio que la enfermedad. El consumo de alcohol no sólo subsistió, sino que continuaba de forma clandestina y bajo el control de feroces mafias.

En vez de resolver problema social, como por ejemplo la delincuencia, la Ley Seca había llevado el crimen organizado a sus niveles más elevados de actividad como nunca antes se había percibido en ese país.

Para 1932, el Partido Demócrata incluyó en su plataforma la intención de derogar la ley seca y Franklin Roosevelt aseguró que de convertirse en presidente, lo haría. Al asumir su cargo, cumplió con su palabra y firmó el Acta Cullen-Harrison, la cual legalizaba la venta de cerveza que tuviera hasta 3,2 % de alcohol y la venta de vino.

Meses después diversas convenciones estatales ratificaron la Enmienda XXI a la Constitución de Estados Unidos, que derogaba a la anterior. Esto fue ratificado por el Senado el 5 de diciembre de 1933, hace hoy exactamente 85 años.

Tendencia. Los ‘speakeasies’ (bares clandestinos) se llaman así porque se refiere a la forma en la que los clientes pedían una bebida alcohólica en voz baja (en inglés, “speak easy”), para no levantar sospecha.  Se sugería que hablaran tranquilos, para que el lugar no quedara en evidencia. Estos locales comenzaron a aflorar en las ciudades estadounidenses, protegidos por la complicidad de los ciudadanos enemigos de la prohibición.

En 1925 había 100.000 de ellos en las principales urbes, 10.000 solamente ubicados en Nueva York. El 5 de diciembre de 1933, el por entonces presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt derogó esta ley.

En Argentina. En la actualidad, y un poco para homenajearlos, existen bares que toman esta idea y recrean los locales con el estilo de esa época, algunos con fachadas muy pintorescas que no dejan saber a primera vista que se trata de un bar “speakeasy”. Asimismo, como poseen un ambiente restringido, para poder ingresar algunos son sólo con invitación; otros con contraseñas que se pueden brindar vía redes sociales y que cambian semana a semana y otros en cambio, tienen puertas detrás de lo que parecen paredes. Muchos de ellos se ubican en las zonas de Palermo y Recoleta.

F.D.S./

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *