Rouge

Rouge

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

¿Trabajar en pareja es buena idea?

Actores y directores: Ana Katz y Daniel Hendler.
13 de diciembre de 2011

Ana Katz y Daniel Hendler, Mónica Cahen D’Anvers y César Mascetti, Valeria Mazza, Patricia Sosa y Oscar Mediavilla. Cuando tu marido es tu socio. Pros y contras.

«Pero el amor, esa palabra…”, escribía Cortázar en Rayuela. La llegada del amor nos hace abstraernos del mundo y, entre llamadas que duran horas y visitas sorpresa de madrugada, la vida se transforma. Pero lo cierto es que después del flechazo inicial, cuando la cosa se asienta, vuelve la pesadez de la rutina.

Para muchos, la clave está en que cada uno mantenga cierta independencia y una vida social aparte. Ahora, ¿qué sucede cuando los cónyuges comparten profesión y espacio de trabajo? ¿Hay posibilidad de ser socios y esposos sin perder el espacio personal? Después de consultar a varias parejas en esta situación, te contamos cuáles son los tips para sobrevivir yendo con tu media naranja de casa al trabajo y del trabajo a casa.

Luciana Lovatto y Fernando Walker son traductores, salen desde hace 7 años y conviven hace 5. Desde entonces, trabajan juntos desde su casa. “La ventaja es que podemos compartir más tiempo”, reconoce Luciana. “Pero lo malo es que a veces no tenemos muchos temas nuevos de conversación y, como nuestro trabajo es bastante solitario, uno se vuelve más ermitaño”.

Andrés Enjunto también es traductor y vive una situación similar con su esposa: “Se hace difícil extrañarse y desconectarse del trajín diario”, comenta. El caso de Marisol Díaz no varía demasiado. Es arquitecta y trabaja en el mismo estudio que su marido: “Nos conocimos en la facultad hace seis años. La gente pensaba que nos íbamos a aburrir pero no fue así”.

Para Marisol, lo bueno de trabajar con tu pareja, además de tener más cosas para compartir, es “entender al otro con su humor o su cansancio al saber realmente el día que tuvo”.

Las desventajas surgen del desgaste. Por eso, Marisol recomienda innovar y hacer cosas distintas, además tener un espacio individual e intercalar hobbies en donde cada uno se sienta bien. “Hubo momento de crisis en los cuales nos preguntamos si esto era amor o sólo una pareja de socios con un gran afecto por el otro pero al final nos dimos cuenta de que seguíamos enamorados”.

La psiconalista Graciela Faiman, especialista en terapia de pareja, advierte sobre otro peligro de compartir ocupación: “Puede pasar que empiecen a rivalizar y uno quiera quedar en un lugar superior al otro. A mí me ha tocado ver una pareja en el consultorio en la cual la mujer era mucho más exitosa a nivel profesional. Y eso a él, por machismo, le provocaba un gran dolor. Esa situación llegó a un nivel tal que devino en un divorcio. Y luego él se casó con una mujer que en lo económico y lo profesional estaba en un lugar de menos poder que la otra”.

Ahora bien, para evitar el divorcio, hay un secreto: mantener los asuntos laborales dentro del horario de trabajo y las cuestiones hogareñas para la intimidad. “Lo importante es no dejar que el espacio de trabajo lo abarque todo y romper con la rutina haciendo planes diferentes”, dice Faiman. Sólo así se puede disfrutar plenamente de tener a tu media naranja al lado las veinticuatro horas del día.

Tips para sobrellevar el trabajo en pareja:

-Encontrar un espacio y tiempo para compartir con amigos en donde puedas abstraerte de tu socio y pareja.

-Buscar un hobbie personal y hacerse el tiempo para realizarlo.

-Trabajar sólo la cantidad de horas necesarias y respetar los tiempos de ocio.

-Organizar planes originales en pareja y “escapadas románticas” los fines de semana.

-Salir con otras parejas y con amigos para no encerrarse en sí mismos.

-No hablar del trabajo durante las salidas en pareja ni de la casa en el trabajo.

-Si trabajan juntos en una empresa, asegurarse de que cada uno tenga sus roles bien definidos.

-No pelearse delante de otros empleados, mantener la profesionalidad y el respeto.

Mirá los casos de famosos en la fotogalería

-Y lo más importante: no hacer del trabajo el centro de la vida.

3 pensamientos en “¿Trabajar en pareja es buena idea?”

  1. Si cuando se cierra la oficina o comercio, despido afectivaqmente a mi socia y recibo con amor, a mi pareja y viceversa. Puede funcionar, pero es altamente complicado. Ademas, si un dia cambia el tiempo. hace frio y llueve a mares, el ir a buscarla con un abrigo al trabajo es, por lo menos, algo «Nada Romantico «.(Chiste malo). Buen Año

  2. Hace 36 años que estamos casados y siempre trabajamos juntos .No diría que es fácil pero es un motivo más de unión cuando la pareja funciona bien-

  3. Me supongo que si la pareja lleva años junta puede caminar ,si son pareja reciente no le veo productividad y perderán mucho tiempo en incomodidades y dolores musculares

Los comentarios están cerrados.