Tuesday 16 de July de 2024
MODA | 07-06-2023 12:17

Rocío Ortiz de Latierro, diseñadora de Furzai: "El diseño siempre estuvo ahí"

Una colección que pivotea entre lo clásico y moderno con una paleta de colores que no se quedan en lo clásico de otoño invierno. Conversamos con su creadora.

¿Cómo empezó tu historia con el diseño?

Mi historia con el diseño empezó de muy chica. No me acuerdo bien exactamente en qué momento, siento que es algo que siempre estuvo ahí. Obviamente, a más temprana edad, desde el juego, inventaba disfraces, agarraba elementos que veía en mi casa de descarte para crear trajes. En la adolescencia tuve mi primera máquina de coser, entonces empecé a hacer mi ropa. Terminando el secundario, tuve la oportunidad de hacer una pasantía en la marca Chocolate que también fue una manera de ir acercándome de una manera un poco más formal a la industria. Hice la carrera de diseño en la UBA y, a su vez, a los 20 años empecé a trabajar en la marca Aires donde estuve 8 años dentro de la marca. Mientras tanto, me encontraba estudiando entonces siempre tenía ese paralelismo entre lo académico y la puesta en práctica de mi vocación. Esto fue una oportunidad espectacular y que me llevó, en 2018, a armar la marca Furzai.

 ¿Cuántos años llevás en la marca, desde que se empezó a crear en 2018?

Sí! estoy desde el comienzo.

Furzai


¿Cómo es el diálogo entre los dueños de la marca, gente de marketing y una diseñadora? ¿Cómo llegan a un acuerdo sobre lo que se busca en cada colección?
 

Es constante. Es muy importante que los departamentos estén alineados y tener en claro cuál es la misión, cuáles son los valores, cuáles son los objetivos que quiere cumplir la marca y cuál es la estética. Cuanto más sólidas sean las bases en la parte interna de una marca, mejor va a llegar ese mensaje a la consumidora. Para ello, me parece que es importante ordenar los roles y entender cada uno su función. 

En general, nosotros partimos siempre de una matriz comercial que se diseña junto con el dueño de la marca y el equipo de planificación, donde se delinea cuál va a ser la estrategia comercial de la colección, el mix de productos, los precios que se quieren alcanzar y en qué profundidad se va a hacer cada producto. Y, desde diseño, le hacen una bajada estética a todas esas ideas. Se le agrega la parte más creativa, como definir la paleta de color, estampas, tipologías, telas, respondiendo a una necesidad comercial y a una historicidad de ventas, pero siempre con la misión de traer algo nuevo a la mesa. Nuestro objetivo es sorprender, contar una historia nueva dentro de cada temporada, siguiendo los lineamientos de la marca. Respecto al trabajo con marketing, tratamos de seguir contando esa historia, proyectándola a través de las piezas de comunicación y de los distintos canales que posee la marca. Nos apoyamos mucho también en las colaboraciones que hacemos con distintos artistas, con fotógrafos o personas de diversas disciplinas que invitamos a colaborar con la marca para algunas acciones. Por ejemplo, recientemente hicimos una colección de aros reciclados a partir de tapitas de plástico para el Mes de la Tierra. Además, hemos tenido colecciones con la presencia de artistas como Dai Ruiz y Mónico De Caro, u otras que hicieron estampas para la marca, como Pepita Sandwich. Me parece fundamental que en todo ese diálogo es también donde la clienta se identifica no solo con un producto, sino con un concepto de marca.

 

¿Cómo definís esta colección? ¿A qué clientas apunta?
 

Me gusta definir esta colección como un juego entre el afuera y el adentro, como ropas versátiles, urbanas, para el día a día, pero que a la vez arrastran un poco ese confort del interior de la casa con tipologías enguatadas. Entre estas se destacan nuestro poncho puffer, el pantalón enguatado, los tejidos suaves, las siluetas holgadas y relajadas. Hacemos referencia al equilibrio entre esos dos mundos, a veces con guiños más tech o más deportivos, pero siempre manteniendo una estética minimalista y moderna. El color junto con las estampas es un poco lo que le da ese carácter gráfico a la colección, propio de la identidad de la marca. En las estampas también buscamos que tengan un lenguaje gráfico y sintético, donde el color cobre un protagonismo complementándose con las formas. 

Pensamos a la marca no solo como una marca de ropa, sino también como un canal de expresión. En Furzai buscamos, en el marco de la versatilidad, poder llegar a distintas personas produciendo una propuesta con diseño, distintos calces, tejidos y colores. Esta colección particularmente apunta a poder acompañar a las personas que hacen diferentes rutinas a lo largo de su día y que, cambiando una prenda u otra, pueden ir adaptándolas a las ocasiones de uso que necesiten.

 

Tiene mucho color cuando tradicionalmente el otoño invierno reinan otras paletas, ¿a qué se debe?

 

El color es uno de los elementos distintivos de nuestras colecciones y de la marca. Siempre nos gusta apostar a una paleta de color interesante y nueva, que va mutando y cambiando a través de cada temporada, sin perder esa fuerza que nos parece que aporta el color. Si son colores vibrantes o más saturados, en invierno tratamos de apoyarnos en tipologías más adaptadas al frío. Por ejemplo, tal vez es un fucsia muy saturado pero que, al hacerlo en un suéter, no da esa sensación de verano. Jugamos con esos opuestos, como la Puffer Verde Lima que tiene colores ácidos en tipologías invernales.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios