viernes 3 de diciembre de 2021
CUERPO & ALMA | 28-10-2021 13:49

Castillos y unicornios: cómo hacer realidad los cuentos de hadas

Por Silvina Moschini, Co-fundadora y presidente, TransparentBusiness, Fundadora y CEO, SheWorks! y Productora ejecutiva de Unicorn Hunters.

Cuando era chica, mi papá, un hombre muy sabio, me dijo que cuando creciera podía ser lo que quisiera. Pero, que si quería ser princesa, tenía que construirme mi propio castillo. Fue entonces que entendí que la verdadera independencia siempre, absolutamente siempre, empieza por la billetera. 

 

Con esa lección grabada en el corazón, crecí y me convertí en emprendedora. Hace poco más de diez años fundé TransparentBusiness, la plataforma para gestionar el trabajo remoto que en 2020 anunció su valuación en 1000 millones de dólares, lo que la convierte en una de las 832 compañías del mundo con estatus de unicornio. Poco tiempo después fundé SheWorks!, la plataforma tecnológica de mujeres más premiada del mundo, que las conecta con oportunidades de trabajo flexible a nivel global. El motor detrás de mis emprendimientos es aquella lección de independencia que me dejó mi padre y que me gusta hacer posible para otros. 

 

Pero no todo fue color de rosa. Para tener de referencia algunos números, vale saber que las startups lideradas por mujeres apenas recibieron 2.3% por ciento del capital de riesgo en 2020 y que apenas 0,4% va para startups lideradas por mujeres latinoamericanas. 

 

¿Cómo hice, entonces, para desafiar el sesgo de género en financiamiento y convertirme en la primera mujer latinoamericana en liderar un unicornio? Estas son algunas de las lecciones que aprendí en el camino:

 

Descubrir esa idea que te apasiona. Emprender se trata de encontrar una pasión y de transformarla en una idea de impacto con una narrativa contundente. Es un camino de esfuerzo permanente que se sostiene porque está basado en algo que te gusta mucho hacer. Estoy convencida de que la clave del éxito financiero de un emprendimiento radica en que el objetivo no esté puesto en ganar dinero sino en su impacto social, económico y ambiental (#people, #profit y #planet).

Creérsela y creer en tu equipo. Soy una convencida de que las mujeres podemos hacer lo que queremos, que los únicos techos de cristal que existen son los que tenemos adentro de la cabeza. Y creérsela no es repetírselo al espejo, sino aprender a decir no a todo lo que no está alineado con lo que queremos. La experiencia me enseñó que un buen líder se rodea de gente capaz para formar equipos capaces, y que los inversores prefieren apostarle a las personas de reputación sólida y confiable.

 

Armar una red de contactos. Para emprender con éxito, es clave crear relaciones y capital social. Los negocios son un deporte de contacto: si uno no es capaz de establecer relaciones genuinas de mutuo beneficio no puede hacer negocios. Hay que construir relaciones hacia arriba, con mentores o sponsors que nos ayuden a posicionar nuestra marca, pero también hacia abajo, para darnos a conocer. 

 

Buscarle la vuelta a las reglas. No digo romperlas sino ser creativas, encontrar la forma, poner todo nuestro ingenio al servicio de nuestras necesidades y resolver los desafíos uno a uno, como lo hacemos todos los días. Con ese propósito en mente, creamos Skirt The Rules, un movimiento global para desafiar las reglas, pensar en grande y empoderar a las mujeres emprendedoras para que desaten su poder de crear negocios con impacto global. Es una comunidad enfocada en el aprendizaje colaborativo que facilita el acceso a herramientas y mejores prácticas para ayudar a las mujeres emprendedoras a lograr sus objetivos comerciales y acelerar su crecimiento. Además, proporciona espacios de formación, talleres y tutorías.

 

Encontrar métodos de financiamiento alternativos - Todavía hay poca diversidad en el ecosistema de capital de riesgo debido a la falta de financiación que reciben los emprendimientos fundados por mujeres y cuando se refiere a las inversionistas del mismo género, son sólo un 5%. Esta problemática para conseguir financiamiento fue uno de los motivos que nos inspiró a lanzar Unicorn Hunters, un reality show de negocios que busca democratizar el acceso a capital además de ayudar a descubrir las próximas compañías con potencial para convertirse en unicornios. Plataformas innovadoras como Unicorn Hunters, que ofrecen ventajas a través de instrumentos de financiamiento alternativos, son importantes para darnos más oportunidades a las mujeres. Y, aunque es verdad que obtenemos históricamente menos dinero que los hombres, también pedimos menos. Si sos una mujer en busca de financiamiento, te aconsejo que aprendas a pedir: que te prepares hasta sentirte capaz de negociar lo mejor para tu emprendimiento.


2020 fue el año de la consagración del liderazgo femenino. Mucho se habló de cómo los países a cargo de mujeres obtuvieron mejores resultados gracias a sus medidas consensuadas que lograron detener o aplanar la curva de contagio. Las mujeres son mejores líderes en momentos de crisis y generan más adhesión entre sus colaboradores. Un estudio publicado en Harvard Business Review revela que el mundo quiere líderes dispuestos a seguir aprendiendo, que celebran los logros de sus colaboradores aún en tiempos difíciles y que muestran sensibilidad frente a los sentimientos de los otros, todos rasgos más comunes en mujeres que en hombres. 

Cuando decidí emprender, no sabía que iba a venir una pandemia que iba a consagrar el trabajo remoto y la manera de hacer negocios de las mujeres. El COVID me encontró en ambas categorías. Algunos lo llamarán suerte. Yo prefiero llamarlo visión.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario