Rouge

Rouge

- Gourmet -

Delicias del este en un restaurante polaco

La Barszc Czerwony es una sopa de remolachas muy tradicional en Polonia. Foto: Silvia Bordoni.
26 de mayo de 2012

En el histórico edificio de la Unión de los Polacos de la República Argentina funciona un restaurante que ofrece platos típicos. Galería de fotos.

Por Ana Laura Caruso (*)

En Argentina, la comida del este de Europa suele prestarse a confusiones. Hay quienes piensan que la sopa de remolachas Borscht (un plato típico de Ucrania) es igual a la sopa Barszc (una creación de los polacos). Sin embargo, que haya malentendidos es entendible si tenemos en cuenta que hasta 1919 los polacos que emigraban a nuestro país eran registrados como rusos, alemanes o austríacos, ya que Polonia había desaparecido del mapa.

Hoy Polonia es el tercer país con más descendientes en Argentina, luego de España e Italia. Con semejantes datos, era de esperar que los polacos tuvieran su propio restaurante donde ofrecer comidas típicas. La Casa Polaca funciona desde 1990 en la Unión de los Polacos de la República Argentina. El edificio, que data de 1949, está situado en uno de los polos gastronómicos de Buenos Aires: Palermo Soho.

Antoś Yaskowiak, dueño y jefe de cocina del restaurante, es hijo de polacos que migraron al sur de América después de la guerra. Antoś nació y se crió en Argentina pero luego desarrolló una carrera de chef que lo llevó a radicarse en el exterior. En 1982 le ofrecieron abrir un restaurante en el sótano de la Unión de los Polacos para que reemplazara el viejo comedor que funcionaba desde mitad de siglo.

«Hay mucha cultura alrededor de la comida polaca», dice Antoś. «Como el clima es tan frío, la cocina siempre fue el lugar más cálido de la casa y las mujeres pasaban mucho tiempo ahí». Antoś cuenta que tanto la cocina como la mesa eran lugares de conversación y nadie quería quedarse afuera.

La cocina polaca se vale de ingredientes como la papa, la cebolla, la remolacha y la carne de cerdo. También tiene muchos encurtidos como el chucrut y los pepinos. Algunos de sus sabores más típicos son los fiambres, los quesos ahumados y los arenques marinados. Además, muchos platos que llevan bastante tiempo de preparación como los niños en vueltos o los bigos, un chucrut guisado que lleva seis horas de cocción. Entre los platos sugeridos de La Casa Polaca, se destaca el Pierogi Ruskie (pasta rellena de queso blanco y papa con chicharrones de panceta y cebolla a la crema) y el Kotlet Schabowy (cerdo con pasas y almendras). El precio promedio de la cena es de $100 por persona.

A la hora del postre, Antoś recomienda probar la Szarlotka (una tarta de manzanas tibia) o la Sernik (tarta de queso). La bebida típica es el vodka. En el restaurante se ofrece vodka Żubrówka y Wyborowa, ideal para comer con arenques si se reserva el último tercio de la copa para limpiar la boca. Además, se ofrece cerveza, vino y variedades de té. “Tuvimos que aggiornar algunas cosas», cuenta Antoś. «En Polonia se sirven postres muy pesados porque hace frío y acá la gente siempre te pide acompañar lo dulce con una bocha de helado”.

Según Antoś, Polonia es un país muy nuevo en el plano gastrónomico. «Después de cincuenta años de comunismo, los polacos están fascinados con todo lo que se presenta como novedoso». Antoś todavía recuerda cuando viajaba con su papá a Polonia a visitar a su abuela durante la era soviética: «Le llevábamos esmaltes de uñas para que pudiera ir a la peluquería e intercambiarlos por un plato de comida».

A pesar de sus épocas de hambruna, Polonia es un país muy rico en minerales y por eso tuvo épocas de opulencia. «Los polacos tenían sal y la canjeaban por especias de distintas partes del mundo», cuenta Antoś. «Cracovia es una ciudad hermosa llena de castillos y casas antiguas que hoy se conservan».

Por último, Antoś declara que «por suerte, la gran comunidad de polacos en Argentina hoy se integró y se mezcló con descendientes de distintas nacionalidades». Y es por esta razón que la gente acude a La Casa Polaca «para reencontrarse con un sabor que perdió».

(*) De la redacción de Perfil.com

No te pierdas la galería de fotos del restaurante y los platos.

La Casa Polaca. Jorge Luis Borges 2076. Abierto de martes a sábado a partir de las 20.30hs. Reservas: 4899-0514.

Más notas de esta serie:

Cocina cubana

Cocina sueca y danesa

Cocina rusa

Cocina de la India

Cocina griega

40 pensamientos en “Delicias del este en un restaurante polaco”

  1. Me sumo a los que aman la comida de europa del este. Obviamente la disfrutaría más en los países de origen, viajecito de por medio. Pero como se están complicando las las cosas, me parece una buena opción encontrar toda la gastronomía que se te ocurra en la City Porteña. Jaja.

  2. Recomiendo el restaurante, además de estar ubicado en un bellísimo lugar, la comida es muy buena.

  3. Si yo coincido con los comentarios , sobre la importancia de la comida en cualquier cultura, quizás lo que comenzó siendo una necesidad básica para sobrevivir, se fue transformando y transmitiendo de generación en generación , en un ritual, que posibilitaba al hombre socializarse. Muy linda la nota!!

  4. Yo comparto el pensamiento de Felipe, pero además creo que la cocina nos acerca mucho a las costumbres y los porqué de determinados rituales, que en general se trasmiten tanto en literatura por medio de libros, como en la cocina intercambiando y conociendo las recetas de la «abuela»

  5. Rescato la difusi’on de las diferentes comidas porque creo que son parte de las diferentes culturas que habitan en nuestro paìs. Creo que èsto le hace muy bien a la sociedad.

  6. Muy buenas las notas sobre gastronomìa, como todo lo que escriben chicos. Me alegran el dìa!!

  7. Yo conozco varios restós de comida polaca, es similar a la comida rusa , muy sabrosa e ideal para ésta época. Nunca fui a la casa polaca, pero sí la he oído nombrar, y como empezó el frío uno de éstos días pruebo y luego comento. Besos

  8. Que lindo lo que cuenta Antós, sobre el porqué del encuentro en la cocina, pero más allá de su relato, relacionado con el clima, creo que la cocina genera un lugar íntimo de encuentro elegido por la mayoría de las mujeres. Cuando vienen mis amigas a casa el café lo tomamos en la cocina, y ésto le ocurre a la mayoría de la gente. Quizán en parte, ésta costumbre provenga de lo que relata el dueño de la Casa Polaca.

  9. Es tal cuál lo dice la nota, un edificio emblemático como pocos, el restaurante está muy bien ambientado, y la comida muy buena Lo recomiendo!!

  10. Lo que ocurrio en Polonia, que mencionaban en la nota, fuè despuès de la segunda guerra mundial, de la invasiòn Alemana con Hitler a la cabeza. Realmente un pueblo muy sufrido que resurgiò de las cenizas. Un verdadero ejemplo de sociedad y esperanza.

  11. Me gusta la comida de Europa del Este, sobre todo la cocina casera de la hermana Bernarda, he practicado muchas de sus recetas, y tienen mucha similitud con la cocina polaca.

  12. Las notas y las sugerencias estàn muy buenas, pero a mi no me convencen tan facilmente, nada mejor que un buen «asadito criollo»….

  13. Me gusta mucho la pàgina gastronòmica. Bueno en realidad la revista està muy buena. Tiene onda… como dirìa mi abuela. !!

  14. SOY DESCENDIENTE DE POLACOS, Y LES PUEDO ASEGURAR QUE EN EL RESTÒ QUE TAN BIEN DESCRIBEN SE COME MUY BIEN. HAN LOGRADO REPRODUCIR LOS PLATOS A LA PERFECCIÒN. BESOS CHICOS

  15. El lugar es hermoso, por lo que se puede apreciar en las fotos. Un buen dato para conocer algo diferente. Tengo además buenas referencias, pero en fin pruebo y después les cuento…..

  16. Que suerte que la colectividad polaca, tenga un espacio para reunierse y comer como en su propia casa.

  17. Que interesante el dato del encabezado de la nota, con respecto a la inmigración de los polacos en Argentina, y a la desaparición del Polonia del mapa. Razón por la cuál es doblemente admirable la fortaleza de un pueblo para volver a resurgir. Un ejemplo!!!!

  18. Yo no concuerdo con Miguel, el restaurante es muy bueno, está catalogado con 4 estrellas por su calidad y atención , en lo que respecta a comida polaca al menos , es de lo mejor que hay .en plaza

  19. YO TAMBIÉN ADMIRO A LOS POLACOS, Y ADEMÁS SON HERMOSOS, CUANDO ESTUVE EN POLONIA, NO SABÍA CON CUAL QUEDARME!!!!!!!!!

  20. El tema fundamental es que a los argentinos nos gusta comer, razón por lo cuál en la city porteña, encontrás la gama más variada de ofertas gastronómicas para degustar. Y me encanta que así sea, clasifico como glotón…

  21. Admiro a los polacos, por ser un pueblo muy sufrido que a pasado muchas necesidades. Celebro que la cocina polaca, se propague entre nosotros. Deberìa haber, màs restaurantes con èste tipo de comidas. Besos..

  22. Las comidas de Europa del Este tienen mucha similitud entre sì, a mi entender, es la verdadera cocina europea, con sabores predominantes y elaboradas con muchas calóricas, Ideales para las bajas temperatura predominantes en la zona.. Eso sì, no intentes con èstos manjares, hacer dieta. hay que compensar corriendo mucho.. jaja

  23. PIENSO QUE LAS COLECTIVIDADES DE OTROS PAÌSES, TIENEN QUE SENTIRSE MUY CONTENTOS DE HABITAR ÈSTE SUELO, YA QUE LA MAYORÌA DE LOS ARGENTINOS , SOMOS AMIGABLES, Y NO SOLEMOS DISCRIMINAMOS.

  24. Coincido con Manu, la gastronomìa y sus diferentes posibilidades, son una forma de conocer costumbres y tradiciones de otros paìses.. y asimilarlos a la nuestra..

  25. Un lugar bellìsimo, y muy confortable. Lo recomiendo!!!! Tambièn recomiendo la torta de manzana tibia a la szarlotka… «una delicia» Bon apetit gente…

  26. LOS FELICITO POR LAS FOTOS Y POR LA NOTA, Y CREO QUE ÈSTO DE MOSTRAR LAS DIFERENTES COMIDAS DE OTROS PAÌSES, ES UNA FORMA DE INCLUSIÒN. ALGO QUE NUESTRA SOCIEDAD ESTA NECESITANDO!!!

  27. A MI ME OCURRIÒ LO CONTRARIO, LA COMIDA ME PARECIÒ MUY BUENA Y POR LOS PRECIOS, HOY TE MATAN EN CUALQUIER RESTAURANTE, ULTIMAMENTE EL AUMENTO DE PRECIOS ES CALAMITOS.

  28. Y un poco caro es ,creeria que podria ser un poco menos honerosos los precios,o al menos en algunas cosas para que pueda ser mas accesibles.Y las porciones un poco mas generosas.

  29. fui con mi hija , mi yerno mi esposa y consuegros que son descendientes de polacos , es el dia de hoy que me arrepiento , jamas comi tan mal los platos remesquinos ahora eso si a la hora de pagar que cuentita , sin postre y pidiendo los platos mas baratos , bueno resumiendo no comimos picamos seria la palabra, ni loco vuelvo

  30. En realidad esta sopa es de origen ruso y se llama borsh.Se puede tomar tanto fría como caliente.Poné en cualquier buscador BORSH y vas a encontrar la receta que es muy simple.

  31. Leí toda la nota y busqué la receta de la sopa de remolachas, pero no la encontré, Por favor podrían ayudarme? Gracias y saludos corteses. Elena

Los comentarios están cerrados.