jueves 22 de abril de 2021
ACTUALIDAD | 19-05-2015 08:01

Solteras, sin hijos y abocadas a sus sobrinos

Qué son las "PANKS", una generación de mujeres que elige una opción diferente de vida.

Por Bàrbara Defoix Navarro

La imagen de la tía soltera cambió totalmente: antes se la veía como aquella mujer solitaria a quien algunos incluso miraban con pena por no tener su propia descendencia y las llamaban "solteronas". Actualmente, se las denomina 'PANKs' (Professional Aunts with No Kids), un nuevo segmento social conformado por mujeres profesionales sin hijos dedicadas a sus sobrinos, una tendencia que fue cobrando fuerza.

Son mujeres que por decisión propia prorrogan o descartan la maternidad en sus vidas y se entregan al cuidado de sus sobrinos. Algunas anteponen terminar la carrera universitaria y posicionarse profesionalmente antes de formar una familia, mientras que otras sencillamente no se ven en el rol de madres.

Fin de año: el efecto balance
Leé también
Perfilando deseos

En la actualidad, el segmento PANK en Estados Unidos incluye a 23 millones de mujeres (una de cada cinco), quienes gastan un volumen total de 9 mil millones de dólares, es decir, cada una invierte 385 dólares por niño por año. Suelen tener ingresos similares a las casadas, pero menores gastos dado que no tienen hijos.

padre
Leé también
Los papás de hoy

Un equipo del Instituto de Ciencias Sociales de UADE desarrolló una investigación para explorar las características que distinguen a las PANKS en el ámbito Metropolitano de la ciudad de Buenos Aires. Del estudio participaron 1.200 porteñas y, de acuerdo con los resultados obtenidos, este segmento de mujeres también se ha desarrollado en nuestro país.

“La cifra que invierten las argentinas no es la misma pero no estamos tan lejos de ese lugar. Consideramos que es un número que nos sorprendió, sobre todo por el diferente poder adquisitvo de Argentina en comparación a Estados Unidos. Por eso me parece que el potencial de mercado puede ser interesante. Hay que hacer una comunicación específica que vaya destinada a estas tías para que se sientan reconocidas”, explicó Alejandra Fuentes Cuiñas, profesora investigadora del Instituto de Ciencias Sociales de la UADE.

Las PANKs realizan gastos relativamente importantes y de forma regular para sus sobrinos como regalos o salidas infantiles. En el relevamiento local se percibieron importantes diferencias según el segmento etario de las tías. “Hay veces que no me compro cosas yo y se las compro a mi sobrina. No miro el gasto cuando se trata de ella, uno gasta y no se da cuenta hasta que llega la tarjeta y ahí te das cuenta de todo lo que gastaste”, comentó acerca de su sobrina de 4 años Silvia Z., de 45 años, una de las mujeres que participó del estudio.

Más allá de lo que aportan desde un punto de vista económico, la experta detalló que “hay algo que las define y es la participación en la vida de sus sobrinos”. Según Fuentes Cuiñas llevan a cabo “un rol de gente importante, crean otros espacios para poder escuchar a los chicos desde otro lugar. Generan complementariedad y ayuda en esa red de sotén que tiene el hogar cumpliendo funciones que quizá no hay en ese núcleo familiar”.

Maria Victoria D. tiene una relación de tía-sobrina con la hija de una amiga suya de 4 años que reside en Santa Fe: “Es mi 'sobrina del corazón'. No nos vemos muy seguido, pero estoy en contacto permanente. Llamo casi todos los días”, detalló. La mujer valoró: “Es importante el papel que tiene que desempeñar la tía muchas veces como para apañar como un abuelo. También para aconsejar desde afuera. Los padres me piden opinión, para cubrirlos en algún momento en el que no puedan desarrollar el papel de padres....”.

Las entrevistadas se mostraron contentas con esta nueva denominación acuñada por la canadiense Melanie Notkin, especializada en Marketing, soltera y sin hijos. “Las mujeres que participaron del estudio me decían 'no soy más la solterona, tengo un lugar, soy una PANK, he encontrado la figura que soy'”, explicó la investigadora.

Silvia Z., como muchas otras mujeres, no sabía que existía el concepto pero se sintió perfectamente identificada con él: “Me enteré cuando Alejandra nos dijo que estaba haciendo un estudio. Me sorprendió para bien. El concepto me causó gracia, sorpresa y me puse contenta, además tengo un montón de amigos que estamos en la misma situación”.

Que posterguen la maternidad no significa que reuncien a ella: “La mayoría de ellas se plantea tener hijos y no dentro de mucho tiempo y tienen mucho amor para dar. En lugar de volcar ese dinero y ese tiempo para ellas lo hacen para otros y eso es un tipo de maternidad”, valoró la profesora, y agregó: “Melanie Notkin lo denominó 'otherwood' en lugar de 'motherhood', pero no es lo que nuestras tías nos relatan, no se plantean ser madres ahora porque la vida profesional es incompatible con la maternidad, por eso se lo plantean al mediano plazo”.

(*) de la redacción de Perfil.com | Twitter: @BarbaraDefoix

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios