Monday 22 de July de 2024
CUERPO & ALMA | 01-05-2012 12:41

Cómo ser buen "trabajador" en la cama

Consejos prácticos para un 1º de mayo.

Cuando tenemos una cita por delante, todo el esfuerzo está puesto en que “la entrevista” vaya bien y quieran contratarnos. Y si quedamos seleccionados, lo importante es lucirnos para que no seamos despedidos por mal desempeño.

Como en todo trabajo, siempre se empieza desde abajo… ¡No, no! ¡Tan abajo no! Sino desde el juego previo.

Seducir es realmente un arte y un desafío . De hecho, de la forma en que seduzcamos a aquella persona que nos interesa depende el éxito o el fracaso de la situación. Para esto, no dudes en sacar a relucir tu lado juguetón, bromista, exagerado y frívolo. Lo importante no es lo que decís, sino cómo lo decís, cuanto menos contengas dentro, mayor provecho le podés sacar a ese rato de charla.

Ser seguro de sí mismo. Las personas más seguras destilan mayor erotismo y sensualidad.

Si lo pensaste, hacelo. No digas: "¿te puedo besar?" ¡Besala! ¡Mejor arrepentirse de haberlo intentado que nunca haberse atrevido!

Creá juegos, proponé, desafiá, aprendé cosas interesantes y enseñáselas.

Hacele ofertas que no pueda rechazar, nunca le des la oportunidad de decir no (para que no se mal acostumbre). Hace las propuestas de a poco, de forma que no se pueda resistir.

Dejá que te busque. En el arte de seducción debe haber un 50 / 50 de buscar y encontrar.

No seas vos quien siempre proponga y jamás insistas (si no va a pensar que ya te tiene y el juego se termina muy rápido). Hacete indispensable. La primera lección de la experiencia debe ser entretener y no satisfacer; así se conserva la dependencia que los demás tienen hacia las personas.

Las mujeres suelen prepararse para un encuentro: se depilan, se perfuman, se prueban todos los atuendos hasta encontrar el indicado…Muchos hombres deberían aprender de ellas e implementar como parte de la preparación del encuentro al preservativo.

Para romper la rutina sexual no des nada por hecho Hay que redescubrir la curiosidad infantil, experimentar, conocerse a uno mismo y al otro.

Hace pausas estratégicas. Para mantener la excitación en un nivel bien alto, tomar pequeñas pausas o cambiar de postura es lo mejor.

Tomá el control de la situación en la cama de vez en cuando, ordená qué hacer.

El sentido del oído es clave para traerlo de vuelta a la acción cuando su cabeza se va de paseo. Estimulá sus pensamientos con frases calientes; decile lo bien que se ve, su agradable olor y cuanto te excita su piel.

Olelo. Cuanto él esta excitado produce más feromonas, y el aroma de esta sustancia te hace desearlo con mayor intensidad.

“El sexo no es algo que te sucede, sino algo que vos haces que suceda”. Por lo tanto, si no te gusta cómo es tu vida sexual, hace algo para que cambie. Informate, aprende qué necesita tu cuerpo y compartilo con tu pareja.

Utilizando la inteligencia erótica y la creatividad en cada acto sexual podemos aprovechar toda la capacidad del cerebro, y convertirnos en “genios del arte de hacer el amor”.

Fuente: Prime

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios