miércoles 5 de octubre de 2022
GOURMET | 27-04-2012 14:21

Un poquito de azúcar: restaurantes cubanos

Oye chico y Rey Castro ofrecen platos cubanos, cocktails típicos, shows y baile para todo el que quiere vivir una auténtica experiencia caribeña. Galería de fotos.

Por Ana Laura Caruso (*)

Ahora que el verano quedó atrás, a cualquiera le viene bien un poco de calidez. Y en este área, son los cubanos los que llevan la delantera. En Buenos Aires existen varios restaurantes que ofrecen platos típicos, recitales de trova, clases de salsa y otros entretenimientos.

Oye chico:

Oye Chico nació hace 12 años en Caballito de la mano del cubano Osmany Estopiñan con la idea de ofrecer platos típicos y dar trabajo a sus compatriotas en Argentina. El restaurante y bar luego se mudó al Paseo La Plaza, donde se encuentra hoy, y hace poco abrió una sede en Villa Carlos Paz, Córdoba.

El staff del restaurante está compuesto en su mayoría por cubanos que además son bailarines de salsa. Por allí pasaron artistas de la talla de Omara Portuondo, Compay Segundo, Silvio Rodríguez e Ibrahim Ferrer, según cuenta el encargado del lugar, Mario.

Las paredes blancas exhiben fotografías de algunos íconos de Cuba y otros argentinos amantes de la isla, como Diego Maradona. Además, hay mapas de La Habana, pinturas del Hotel Nacional y afiches de algunos productos cubanos.

El local abre pasadas las 18hs y ofrece shows todos los días después de las 23. Los martes hay un show de trova a cargo de Rafael de la Torre; los miércoles, un show de salsa y merengue a cargo de Santiago de Cuba; de jueves a sábados es el turno del showman Aurelio Sandano; y los domingos, actúa la cantante Azuquitar. A partir del 11 de junio, el lugar empezará a funcionar como disco después de la medianoche.

El precio de un menú con entrada, plato cubano, postre, bebida, estacionamiento y show es de $150. También se puede optar por un menú de $200 con bebida libre. Eso sí: es imprescindible reservar porque se llena. En el local también se venden habanos Cohiba y Romeo y Julieta, aunque ya no se puede fumar más adentro del salón. Los miércoles, jueves y viernes a las 19hs hay clases de salsa.

Lo mejor del restaurante es sin duda la gran variedad de platos cubanos que hay en el menú. Los preferidos por los comensales son "Mi tumbao” (pollo al horno con mojo cubano, arroz congrís y papas fritas) y el clásico "Ropa vieja” (tapa de asado cocida y desmenuzada, especias y condimentos, tomates naturales, vino blanco, caldo de carne, arroz congrís y papas fritas). Otras opciones son el plato "Soy cubano" (lonjas de cerdo con mojo cubano, arroz congrís y papas fritas) y el "Platón cubano" (una degustación para compartir que incluye lonja de cerdo, ropa vieja, pollo al horno, timbal de arroz con frijoles, timbal de congrís y tostones).

A la hora del postre hay panqueques, flanes, mousse de chocolate, ensalada de frutas y borchettes de fruta con helado. En la barra se ofrecen tragos como mojito, cuba libre, daiquiri, capirísima y piña colada. Al lado del restaurante funciona la agencia de viajes Oye chico, que ofrece viajes a Cuba y a otros destinos.

Rey Castro:

Aunque su nombre es fuerte, los encargados del restaurante y discoteca Rey Castro aseguran que el lugar no tiene ningún tinte político. "La gente acá viene a divertirse", asegura Daniel, uno de los dueños. "Tomamos a Fidel como un mito viviente", agrega.

Rey Castro abrió luego de que Daniel viajara en el '99 con dos amigos, Pablo y Gastón, a Cuba. Los tres argentinos quedaron fascinados por el lugar y decidieron abrir un restaurante temático. "Me impactó mucho La Habana: es una ciudad detenida en el tiempo donde uno va a encontrarse con el pasado”, dice Daniel.

El fuerte del local es la cena-show de los viernes y los sábados a la noche, luego de la cual el lugar se transforma en una disco. Rey Castro es uno de los más elegidos a la hora de festejar cumpleaños o despedidas de solteros. La cena con show sale $85 e incluye entrada, plato principal, postre y bebida (vino, cerveza o gaseosa). Allí el showman cubano Alex Muñoz canta y baila con sus "rumberas”. La entrada a la disco sale $30 ó $40, según el día. Allí pasan música latina pero no exclusivamente salsa.

El lugar tiene dos pisos y un entrepiso con un VIP. Las paredes están cubiertas de fotografías de Fidel Castro y stencils del Che Guevara, pinturas de autos clásicos cubanos y reproducciones de frases escritas del puño de Hemingway como "My mojito in da Bodeguita, my daiquiri in El Floridita".

El restaurante funciona de lunes a viernes al mediodía, con un chef peruano, y ofrece comida internacional y algunos platos cubanos. Entre estos últimos se destaca el "Chilondrón de pollo caribeño" (suprema de pollo con cebolla, salsa de tomate, morrones rojos, ron, azúcar negra y jugo de naranja) y la "Ropa vieja con sofrito de frijoles negros" (un plato que requiere que la carne se hierva durante cinco horas para luego ser desmenuzada).

La coctelería incluye mojitos, daiquiris de limón, de mango y de maracuyá, entre otras cosas. También hay distintos tipos de ron y el infaltable cuba libre, un cóctel que se inventó cuando las fuerzas norteamericanas que colaboraron con Cuba durante la guerra Hispano-Estadounidense brindaron con sus dos bebidas típicas (ron y Coca-Cola) en honor a la batalla ganada.

(*) De la redacción de Perfil.com

No te pierdas la galería de fotos de los restaurantes y los platos.

Oye chico: Montevideo 310 (Complejo La Plaza). Abierto de martes a domingos a partir de las 18. Reservas: 5252-3339.

Rey Castro: Perú 342. Abierto de lunes a viernes 12 a 16. Viernes y sábado de 22 en adelante. Reservas: 4342-9998.

Más notas de esta serie:

Clubes escandinavos

Restaurante ruso

Comentarios

Espacio Publicitario