domingo 17 de octubre de 2021
MODA | 06-10-2021 14:22

Qué es el layering: cuando en accesorios más es más

El verano francés nos dice que la superposición está de moda. Te damos algunas claves.

Sophie Lacombe, creadora de la firma NUE Joaillerie, detalla cómo lucir esta moda que no incomoda y, además, aconseja cómo elegir piezas de calidad, esas que duran para siempre

Los accesorios son una parte fundamental de cualquier guardarropas y estilo, ¿cuáles son las tendencias que veremos?

La tendencia este verano, en Saint-Tropez más precisamente, la acumulación de chokers y de pulseras: más es más. 

Una bijouterie colorada con palabras sobre hilos y cintas que uno no tiene que sacarse para bañarse; son piezas cómodas que durarán solamente por esa temporada. 

Su beneficio es que, de noche, se pueden mezclar con joyas preciosas, para lograr un conjunto mas lúdico y canchero. ¡Acuérdense quitarse sus piezas antes de ir al mar o la pileta!

Para aquellas que quieran invertir, ¿qué piezas son fundamentales para cada mujer?

Mi mantra es “las joyas permiten encontrarse y las que son infaltables te hacen sentir vos misma.”

Las piezas de lujo, por definición, son joyas que se compran por puro placer: con esto en mente, cada “folie” (locura) está permitida. 

No estoy casada, pero siempre soñé con los anillos de compromisos. A los 31 ya me cansé de esperar, así que estoy pensando en ofrecérmelo sola, ¡mi “petite folie” personal!


¿Cómo saber que una joya es realmente de calidad? ¿Qué materiales son los que realmente perduran en el tiempo?

La calidad de una pieza viene de su material (precioso o no) y también de la del trabajo. Una buena hechura, “façon” en francés, es la que no se nota: las soldaduras invisibles, el metal liso, sin marcas de poros u otros defectos, además de una terminación perfecta.

Los únicos materiales que realmente perduran en el tiempo y no se oxiden nunca son el oro (sabiendo que a mayor quilates, mayor duración) y el platino.


¿Qué consejos das para cuidarlas?

Recomiendo evitar el contacto de las joyas, sea cual fuere sea su metal, con productos químicos, perfumes y cremas que podrían alterar su aspecto. 

La acidez de la piel, cuando uno transpira, puede también alterar su aspecto. 

Aconsejo quitarlas cuando uno hace deporte. A su vez, la sal del mar es corrosiva, al igual que la lavandina.

Para las piezas de plata y oro, les sugiero que limpien sus piezas con agua y jabón de forma regular. Pueden utilizar una gamuza para devolverle su brillo. 

La piel es grasosa y puede dejar manchas que no podemos percibir, pero esto hace que las joyas, sobre todo las piedras, pierdan su brillo; se pueden bañar y usar jabón de vez en cuando para sacar esa grasa.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios