martes 22 de junio de 2021
ACTUALIDAD | 09-10-2014 08:02

Más clausuras en talleres clandestinos

Empleaban a más de 70 personas que trabajaban y vivían en condiciones de hacinamiento.

Debido a los empleados contratados en negro, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) allanó y clausuró un taller textil que estaba a cargo de un monotributista. En otro procedimiento, se relevaron dos establecimientos también a cargo de un monotributista, donde se constató un 97% de trabajadores no declarados.

Fin de año: el efecto balance
Leé también
Perfilando deseos

El primer taller contaba con 40 trabajadores, la mayoría de origen boliviano. El establecimiento estaba a cargo de Lee Suk Kwan, quien no se encontraba inscripto como empleador, de ahí que todo su personal no estuviera debidamente registrado. En el lugar, había prendas de vestir en producción de las marcas Stampato.

Además se interdictaron 171 rollos de tela valuados en 350.000 pesos, ya que el encargado del taller no contaba con la documentación que acreditara la adquisición de la mercadería. Este procedimiento puede derivar en el decomiso de las telas para luego ser entregada al Ministerio de Desarrollo Social, o en su caso, el producido de su venta.

Durante los últimos tres años, la AFIP realizó 612 inspecciones con el fin de relevar el personal de talleres textiles ubicados en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

De los 2.800 trabajadores relevados, el 90% presentaba algún tipo de irregularidad en su registración, destacándose que el 35% de ellos, nunca habían sido declarados por ningún empleador, ya que no contaban con la constancia de CUIL (Código Único de Identificación Laboral). A partir de estas fiscalizaciones, AFIP determinó deuda previsional que supera los 28 millones de pesos en concepto de aportes, contribuciones y multas.

El otro operativo se llevó a cabo en dos talleres ubicados en la localidad de Villa Maipú, Partido de San Martín, Provincia de Buenos Aires. Ambos establecimientos estaban a cargo de Carlos Morales Robles, Monotributista categoría “G”, con ingresos brutos de hasta $ 240.000-.

Allí los funcionarios de la AFIP relevaron a 35 trabajadores que trabajaban y vivían en el lugar en condiciones de hacinamiento. En el taller había 44 máquinas en uso (máquinas de coser overlock, recta, ojaladoras cintureras, tachadoras) lo que supone que el número de trabajadores que habitualmente cumplen sus tareas allí sea aún mayor.

Las marcas de las prendas encontradas son “Kiyaz”, “4You”, “Gabucci” y “Mite” y también se visualizaron facturas emitidas a nombre de ALL DENIM SA.

Galería de imágenes

Comentarios