Rouge

Rouge

- Mi piel -

Los peligros del slime, la masa elástica de moda entre los chicos

9 de abril de 2019

El producto furor de las redes sociales se prepara con ingredientes caseros y puede provocar severos problemas en la piel.

Por Florencia de Sousa

El ‘slime’ se convirtió en los últimos años en uno de los juguetes preferidos de niños y grandes en todo el mundo. Se trata de una masa elástica que se vende en distintas versiones pero también puede fabricarse en forma casera con facilidad, uno de los factores que contribuye a su popularidad. El objeto se caracteriza por su textura fácil de manipular, ganó adeptos gracias a su difusión en redes sociales como YouTube e Instagram. Sin embargo, hay un costado que no muestran los influencers: este producto puede traer más dolores de cabeza que diversión y resultar perjudicial para la salud.

“El slime es una masa muy viscosa y colorida y que a partir de videos en YoTube les explican a los chicos cómo hacerlas, y ellos las hacen de manera casera que es parte del juego: prepararlo y jugar con las manos, pasárselo por la cara o diferentes partes del cuerpo”, explica la dermatóloga Andrea Santos Muñoz (MN°222.773).

En ese marco, la profesional describió: “Esta producto se puso de moda hace algunos años, creo que empezó en Estados Unidos. En mi consultorio empecé a ver mucha dermatitis en manos y caras de los pacientes, no sólo nenes chiquitos sino también adolescentes, y cuando interrogaba, me daba cuenta que todos tenían  un factor común: jugaban con el slime”.

Asimismo,  alertó: “El problema es que los ingredientes que utilizan en la preparación casera del slime contienen crema de afeitar; detergente y ácido bórico. Todas esas cosas son sumamente irritantes.  Es por eso que la manipulación frecuente de esta masa, porque los chicos lo tienen en la mochila y mientras escuchan la clase o están frente a una computadora, van a los cumpleaños o mismo cuando vienen al consultorio, están con ésta masa en las manos, les provoca irritación”.

“Comencé a ver dermatitis pero no sólo de las manos, las cuales se veían muy lastimadas, sino de lugares donde se ponen el slime como por ejemplo, la cara”, completó la especialista en diálogo telefónico con Rouge.

Suma atención. “En general estas irritaciones se dan con este slime casero, no con el que se compra, porque parece que la moda y parte del juego es que los chicos lo preparen con sus padres. Yo les explicaba a las mamás con las que hablé que es absurdo darle al chico algo que contiene un ingrediente irritante, para llevarse a la cara. En la mayoría de los casos que atendí, lo preparan ellos al slime y le agregan tempera, colorante y hasta el detergente para lavar la ropa.  Todas estas sustancias, cuando uno las toca permanentemente,  generan una reacción que sensibiliza la piel. De este modo, en un futuro, la piel y las células inmunológicas, al tener memoria de eso que les irritó, el día de mañana ante cualquier cosa que tenga un componente parecido van a irritarse y a hacer un eczema o una dermatitis”, detalló Santos Muñoz.

“El problema es el factor irritante que está contenido en el slime, por eso mi recomendación es evitarlo. Además, apenas el chico presente una lesión en los lugares donde han tenido contacto con el mismo, hay que hacer una consulta al dermatóloga porque se debe iniciar un tratamiento. El mismo puede ir desde la aplicación de cremas hidrantes para restaurar lo que se llama ‘barrera cutánea’ que es la última capa de la piel (lo que se lastima), hasta la aplicación de corticoides locales. El especialista tiene que dar la crema adecuada para cada localización de la herida y edad del paciente”, concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *