Rouge

Rouge

- Actualidad -

Alexia de Holanda, la princesa que “canta maravillosamente”, cumplió 13 años

27 de junio de 2018

Buena estudiante, la segunda hija del rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima hace deportes, monta a caballo y toca la guitarra. Le espera un destino muy distinto al de su hermana mayor.

Muchas cosas cambiaron en la vida de la familia real de Holanda desde que nació la princesa Alexia, hace trece años. Sus padres, entonces príncipes, ahora son reyes, mientras su abuela, que era una reina de hierro, ahora vive retirada en el campo.

También la familia atravesó apruptos eventos, como el fallecimiento del príncipe Friso, tío de Alexia, después de un accidente de esquí y más de un año en coma. El suicidio de su otra tía, Inés Zorreguieta, fue el último golpe para la familia y la última vez que estuvo en Buenos Aires esta princesa, mitad holandesa, mitad argentina.

Alexia Juliana Marcela Laurentien, su nombre completo, nació en La Haya el 26 de junio de 2005. El mismo año fue bautizado en noviembre en la iglesia del pueblo en Wassenaar. Aunque tiene una hermana mayor y una hermana menor, Alexia tiene un destino distinto al de ellas.

Para empezar, Catalina-Amalia, la mayor, algún día será reina de Holanda y heredera de una fortuna privada multimillonaria, mientras a las dos menores, Alexia y Ariana, le corresponderá hacer una vida más discreta, quizás profesional, y no tendrán muchas presiones a la hora de elegir su rumbo sentimental. Por otra parte, también tendrán esperar a que los hijos de Catalina-Amalia concentren la atención de los medios y ser injustamente olvidadas.

Desde agosto del año pasado, Alexia va a la escuela secundaria, el “Christian Gymnasium” Sorghvliet en La Haya, donde también estudia su hermana Amalia. Según la reina Máxima, la princesa estaba deseando mucho ingresar a la escuela secundaria. “Ella cerró el ciclo de la escuela primaria con buenas calificaciones y buenos amigos, y ahora está lista para su tiempo en la escuela secundaria”, dijo la reina el año pasado.

En su tiempo libre, Alexia hace hockey, canta, monta a caballo y toca la guitarra. Ella canta junto con su tía abuela, la princesa Christina, que es ciega pero tiene una voz hermosa. “Alexia canta maravillosamente”, dijo Christina. A Alexia también le encanta bailar, y le gusta tanto que ni siquiera una pierna rota pudo detenerla durante los populares “Juegos del Rey” de 2016.

Alexia vive con sus padres y hermanas en la finca De Horsten en Wassenaar, cerca de La Haya. El quinteto tiene muchos rasgos “normales”. El rey Guillermo Alejandro contó al periodista Wilfried de Jong que todas las hijas tienen un teléfono celular, pero que los teléfonos no son de su propiedad: “Esos celulares son nuestros viejos teléfonos móviles, así que los obtienen de nosotros, tenemos control sobre ellos si se van de vacaciones o salen por la noche”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *