viernes 3 de diciembre de 2021
CUERPO & ALMA | 15-10-2021 20:20

Crece el engaño de Satial y Nu Skin y sus falsas promesas

Por Sofía Ramos. Una influencer tiene entre 10.000 seguidores hasta millones. Su capacidad de influenciar hoy es negocio. Algunas lo usan para causas benéficas y otras para difundir publicidad engañosa.

En Argentina existe una web donde los ciudadanos pueden denunciar publicidades engañosas. Estas denuncias pueden lograr que se retire su publicación o se multe a los responsables, entre otras sanciones comerciales. La publicidad engañosa se define como “aquella que presenta afirmaciones falsas sobre los productos o servicios que promociona, con la intención de afectar al comportamiento de los consumidores”

El mundo de los influencers y la publicidad engañosa 

Entre 2004 y el 2006 comienza a emerger la figura del influencer, estas personas que por lo general destacan por alguna particularidad en redes sociales comienzan a hacer promociones de productos. Los anunciantes empiezan a ver en estas figuras de llegada masiva una oportunidad de negocio.

En 2021 la publicidad de influencers es un mercado que dejó mucha rentabilidad, los costos son mucho menores a los de un PNT (publicidad no tradicional) en un programa de televisión o un aviso en tanda. ¿Cuál es el gran problema de la publicidad de los influencers? La falta de regulación. “Para aprobar comerciales de televisión para laboratorios y productos alimenticios que hacen claims que tienen que ver con la salud, generalmente estas empresas pasan primero por los departamentos de legales donde se chequea que todo lo que se dice y se promete esté de acuerdo con las regulaciones de la ANMAT. En el caso de las redes sociales (influencers) es una zona gris porque el mensaje no es de la marca sino que es de la persona que está promocionando el producto” dice Florencia Trigo CEO de Mediacom, una de las agencias de publicidad multinacional más grande del país.

 sexualidad femenina 20211102
Leé también
Mi goce y tu parir

Los laboratorios de Satial y Vientre Plano fueron imputados por presunta publicidad engañosa

Los influencers mueven un mercado de millones de personas y además tienen más cercanía con su público, muchas veces los anuncios se basan en recomendaciones. Estas publicaciones pueden llegar a costar hasta $500.000.

Hay dos empresas que lograron llamar la atención de varias personas por dos cuestiones: la masividad de influencers/micro influencers promocionando los productos y la forma en que se promocionan. Estamos hablando de Nu Skin, una empresa estadounidense que vende productos para el cuidado personal y suplementos dietéticos y Satial, un complemento de la alimentación para reducir la absorción de harinas. Ambas operan con un modo muy parecido, pero hay varias incógnitas en su sistema publicitario y su mensaje.

Nu Skin

Julieta Nair Calvo, Marcela Kloosterboer, Cinthia Fernández y Stephanie Demner (entre muchas más) promocionan la “Lumispa” (producto estrella de la marca) en sus redes sociales. Recordemos que la firma fue multada por la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores (SSADC), con $2,5 millones, por difundir publicidad engañosa o confusa. Sin embargo, el auge sigue en las redes.

Modus operandi de la publicidad engañosa

Un punto importante es el sistema con el cual publicitan, esta empresa no hace publicidad tradicional, es decir que nunca vamos a encontrar un spot televisivo o radial de Nu Skin. A diferencia de todo el resto de las marcas, Nu Skin no les paga a estas influencers ni tampoco hace canjes, es una de las pocas marcas (si no es la única) que obtiene publicidad gratis ¿dónde está la trampa? Estás referentes en su área compran el aparato y publican stories contando los beneficios y diciéndole a la gente que si lo quieren comprar lo pueden hacer en otra cuenta de Instagram (que les pertenece). Un ejemplo de esto es @yani_skin la cuenta en la que Yanina Latorre vende los productos. Cuando uno se dirige hacia este Instagram hay un link de Nu Skin que dice “Yanina Arruza (apellido real de Yanina Latorre) te ha invitado a crear una cuenta de Nu Skin”. Si el cliente compra por ese link ¡bingo! Yanina gana comisión por venta. Este sistema es conocido como un esquema piramidal.

 

No es aleatorio que promocionen por redes sociales estos productos y digan libremente afirmaciones como “te deja la piel como un bebé, es un lifting sin cirugía” como afirma Cinthia Fernández en su Instagram.  “En el caso de los influencers las marcas o laboratorios se pueden desligar diciendo que es algo que tiene que ver con la recomendación de esa persona en particular como si no hubiera un interés económico por detrás. Todavía el tema de los influencers está muy verde, ahí es cuando los laboratorios se aprovechan de ese gris legal y dan mensajes que son sobre prometedores o confusos” afirma la CEO de Mediacom.

Cómo funciona Satial

A diferencia de Nu Skin, esta marca sí desarrolla estrategias de publicidad tradicional como spots televisivos y radiales, de hecho, se hizo muy popular en este último tiempo escuchar a los famosos en los distintos programas decir “Sí, yo uso Satial” tras el spot.

"Les pagan cada vez que lo nombran. Por eso lo nombran tanto... Cuantas más menciones, más dinero" detalló Connie Ansaldi en su cuenta de Twitter. Debido a la cantidad de contraindicaciones y críticas de este producto, famosas como Magui Bravi debieron silenciar los comentarios de las publicaciones lo cual levanta aún más sospechas. Este producto producido por el laboratorio Framingham se vende bajo el lema “comé sin culpa”

Todas las fotos de las famosas van acompañas de sus cuerpos hegemónicos y una comida alta en calorías al lado del producto. Este mensaje tergiversa la información y concurre a una falta de verdad. “Los bloqueadores no logran ningún efecto. No hacen ni bien ni mal, pero pueden ser perjudiciales para el paciente porque le venden una ilusión que no se condice con lo que en realidad sucede” sostiene Alberto Cormillot.  El problema radica que en nuestro país es ilegal “vender una ilusión” los productos promocionados deben ser claros en sus afirmaciones.

Si bien ambas empresas fueron denunciadas, el negocio sigue creciendo y expandiéndose por las redes. Las influencers que promocionan estas marcas siguen ganando en el caso de Satial por mencionarla y en el de Nu Skin por sumar gente al sistema piramidal.

 

at María Sofía Ramos

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario