Rouge

Rouge

- Emprendedores -

Daniela Donadio: de deportista a emprendedora

Daniela Donadio fue siete veces campeona Argentina de ciclismo.
19 de octubre de 2016

Por Bàrbara Defoix.

Daniela Donadio lleva el emprendedorismo en la sangre. A los 25 años, tras retirarse de su carrera como ciclista profesional durante la cual fue 7 veces campeona argentina, campeona sudamericana, subcampeona panamericana de ciclismo y representó al país en tres mundiales, supo combinar su experiencia deportiva con sus estudios en Relaciones Públicas para arrancar con varios proyectos, con especial foco en organización de eventos.

En el año 2006, fundó danieladonadio.com, grupo de entrenamiento en Mountain Bike. Más adelante, abrió la escuela que hoy se conoce como DONADIO Escuela de Ciclismo, que actualmente está en manos de su hermano Sebastián. También fue una de las asesores del gobierno de la ciudad de Buenos Aires en el inicio de su plan de desarrollo de ciclovías del sistema de bicing local, además de participar en el diseño de los prototipos, uno de los cuales fue elegido.

En el año 2013, realizó por primera vez ExpoBici en el predio de Costa Salguero, la exposición de bicicletas más grande de la Argentina que reúne a las principales empresas del sector y al público visitante de todo el país, Uruguay, Chile y Brasil, cuya edición de este año se realizará en La Rural los próximos 10, 11 y 12 de noviembre. Además, es la importadora exclusiva local de la mundialmente reconocida marca de bicicletas TREK y de accesorios Bontrager.

Competiste de los 15 a los 25 años, ¿por qué te retiraste tan joven?

Dejé el ciclismo a los 25 y no pedaleé más por 3 o 4 años, no quería saber nada con la bici, fueron 10 años muy intensos. A la vez estudiaba… y llegó un momento que la presión es muy fuerte y hay que tener mucha cabeza. Luego me volví a amigar con la bicicleta, tuve un par de laburos en relación de dependencia que, con la libertad que yo tenía, no sirvió. Me sentía en el colegio y ahí arranqué con mis proyectos, las clases, el club de entrenamiento. Si bien el laburo era relindo no podía eso de tener que cumplir horarios fijos. Es mi forma de ser.

¿Cómo se te ocurrió el proyecto Expo Bici?

Como yo organizaba eventos deportivos de bici, la mayoría eran bicicleteadas familiares de 10 kilómetros, veía un público nuevo que necesitaba conocer más. Les decías una marca de bici y se creían que era de lavarropas. En el 2013, empecé a reunir a todas las marcas, los primeros me corrieron porque el Gobierno había cerrado la importación, era muy difícil importar bicis, y las nacionales requerían de partes importadas. Era un año complicado pero algunos entendieron que había que mostrar lo que había. Por ello quería hacer un festival de la bici, para que la gente conociera las marcas, pero más allá de eso, que conocieran todo el mundo de la bici, accesorios, ropa, alimentación.

¿Te esperabas el gran éxito que tuvo?

Yo creía en el proyecto, para mí que las marcas entendieron que se necesitaba hacer algo diferente. Era durante el fin de semana la expo en ese año (2013) y el sábado a las 10 de la mañana había ya dos cuadras de cola esperando entrar, cuando vi eso me emocioné, esperaba más gente de cara a la tarde.

¿Cómo lograste ser la importadora exclusiva local de la mundialmente reconocida marca de bicicletas Trek y Bontrager?

En 2014 dije me encantaría traer una marca de bicis y si lo hago me gustaría traer la mejor. Ahi empecé a ver contactos. Ya habia llegado gente a Trek recomendándome y cuando contacté con la persona correcta en la empresa arrancó el proyecto. Me fui a Estados Unidos sin saber si había sido seleccionada. Fue casi un año de negociaciones. No fue un camino fácil, yo traía una marca en realidad cuando no se podía importar. Mucha gente me decía que era una locura, de los comentarios que me hacían la mayoría eran negativos. Pero me decía que peor de lo que estábamos no íbamos a estar y que de alguna forma iba a poder importarla, más grande o chico sería el negocio pero que de alguna forma lo podía hacer. Me tenía confianza de que de alguna forma le podría encontrar la vuelta. No le veía lo negativo, trataba de ver lo positivo, no escuchaba a nadie porque sino hubiera quedado en la nada misma.

¿Qué consejos le darías a otras emprendedoras para conseguir el éxito?

Yo lo que siempre me digo a mi misma es que prefiero equivocarme a no haberlo intentado. No quedarse con la duda. Puede salir bien y puede salir mal, lo más importante es que uno crea en uno mismo y hay pensar que a mucha gente no le gusta que a uno la vaya bien, hay que tratar de no escucharlos y confiar en lo que vos hacés.

¿La maternidad cambió en algo tus proyectos?

Cuando tuve a mis dos hijos traspasé la Escuela de Ciclismo a mi hermano Sebastián, porque las horas en las que entrenás a la gente son horarios que para los niños son complicados, primera hora de la mañana o al salir del trabajo. Pero mi maternidad no me limitó para nada, de hecho di clases hasta los seis meses de embarazo y a veces he ido a reuniones con mis hijos, les pongo el Ipad y listo, soy una madre moderna. Nunca dejé de hacer cosas por ser madre. La gente lo acepta y te admira porque puedas laburar y tener hijos, yo lo siento por ese lado.

De la redacción de Perfil.com | Twitter: @BarbaraDefoix