Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

El uso de la tecnología y la vista de los niños

25 de septiembre de 2017

El uso de la tecnología en los niños puede afectar no sólo la salud visual, sino también la salud psíquica y su forma de relacionarse con el medio que los rodea.

Por la Dra. Pilar Nano (*)

Cuando los niños están expuestos o en contacto con la computadora, tablets y smartphones por periodos demasiado extensos (más de tres horas) se hacen presentes síntomas como visión borrosa, fatiga e irritación ocular, dolor de cuello, sensibilidad a la luz, sequedad, visión doble, mareos y cefaleas. Esto puede traer consecuencias sobre el desarrollo psíquico y de conducta, postural, alteración de hábitos y ritmos circadianos (que constituyen el reloj biológico humano, regulando sus funciones fisiológicas) y sobre su visión.

La afectación ocular más grave relacionada al sobre uso de la tecnología en niños es el aumento de la incidencia de miopía. Como los niños menores de 11 años se encuentran aún en etapa de desarrollo de su sistema visual, la falta de estimulación en la visión lejana, y la sobre estimulación de la visión de cerca con este tipo de dispositivos genera un efecto de ” miopización” que vuelve al niño miope desde temprana edad. Hecho que podría evitarse estimulando las actividades de lejos, al aire libre para que los chicos aprendan a hacer foco a la distancia y no siempre a 30 o 60 cm.
La distancia aconsejada para una televisión es de mínimo 2 metros. En cuanto a computadoras, celulares, tablets y otros dispositivos móviles, lo ideal es mantener una distancia de al menos 60 centímetros; y colocando la parte superior de la pantalla al mismo nivel que nuestros ojos. Siempre limitando el uso a no más de dos horas diarias en menores de 11 años.

Otro síntoma de especial relevancia en los niños es la alergia ocular y el síndrome de ojo seco generado por parpadear menos.
Esta comprobado que cuando miramos una pantalla pestañeamos un 30% menos, lo que provoca que el ojo se irrite mayor facilidad. Por ende, se aconseja evitar que los niños se refrieguen los ojos, y si sienten picazón u ojo seco colocar un colirio apto para cada edad, de origen natural evitando el uso de descongestivos de adulto que contengan corticoide.

Con respecto a la iluminación, Se recomienda ubicar las lámparas de colores cálidos estratégicamente para que iluminen los objetos en los cuáles enfocan la vista y no de frente a los ojos.

Siempre es importante llevarlos a un control anual para de esta forma poder detectar de manera temprana patologías que pueden estar siendo generadas por el sobre uso de la tecnología.

(*)  médica oftalmóloga, especialista en cirugía de segmento anterior. Coordinadora de Investigación del Instituto de Ojos NANO. M.N. 122.454

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *