viernes 6 de agosto de 2021
ACTUALIDAD | 30-11-2020 10:18

Coronavidad: El nuevo trastorno de ansiedad

Este nuevo termino nació para bautizar a las próximas fiestas, que estarán marcadas por un contexto inusual.

Coronavidad, así se define al trastorno de ansiedad que se genera por el festejo de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, en contexto de pandemia del Coronavirus. Este termino fue creado para bautizar la sensación de miedo y angustia que generan las reuniones familiares y entre amigos, en pleno auge del virus. 

Los expertos en psicología indicaron que la alteración está tomando fuerza en Europa, que en la mayoría de los países se encuentra vigente la segunda ola de Covid-19, y dónde los Gobiernos pusieron restricciones para evitar las reuniones masivas el 24 y 31 de diciembre. Allí, el principal temor de los ciudadanos, que podrán juntarse solo con sus seis o diez familiares más cercanos, es contagiar de Coronavirus a alguno de ellos y más tarde, que muera.

Por otra parte, los anfitriones deberán enfrentarse a la difícil decisión de elegir quienes los acompañarán durante la Noche Buena y en vísperas de Año Nuevo. Como sucede en casi todas las familiares, a los conflictos de quién sí y quién no, se le sumará el peligro del contagio. 

En ese marco, los expertos españoles dieron una serie de recomendaciones en la Revista Telva, para dejar de lado la tristeza y ansiedad que provoca la mezcla de Coronavirus y Navidad, y pasar de la mejor manera las fiestas. Asimismo, más allá del pensamiento positivo, los psicólogos afirmaron que se deberá poner principal atención a los adultos mayores y los jóvenes, evitando, por más que cueste mucho, los besos y abrazos entre ellos. 

  • Mantener los rituales de las Navidades anteriores, es decir que, si la familia está acostumbrada a un plato típico en esa fecha, no se debe cambiar. 
  • Tener siempre la mente positiva, a pesar de todos los conflictos que ocurrieron este año, se tienen que aprovechar las fechas para que prevalezca la unión entre la familia y el recuerdo de los buenos momentos. 
  • Buscar las alternativas de expresión de afecto, si hay adultos mayores en la mesa, evitar los abrazos y los besos. A veces, es mejor gritar cuánto los queremos o cantar junto a ellos que poner en riesgo el contagio. 
  • Decorar la casa con adornos navideños como es habitual, no importa si los invitados son pocos, sino que lo importante es mantener vivo el espíritu. 

Por último, se deben utilizar esta fechas para que los más jóvenes reflexionen sobre la importancia del tapabocas y el distanciamiento social, dos premisas que con el tiempo se fueron perdiendo en Argentina y son los principales motivos para evitar la propagación de Coronavirus. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario