lunes 17 de mayo de 2021
ACTUALIDAD | 04-07-2013 11:53

Cómo hacer rendir el aguinaldo

Las continuas ofertas, promociones de “sólo por hoy” y las inminentes vacaciones de invierno, resultan ser una fuerte tentación para gastar de más. Situación muy difícil de controlar y vencer si no se está correctamente preparado.

Por Carlos Alises y Rubén Kossacoff (*)

Hay que tener en cuenta -y tratar de recordar siempre- que una vez pasada la efervescencia de las compras, si uno no tuvo cuidado y conciencia de los gastos realizados, no es de extrañar que el próximo mes venga acompañado de una realidad con deudas y bolsillos flacos, ahorro muy pobre y muchas otras cuentas por pagar.

Por lo tanto, es importante prever y planear los gastos, así como también regularizar el pago de las deudas contraídas previamente.

Fin de año: el efecto balance
Leé también
Perfilando deseos

¿Cuál es el verdadero sentido del aguinaldo?

padre
Leé también
Los papás de hoy

Desde 1970, el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo, establece que: "los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual”, medio abonado en el mes de junio y el complemento abonado en el mes de diciembre. El objetivo de esta gratificación consistía y consiste en ayudar a los trabajadores a solventar sus gastos y compromisos, por lo que no es recomendable ponerlo a merced de cualquier tipo de gastos.

La mayoría de las personas planifica qué uso dará a su aguinaldo antes de recibirlo, pero muchos consideran que esa suma no será suficiente para cubrir todos sus compromisos. Por ello es necesario llevar control de los gastos, ya que seguramente el aguinaldo no será suficiente para cubrir todo lo que se estima: las compras, las salidas, las ofertas del supermercado. Por lo tanto, es necesario saber invertirlo, o sea, enfocarse en aprovechar esta inyección de dinero extra en saldar las deudas, ya que de esa manera apuntamos a estabilizar la economía personal.

¿Cómo controlar los gastos?

Más que evitar gastar el dinero del aguinaldo, lo importante es aprender a controlar las compras impulsivas y a utilizar el dinero con inteligencia. Para organizarse correctamente se debe tener en cuenta previamente la necesidad de realizar un plan de gastos y apegarnos a el, evitando las compras compulsivas, dándole prioridad a lo importante y evitando caer en mora.

Gastar compulsivamente, y luego no tener el dinero suficiente para abonar todo aquello que se compró es un mal hábito que se corrige sólo si se cambia la manera de administrar el dinero. Si nos dedicamos a disfrutar sin meditar, por haber gastado de más, los buenos deseos se quedarán únicamente en eso.

Siguiendo estás sencillas recomendaciones, que sin duda exigen fuerza de voluntad, seguramente se le podrá dar un buen uso a este medio aguinaldo que llega como un regalo del cielo.

(*) socios de Federal Red SRL- http://www.federalred.net/

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario