domingo 29 de noviembre de 2020
CUERPO & ALMA | 12-05-2020 15:12

La importancia de la educación emocional en tiempos de pandemia

El libro “Educación emocional: 50 preguntas y respuestas” de Rafael Bisquerra y Èlia López-Cassá nos ayuda a reconocer lo que nos pasa. Una guía práctica para jóvenes y adultos.

La pandemia de coronavirus y el aislamiento obligatorio para preservar la salud hizo que, en muchos casos, las emociones surjan con más fuerza.

Diego Maradona II
Leé también
Sin palabras

La convivencia familiar, sumada al trabajo y a la educación en casa, son nuevas rutinas a las que la sociedad tuvo que adaptarse en muy poco tiempo, y que aún no se sabe hasta cuándo serán parte de la cotidianeidad.

En ese contexto, reconocer, entender y poner en práctica las emociones resulta de vital importancia para el desarrollo integral de la personalidad y la prevención de la violencia.

Coronavirus segunda ola
Leé también
Pensar en la segunda ola

Rafael Bisquerra y Èlia López-Cassá, principales referentes de habla hispana en el tema, publicaron “Educación emocional: 50 preguntas y respuestas”, editado por Ateneo Aula. Se trata de un manual que surge de las necesidades de profesionales de la educación, que ofrece respuestas que combinan fundamentación teórica y aplicaciones prácticas.

0818_tristeza_mujer_g
Leé también
¡Bien! ¿Todo bien?

“La educación emocional tiene como fin desarrollar competencias emocionales, entendidas como un tipo de competencias básicas para la vida, esenciales para afrontar sus retos con mayores probabilidades de éxito, y constituye un aspecto importante de una educación orientada al desenvolvimiento integral de la personalidad”, explican los autores en el comienzo del libro.

Bisquerra es presidente de la RIEEB (Red Internacional de Educación Emocional y Bienestar, director del Postgrado en Educación Emocional y Bienestar y director del Postgrado en Inteligencia Emocional en las Organizaciones de la Universidad de Barcelona (UB). Por su parte, López-Cassá es profesora e investigadora del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Universidad de Barcelona (UB) y miembro activo del GROP (Grupo de Investigación en Orientación Psicopedagógica).

Ambos desarrollan, en diez secciones, un manual que aborda temas tales como “Las emociones y su clasificación”, “El cerebro y las emociones”, “Inteligencia emocional o competencia emocional”, la relación entre emociones, actitudes y valores, como así también hay un capítulo que trata la educación emocional en sí misma, donde se resalta su importancia, necesidad y las evidencias de los beneficios al ponerla en práctica, entre otras temáticas.

En la última parte del libro, una guía práctica para adultos, docentes y menores ayuda a orientar en el reconocimiento de las emociones, ayudar al pensamiento crítico y reflexivo, y despertar la sensibilidad social.

En esa línea, “Educación emocional: 50 preguntas y respuestas” apunta a que uno de los objetivos de la educación es “crear entornos que faciliten a todas las personas el descubrimiento de que la mejor forma de ser feliz es contribuyendo al bienestar general”.

Galería de imágenes

Comentarios