Rouge

Rouge

- Actualidad, Bodas -

Ophra, Clooney, Blaquier y los Spencer entre los 600 invitados a la boda real

19 de mayo de 2018

La célebre presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey estuvo entre los primeros invitados en llegar a la iglesia de San Jorge en el castillo de Windsor, para la boda de Harry de Inglaterra con la actriz estadounidense Meghan Markle. Entre los invitados también destacan la tenista Serena Williams, el ex futbolista David Beckham y el actor Tom Hardy.

Winfrey llegó a la iglesia inmediatamente precedida por el actor británico Idriss Elba (“The Wire”) y su pareja, así como George Clooney con su esposa. También pudo verse al nieto de Winston Churchill, Nicholas Soames, diputado conservador y amigo del padre del novio, el príncipe Carlos. Mientras tanto cantante James Blunt, amigo de Harry, encabeza una lista de músicos invitados que incluye a Elton John y la ex Spice Girl Victoria Beckham.

La conductora de TV norteamericana Oprah Winfrey.

Los tres hermanos de Diana de Gales, la madre de Guillermo y Harry fallecida en 1997, también asistieron a la boda con sus hijos, incluyendo a Lady Kitty Spencer, prima del novio y famosa en Gran Bretaña por su belleza. Los Spencer participarán en la boda, ya que la hermana de Diana, Lady Jane Fellowes, hará una de las lecturas en la esplendida iglesia gótica de San Jorge.

En la lista de 600 invitados a la ceremonia, que tiene lugar en la Capilla de San Jorge, a 35 kms. de Londres, también destacan la “socialite” argentina Delfina Blaquier, con su esposo, el polista Ignacio “Nacho” Figueras, amigo del príncipe Harry. En la platea de relaciones terminadas, la prensa británica destacó la presencia de una de las primeras novias del príncipe, Chelsy Davy.

George Clooney y su esposa, Amal.

Los políticos quedaron fuera de la lista de invitados, al tratarse de la boda de un príncipe que no ocupa un lugar importante en la línea de sucesión (sexto puesto), aunque se espera la presencia de algunos amigos personales como el mencionado Soames o el exprimer ministro John Major. De la realeza internacional, tan solo fue invitado el príncipe Seeiso de Lesotho, gran amigo y compañero de una organización benéfica del príncipe Harry.

La etiqueta es rigurosa. Entre los hombres invitados predomina el chaqué oscuro, combinado con chaleco brillante y corbata, ellas con tocadas con vestidos de todos los colores, y espectaculares sombreros. La Casa Real pidió a las mujeres que llevaran sombrero y a ellos que no llevasen medallas, después de la vulneración de etiqueta que cometió el exfutbolista David Beckham en la boda del príncipe Guillermo, en 2011, cuando se colgó su condecoración en la solapa equivocada.

Los primos Spencer del príncipe Harry.

Para tristeza de la novia, no está su padre Thomas Markle, quien sufrió problemas cardíacos en Angelito, la localidad mexicana donde vive, y tuvo que ser operado. Quienes no fueron invitados, y por ello desataron un vendaval de críticas mediáticas, son los hermanastros de Meghan, Thomas y Samantha, y sus respectivos hijos, quienes no tienen trato con su tía desde hace muchos años.

A pesar de la reticencia de parte de la familia real, también asiste a la boda Sarah Feguson, la exeposa del príncipe Andrés y madre de las princesas Beatriz y Eugenia.

El actor inglés Idris Elba y su esposa Sabrina Dhowre.
La fotógrafa y modelo argentina Delfina Blaquier.