martes 20 de octubre de 2020
CUERPO & ALMA | 05-10-2020 12:12

Por qué las dietas restrictivas afectan a la salud

“La mente y el cuerpo no entienden de dietas”, es una de las frases que la Lic. en Nutrición, Agustina Murcho repite sin cesar.

¿Cuánta gente hace dietas restrictivas? todos, en algún momento de sus vidas, hacen dietas que duran un periodo de tiempo. En ese momento de restricción o de prohibiciones seguramente muchos piensen en comida o hasta sueñen con ella: lo que comerían, o sobre su día de "permitidos". O peor aún, piensan en comida el día posterior al atracón que se dieron por estar a dieta de hambre.“Nos hacemos daño todo el tiempo con muchas cosas: que llegar al verano, que ser fit, que dietas, que ayunos, que el rollito, que operación bikini, que retos de 21 días sin harinas, que el polvo inhibidor de hidratos, etc. El cuerpo no entiende de estas cosas, el cuerpo entiende de métodos de supervivencia, de que ingresa, que gastamos, entiende de emociones, pero no de lo que nos quieren vender ni de lo que impone la sociedad”, agrega Murcho.Cuando empezamos a hacer estas cosas, perdemos salud física, salud mental, perdemos vida y ganamos enfermedad. No existe la magia, somos mente y cuerpo, y hacer estas cosas nos arruina todo. Empezamos a sentirnos frustrados, tristes, a tener culpa por el acto más humano que existe que es comer. Nos privamos del placer y de estar felices comiendo una pizza con amigos, y todo ¿para qué?No se toma en cuenta que somos seres sociales, que también comemos por placer. Querer llevar al cuerpo al extremo solo genera patología alimentaria y problemas de salud muy graves, sin que el cuerpo se entere cuál es nuestro fin o que queremos marcar los abdominales, y el cuerpo va a responder como pueda generando disbalances en hormonas, fluctuaciones grandes de peso, haciendo que nos perdamos la vida con estas cosas.Al estar todo el día pendiente de la comida, nos perdemos de lo qué hay alrededor: por ejemplo, vamos a un cumpleaños con el tupper o habiendo comido antes y mirando toda esa comida qué hay. No estamos disfrutando del evento. Estamos físicamente pero mentalmente estamos en otro lado. Toda la gente matándose de risa, comiendo algo rico, y el que está a dieta está sufriendo por dentro teniendo ganas de comer lo qué hay, y puede suceder que uno no aguante y arrasar con todo ahí y sentir una culpa tremenda. No hay término medio: las dietas son "todo o nada" porque no podes comer nada y cuando no aguantaste, te comiste todo, y ese círculo es el que nos hace engordar y enfermarnos mentalmente. Y ni hablar de una persona vulnerable a padecer un trastorno alimentario. Las dietas también son disparadores de trastornos.

Decidan hacer algo distinto y cambien sus hábitos: si ya probaron tantas dietas, ¿por qué seguir probando otras? ¿No es mejor animarse a cambiar los hábitos, poder comer lo que nos gusta, evitando los extremos y dejar de pensar en comida las 24 horas del día?. Y si! Se puede bajar de peso comiendo de todo. El que cree que no, es porque nunca fue a ver a un profesional que evalúe muy minuciosamente su alimentación. Es necesario que el especialista evalúe los hábitos del paciente, conozca dónde está el problema y dialogue con el paciente.Algunos tips y recomendaciones a tener en cuenta estando en cuarentena:

No saltear comidas, tratar de mantener una rutina diaria de comidas para evitar los atracones.Hacer 4 comidas bien completas, tratando de cocinar lo justo, donde haya vegetales, proteínas, hidratos y grasas saludables (y si no tenemos algo y no podemos comprar, a no desesperar. Comer lo que se puede midiendo porción).

No te prives de aquello que te genera placer. Esto, muchas veces, nos causa angustia. Ocurre muchas veces cuando la persona quiere comer sano y se angustia cuando ingiere otro tipo de alimento.Hacer ejercicio, alguna clase divertida o rutina que nos motive.

¡No atormentarse ni obsesionarse!. Si subís algunos kilos de más, no te preocupes. Luego se vuelve a la rutina y el cuerpo se acomoda.Tratar de calmar la emoción haciendo algo que nos despeje, que no sea comiendo.

¡Disfrutar de estar en casa, respetándonos y cuidándonos!

clausura-0814-g
Leé también
Cerrando fases

Lo recomendable es lograr un hábito de comida sana y evitar realizar dietas que pueden devenir en trastornos alimenticios, sin la necesidad de eliminar ningún alimento de nuestra vida. Cuánto menos dieta y menos prohibiciones, más sana estará la mente. Es necesario pedir ayuda a un profesional que los ayude a mejorar sus hábitos alimenticios.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios