Rouge

Rouge

- Actualidad -

Home office: cómo cuidar tu postura

Hay que evitar estar 8 horas en la misma posición. (Foto: Unsplash)
24 de marzo de 2020

Los músculos tienen que trabajar continuamente contra la gravedad y en armonía unos con los otros.

Por María Gracia Platero *.

Para mantener una postura correcta en tiempos de cuarentena es necesaria la presencia de tono muscular adecuado y de flexibilidad. Los músculos tienen que trabajar continuamente contra la gravedad y en armonía unos con los otros.

Manteniendo una buena postura las actividades diarias se realizan con mayor eficacia. Y estos son los beneficios:

– Evita anormalidades en la columna vertebral.

– Reduce las posibilidades de sufrir lesiones.

– Mantiene los huesos y articulaciones en una alineación correcta.

– Estimula la flexibilidad de los músculos.

– Previene la fatiga muscular.

En tiempos de cuarentena y home office podemos ayudar con algunos tips para mantener una postura correcta:

1. Cambie frecuentemente su posición.

2. Haga caminatas breves alrededor de su casa.

3. Estire sus músculos suavemente de vez en cuando para ayudar a aliviar la tensión muscular.

4. Si utiliza monitor, mantenga la vista a 90 grados. De esa manera mantiene la columna cervical alineada.

5. Relaje sus hombros.

6. Mantenga los codos cerca de su cuerpo.

7. Asegúrese de que su espalda tenga un buen apoyo. Use una almohada u otro soporte si su silla no tiene respaldo para la curva de la parte baja de la columna. Si la región lumbar se encuentra estable, estabilizará la zona superior tanto cervical como dorsal.

8. Verifique que sus rodillas y caderas estén bien apoyados. Hay que evitar que la silla no comprima la región posterior de las rodillas.

9. Apoye sus pies en el piso. No cruce las piernas.

10. Tenga los objetos que utilice en todo momento al alcance de las manos. Por ejemplo mouse, celular, formularios, etc.

En muchas ocasiones, trabajamos durante 8 o más horas en una silla, pero nuestra espalda no se encuentra en la posición correcta y mantener la postura es una misión imposible. Puede que sea porque el respaldo es pequeño o es demasiado alto, la silla elevada y no se llegue a tocar el piso, porque el asiento es demasiado duro o porque la pantalla de la computadora no está a la altura correcta, en ese caso ajustarla para que quede la mirada a los 90 grados y de este modo nos cueste mantener una postura erguida y cómoda.

Cualquier posición que aumenta el estrés sobre las articulaciones puede ser denominada “mala postura”. Las personas que presentan músculos fuertes y flexibles tienen la capacidad de cambiar de posición fácilmente, esto permite que esa tensión no se torne excesiva.

En cambio, si las articulaciones son rígidas o los músculos son débiles, la postura puede ser fácilmente alterada ocasionando alguna patología.

Es por eso que cuando la postura corporal se mantiene en el tiempo genera cambios en la estructura, y la función de este no será del todo eficiente. Aunque logres realizar el objetivo, será con mayor costo energético y con más dificultad.

El contenido vivencial tiene mucho que ver en la postura ya que todo lo que vivimos y sentimos, lo que expresamos, lo hacemos por medio del cuerpo, todo lo que nos ocurre en la vida impacta sobre el estrés, el trabajo, la ansiedad del encierro, la obesidad. el conjunto de ese historial deja una huella. Por eso, es momento de cuidarse en todo sentido, tanto posturalmente como emocionalmente.

Este virus nos modifica la calidad de vida, nos despierta temores e incertidumbres y aunque
estemos encerrados por días en nuestras casas debemos movernos y tratar de no mantener siempre la misma postura por horas.

Es necesario realizar actividad física, bailar, hacer estiramientos, yoga o cualquier recurso que tengamos de movilidad. Haciendo hincapié en fortalecer los músculos alrededor de la espalda, el abdomen y la pelvis, así lograremos mantener el estado físico en perfectas condiciones sin que el home office afecte negativamente sobre la salud y el bienestar.

(*) Kinesióloga (MN: 16681)
plateromariagracia@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *