Rouge

Rouge

Estilo Mariana

MODA - DESFILES - CULTURA - ARTE

- Estilo Mariana -

Aprender a comer es el camino para sentirse bien ¿cómo?

6 de diciembre de 2016

A partir de un problema de salud, Gabriela Consentido descubrió que se puede vivir mejor. Que la buena alimentación tiene la llave para curarte. Escribió un libro que llamó Health Coach. Elegí Bien-estar” en el que nos cuenta cómo el objetivo que comenzó como una necesidad, se transformó en un estilo de vida sano, natural y sin privaciones. “El tema es hacer el cambio”, asegura

Mariana Arias : Parece fácil, pero ¿Cómo hacer para cambiar el estilo de vida, tener la perseverancia para comer sano?

Gabriela Cosentino: Lo importante es la convicción de que necesitamos hacer un cambio. Como cuando le decís a un fumador que tiene que dejar de fumar. La única manera de lograrlo es cuando la decisión nace de uno.  Consejo: ponerte metas claras y alcanzables.

MA: ¿Qué es Health Coach?

GC: Un Health Coach es un asesor en salud y nutrición, un mentor que trabaja con  personas para ayudarlos a sentirse en su mejor estado a través de cambios en su alimentación y su estilo de vida.

Gabriela se convirtió en asesora después de un largo camino. Todo empezó con un pedido de ayuda después de varios años de búsqueda para calmar un malestar que llevaba tiempo sufriendo. La respuesta estaba en tener una alimentación consciente, saber lo que te hace mal y lo que es bueno para tu cuerpo en particular. “La alimentación consciente se basa en una alimentación natural, limpia, comiendo comida sin procesar. Lo mejor es elegir alimentos naturales, sin químicos, los que se elaboran en casa con productos frescos.” Asegura “Por ejemplo, los síntomas y malestares de los problemas digestivos como los que yo padezco (celiaquía, intolerancia a los lácteos, gastritis, hernia hiatal, colon irritable y colitis microscópica linfocitaria) se mejoran notablemente con una dieta saludable.

MA : ¿Cómo empezó tu cambio?

GC:“Lo primero que tuve que investigar fue sobre alimentos que contienen glúten y aprendi que éste esta presente en muchísimos alimentos que ni nos imaginamos, por ejemplo: fiambres, salsa de soja, caldos industriales, saquitos de te, aderezos, helados, golosinas. Así que se hizo difícil entender. Los importante es investigar qué tienen para eso hay que leer los ingredientes de los productos antes de comprarlos. Una regla simple para sugerirles es que eviten comer los productos con listas de ingredientes interminables y con productos que no sabemos qué son o que ni siquiera podemos pronunciar.

MA: Hoy es muy común y está de moda dejar de comer harinas sin gluten aunque no seas celíaco, ¿Por qué hay que comer sin gluten?

GC: El gluten de por sí no es dañino para aquellas personas que no son celíacas. Lo que nos hace mal es el proceso de refinamiento del gluten actualmente.  La mano del hombre fue la que hizo que el pan, las tortas, las facturas y los productos que contienen harina y gluten sean diferentes a aquellos que consumían nuestros abuelos. La tendencia a nivel mundial es adoptar una dieta sin gluten porque es más saludable. pero ojo, que los productos sin gluten no son necesariamente más sanos.

MA: ¿Es importante comer comida natural, sin químicos? ¿Cuáles son esos alimentos? ¿Cómo identificar a los que hay que dejar de lado?

GC: Los alimentos naturales, sin químicos, son los que se elaboran en casa con productos frescos, que no sean de “paquete” como encontramos en los supermercados.  El ideal es volver a cocinar, se puede cocinar rico y sano en poco tiempo y de manera práctica.

MA: ¿Cuáles son los tips prácticos para comer sano? ¿Que es la combinación mágica?

GC: Es muy importante que los cambios los realicen de a poco  y que se propongan objetivos alcanzables para sentirse contentos con los resultados, por ejemplo dos o tres por semana: hidratarse bien, reemplazar los 5 productos blancos (ver a continuación), comer más frutas y verduras, realizar ejercicio con periodicidad.

Cambios a largo plazo

Si nuestro deseo es realizar un cambio hacia una vida más saludable, debemos pensar  también en nuestro objetivo a largo plazo.
Por ejemplo,  la meta puede ser bajar de peso para el verano, pero para no volver a caer en el mismo estado anterior una vez logrado ese objetivo, es importante plantearnos cambios más profundos que puedan sostenerse en el tiempo.

La regla 80 – 20

Si ya estamos pensando en el largo plazo, entonces tratemos de comer sano el 80% del tiempo y el 20% restante podemos darnos algunos gustos.  Esto es clave para mantener nuestro cambio en el tiempo: saber que nos podemos permitir ese 20% de gustos para compartir con familia o amigos, o simplemente disfrutarlo solos.

Hidratarse bien

Nuestro cuerpo está compuesto de aproximadamente 75% de agua. Y el agua es un fluido esencial que debe ser repuesto. Podemos estar largo tiempo sin comida, pero solamente podemos vivir dos o tres días sin agua, así de fundamental es para nuestras vidas. Nunca es demasiado el énfasis en este punto. Mucha gente no toma suficiente líquido durante el día y no lo sabe.

Comer más vegetales, frutas, semillas, granos y legumbres

El plato de comida deber ser colorido: Un consejo fácil de seguir en cada comida es acompañar una proteína ya sea de origen vegetal (arroz yamaní, quinoa, mijo, legumbres) o de origen animal (carne, pollo o pescado) con vegetales coloridos.  La fruta debe comerse 1 hora antes de la comida o 2 horas después, para asegurar una buena digestión.

Reemplazar los 5 productos blancos

Azúcar refinada por Azúcar orgánica, leche de vaca por leche de semillas (almendras, nueces, etc), sal por sal marina o del Himalaya, harina por harina integral y arroz blanco por arroz yamaní o integral.

La combinación mágica
Cada plato debe tener: Carbohidratos saludables (granos, legumbres, frutas, verduras. Grasas (aceites de primera presión o extra virgen, palta, frutos secos) y proteínas, de origen animal (carne, pollo o pescado) o de origen vegetal (legumbres, quinoa, arroz Yamaní, o integral y mijo).

MA: En los 90 los productos light nos introdujeron en una especie de solución que ya no sirve, ¿cómo debe ser hoy la búsqueda?

GC: Con el correr de los años la ciencia y la nutrición avanzaron y se descubrió que la solución a nuestros problemas de salud no pasa por lo productos “light” ni “bajos en calorías” sino por comer sano, con productos naturales, sin procesar y sin químicos ni conservantes.

MA: Hablas de dejar de lado las dietas. ¿Porqué? ¿Como hacemos para bajar de peso?

GC: Las dietas ya no sirven, este concepto es antiguo. No importa cuál es tu objetivo, ya sea bajar, subir o mantenerte en tu peso, combatir enfermedades autoinmunes, problemas digestivos, o simplemente mejorar tu calidad de vida, la única respuesta es comer bien, saludable y sin privaciones. Comer lo que queremos mientras sea elaborado con productos de buena calidad y frescos teniendo en cuenta nuestra bioindividualidad y necesidades, es lo mejor que podemos hacer para estar saludables.

La buena alimentación no sólo nos lleva a tener una buena silueta sino que nos ayuda cuidar nuestra salud. Ya lo dijo Hipócrates, considerado el padre de la medicina: “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento.” Según Gabriela, el cambio en la alimentación y estilo de vida es una medicina en sí para nuestro cuerpo.  La alimentación consciente nos ayuda a combatir muchas enfermedades y a prevenirlas. Podemos encontrar más en el libro de Gabriela Consentino, “Health Coach. Elegí Bien-estar”, se convierte en una interesante guía que nos puede llevar a estar flacas y sanas.