viernes 7 de mayo de 2021
ESTILO MARIANA | 28-06-2016 10:54

Yoko Ono en Buenos Aires: Dream Come True

Su primera exposición retrospectiva en el Malba.

Se presentó el 23 de junio en el Museo Malba, Dream come true, su primera exposición retrospectiva en la Argentina que estará hasta el 31 de octubre.

Para esta artista conceptual que se rebeló contra las convenciones

sociales desde sus inicios, el sueño es la paz, la posible expansión

entre las personas de un mensaje que cambie el mundo. El cuidado del planeta, su militancia a favor de movimientos como el feminismo han sido su verdadero sueño. Ella busca que se haga realidad a través de la participación.

Pionera y figura ineludible del arte conceptual y participativo

contemporáneo, Yoko Ono nos invita a un viaje capaz de

transformarnos. Una recorrida que desde el comienzo sensibiliza,

despierta y sobre todo nos invita a jugar. La muestra está

compuesta por más de 80 trabajos, que incluyen objetos, videos,

films, instalaciones y registros sonoros producidos desde

principios de los 60 hasta hoy, y tiene como eje las llamadas Instrucciones, que Ono viene desarrollando desde hace más de sesenta años.

Las “instrucciones” son piezas compuestas por mensajes simples

y poéticos, que invitan a los espectadores a realizar determinadas

acciones, como: “Enciende un fósforo y observa hasta que se

consuma”; “Pásate una semana riendo”, frase que está cerca de la

cara de John Lennon en primer plano, que pasa de un rictus

anodino a un gesto de franca alegría; Otra instancia es la Pintura

de techo, pintura del sí, gracias a la cuál se conocieron Yoko y

John, y que dice: “Sube a una escalera. Observa la pintura del

techo con una lupa y encuentra la palabra “sí”. un deseo de

afirmación o autoafirmación.

En cada momento la invitación es concreta, hay que accionar.

“Escucha tu corazón, respeta tu intuición, manifiéstate, no hay

límites”; “Escucha tu propia respiración 1) al amanecer 2) a la

mañana 3) a la tarde 4) a la noche 5) antes del amanecer”; Frente

a una mesa repleta de vajilla rota, la siguiente frase: “Repara con

cuidado, mientras lo haces, piensa en reparar el mundo”; “intenta

no decir nada negativo sobre nadie 1) durante tres días 2) durante

45 días 3) durante tres meses. ¿Cuál es la sensación que nos queda después de vivir la experiencia? Yo diría conciencia, nos hace más conscientes.

“Yoko no pudo venir a la Argentina a pesar de haber confirmado

su presencia. A último momento dijo estar engripada y alegó que

su médico no quiso dejarla viajar”, comentó Eduardo Costantini.

A pesar de la ausencia de la artista, el director del museo Malba

está feliz de haber puesto en marcha la puesta de la retrospectiva.

En el pre-opening, esposoreado por ICBC disfrutaron y participaron activamente celebridades como Cecilia Roth, Mike Amigorena, Mónica Antonopulos, Gastón Gaudio, Marta Minujín, Vero Lozano y su hija Antonia, Paloma Cepeda, entre otros nombres reconocidos.

Para destacar: dos instalaciones El evento Agua.

El agua también es un motivo recurrente en la obra de Yoko Ono, el agua es el componente principal del cuerpo humano. La filosofía budista compara la vida humana con el agua y el cuerpo humano con un recipiente. Se han creado una serie de obras colaborativas basadas en el agua y sus significados, en Buenos Aires con la participación de numerosos artistas locales: Liliana Porter, Hernán Marina, Ana Gallardo, Amalia Pica, Rosângela Rennó, Runo Lagomarsino, Alexander Apóstol, Alfredo Jaar, Tania Bruguera, Teresa Margolles, Tercerunquinto, Antonio Caro. la consigna: que produzcan una obra-recipiente capaz de “llevarles agua” a las personas, ya sea para sanar su mente o para reconocer su valentía para manifestarse.

Violencia de Género

También el foco en la violencia de genero y su puesta en evidencia ha sido una fuerte lucha de ONO como integrante del movimiento feminista. La forma de exponerlo en esta muestra ha sido invitando a mujeres de Latinoamérica a ser parte de la exhibición con un texto de describe la violencia sufrida y una foto de los ojos de la participante. La instalación está dirigida sola y exclusivamente a las mujeres, ofrece una instancia de catarsis y sanación para aquellas cuyos cuerpos o psiquis haya sufrido agresiones, brindándoles la oportunidad de hacer pública su historia a partir de un testimonio en primera persona.

Toda la obra de Yoko alcanza un fuerte compromiso social y nos invita a atravesar una experiencia que nos transformará en nuestra relación con nosotros mismos, con los demás y con el mundo.

No te la pierdas!!

Museo Malba hasta el 31 de octubre

Twitter: @Marianaarias

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario