jueves 24 de junio de 2021
DECO | 14-06-2014 08:31

Cómo diseñar un cuarto infantil

Cinco claves para diseñar espacios multifuncionales de descanso, juego y estudio.

(*) Por Anahí Pereda y Fernanda Villadoro

A partir de los 4 años, los niños tienen múltiples tareas, por eso, su habitación no sólo es el espacio donde duermen, sino que, en esta etapa, los chicos también juegan, ven películas, hacen la tarea y utilizan la computadora en su habitación. Además, al estar en una etapa donde comienzan a socializar, invitan a amigos y a familiares a compartir estas actividades en su lugar. Para diseñar una habitación multifuncional y hacer un uso óptimo del espacio, te damos cinco tips para tener en cuenta:

1-Los Muebles. Respondiendo a la idea de multifunción, es fundamental tener en cuenta los materiales con que están hechos. Los muebles deben resistir el uso que los niños les suelen dar. Es común ver a un chico jugando arriba del escritorio como si fuera una pista de autos y que la cama sea el escenario de una artista pop. Los muebles deben responder muy bien a estas exigencias y, a pesar tiempo, seguir luciendo tan fantásticos como cuando fueron adquiridos. Por este motivo es importante conocer los nuevos materiales que ofrece el mercado. Los muebles laqueados no son los más adecuados en esta etapa (por los rayones y la mala utilización que mencionamos antes).

2-El Proyecto. Solicitar ayuda de profesional para que arme el proyecto nos ayudará a ordenar de manera eficiente los espacios, teniendo en cuenta la edad y las necesidades del niño o niña. En esta etapa, los chicos experimentan muchos cambios, pasan del jardín a la primaria. Se trata de una etapa con muchas actividades extra escolares: deporte, arte, inglés, entre otros, en las que las relaciones sociales forman parte de su vida y empiezan a invitar muchos amigos a casa. Cuando esto ocurra es bueno pensar que ya fue previsto y que existe un lugar en su habitación en el que pueden compartir con sus amigos. Es necesario entonces contar con un lugar de guardado, una cama auxiliar para que puedan quedarse a dormir amigos y familiares y un escritorio donde puedan estudiar, tener la computadora y, a veces, también la tele. Hay que dejar un espacio libre para que los chicos puedan moverse sin obstáculos y que el desorden no esté dado porque no se realizó un proyecto de diseño previo a la compra de muebles y accesorios.

3-Los Colores. Lo ideal es que el color esté en las paredes y accesorios y no en los muebles, ya que las paredes necesitan ser repintadas cada tanto. Es una excelente oportunidad para cambiar el color e incluso haciendo participar a los chicos en la tarea. Para ir renovando el espacio, los accesorios siempre nos van a dar el toque personalizado ya que es mucho más económico y menos engorroso que cambiar los colores de los muebles.

4-La iluminación. La mejor iluminación para el sector destinado al estudio y lectura es la luz natural, por eso, se sugiere que el escritorio esté cerca de la ventana para recibir el máximo de luz natural posible. El sector de dormir puede tener una luz más tenue y, en lo posible, contar con un artefacto de iluminación puntual para las actividades de lectura, pudiéndose tomar como secundario el uso de un artefacto central.

5-Espacios con identidad. Es muy divertido para los chicos que los hagamos partícipes en la decoración de sus espacios, ya que le da valor a sus gustos e intereses. Preguntarles sobre sus necesidades o preferencias es clave para poder trasladarlos a los accesorios, los cuales irán cambiando a medida que sus intereses se modifiquen. Así podremos reemplazarlos por otros nuevos sin tener que embarcarnos en costos y esfuerzos innecesarios.

(*) Arquitectas de Mola, tu habitación, tu escenario: www.molaweb.com.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios