Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

Enfermedad: ¿una ilusión óptica?

17 de junio de 2013

La relación que hay entre la espiritualidad y la recuperación de la salud.

Por Elizabeth Santángelo (*)

Como parte de los pasatiempos que encontrábamos en los parques de diversión, estaban los espejos cóncavos y convexos. De acuerdo al espejo que teníamos delante, era la imagen que reflejaba.

Imágenes minimizadas, desvanecidas y lejanas, al que se ponía delante del espejo cóncavo, o bien imponiéndonos una imagen gigantesca, deformada e imposible de creer que pudiéramos tener esa apariencia real (porque la veíamos con nuestros ojos), cuando estábamos delante del espejo convexo. En realidad, era todo una ilusión óptica, no había por qué angustiarse.

Del mismo modo, lo que aparentemente apreciamos y entendemos como un estado de mala salud, es lo que nos muestran los sentidos físicos, distorsionados, tan materiales y ficticios como aquellos espejos.

Esos cuadros materiales pueden presentarse como alergias, efectos con los cambios de estación, resfríos, estados gripales o contagios. Entonces, ¿cómo verlos como una ilusión si los estamos sintiendo física y hasta mentalmente?

La medicina moderna a través de sus constantes investigaciones, atribuye que el pensamiento y la creencia de la persona tienen relación con el estado de su salud.

Asimismo, actualmente un tercio de los adultos, en una encuesta, dijeron que complementan la salud convencional con la oración, esperando que a través de la espiritualidad y el cambio mental que genera el paciente, sea una ayuda eficaz para su restablecimiento.

En algunos estudios ya se hizo hincapié en cuanto a la relación que hay entre la espiritualidad y la recuperación de la salud. Los investigadores de la facultad de medicina de Harvard revelan de qué modo los estadounidenses utilizan la oración al momento de lidiar con problemas de salud. Se llevó a cabo una encuesta entre más de 2.000 personas sobre la función de la oración en el cuidado de la salud.

Alrededor del 35 por ciento afirmó que utiliza la oración en relación con la salud. De este grupo, el 75 por ciento ora por la buena salud y el 22 por ciento ora por la ayuda con enfermedades específicas. De las personas que conforman el último subgrupo, el 69 por ciento afirmó que la oración es de gran ayuda. El grupo de mujeres mayores de 33 años y con mayor nivel educativo fue más proclive a emplear la oración, como así también quienes padecían depresión, dolor de cabeza crónico, dolor de espalda y/o cuello, problemas digestivos o alergias.

No obstante, menos participantes mencionaron que empleaban la oración con sus médicos. Quizás sería más interesante que los médicos consultaran a sus pacientes acerca de sus prácticas espirituales para entender mejor sus respuestas a la enfermedad.

Conversando con una amiga, me comentó que este año su hijo de dos años concurre al jardín y que tiene resistencia. Se muestra enojado y no quiere ir, a lo que ella percibe que el niño paralelamente a esta situación, muy frecuentemente manifiesta resfriados, fiebre y alergias.

El pediatra preguntó cómo estaban anímicamente en el hogar, porque el niño podría estar percibiendo preocupación y por eso está más predispuesto a enfermarse.

Es evidente que el campo médico está considerando que el pensamiento y toda situación discordante o afectiva puede ser la causa principal de la manifestación de una enfermedad.

Es alentador saber que podemos colocarnos ante un espejo genuino, delineando la imagen “correcta”, al tamaño natural, como seres espirituales y armoniosos, no la imagen distorsionada como la que nos mostraban aquellos espejos cóncavos o convexos, y que representan a los sentidos físicos (lo que vemos, oímos o palpamos), como seres materiales y enfermos.

Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, cuya autora es Mary Baker Eddy, explica: “…toda desarmonía de la mente o del cuerpo mortales es una ilusión y no posee ni realidad ni identidad aunque parezca que es real y que tiene identidad”.

Es la conexión con Dios cuando oramos, lo que permite ajustar la imagen correcta, y ver la identidad real de cada uno, libre y saludable.

Esta alternativa nos conecta con nuestro origen verdadero, cuyo arquitecto es Dios, la fuente de todo bien, una fuente permanente de salud y bienestar.

* Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en Argentina.
Contacto: Argentina@compub.org
www.lasaludHOY.wordpress.com

 

2 pensamientos en “Enfermedad: ¿una ilusión óptica?”

  1. El artìculo es excelente.
    En comprobado en mi experiencia que la oraciòn nos conecta con Dios y nos permite percibir nuestra verdadera identidad espiritual, saludable y libre de desarmonìas.
    Gracias.

  2. Gansada total. Lo que obra mejoría o resistencia a la enfermedad es la convicción de que la oración les es beneficiosa, y no la oración en sí misma.

Los comentarios están cerrados.