jueves 24 de junio de 2021
CUERPO & ALMA | 27-07-2016 07:53

Los chicos que se ríen se enferman menos

Un estudio asegura que la risa mejora el sistema inmune de los más pequeños.

Un estudio determinó que los efectos psicológicos positivos del humor en el cerebro infantil reducen las posibilidades de enfermarse y mejora la evolución de la mayoría de las patologías.

La risa juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños porque, al igual que el juego, desencadena una serie de reacciones fisiológicas, cognitivas y emocionales que facilitan el aprendizaje, la sociabilidad, la liberación del estrés acumulado y permiten que los niños sean más abiertos y espontáneos.

A su vez, a partir de un estudio encargado por la compañía Chicco Argentina y respaldado por la ONG Payamédicos, señaló también que los efectos psicológicos positivos del humor en el cerebro infantil reducen las posibilidades de enfermarse y mejoran la evolución de la mayoría de las patologías.

Para el médico José Pellucchi, especialista en Psiquiatría (UBA) y fundador de la ONG Payamédicos, “la activación de distintas áreas de la corteza cerebral que están relacionadas con las emociones, el estado de ánimo y los fenómenos de empatía, no solo fortalecen al sistema inmune sino que colaboran con la socialización. Además, desde el aspecto neurobiológico ayudan al aumento de la plasticidad neuronal, facilitando así el desarrollo cognitivo a cualquier edad”.

Por su parte, la doctora Violeta Perez Bromber, co-fundadora de la ONG Payamédicos, indicó que “la risa brinda una apoyatura al desarrollo psicomotor en etapas donde todo el organismo presenta una gran plasticidad, esto es durante toda la niñez e incluso tiene implicancia en el desarrollo del psiquismo fetal”, y destacó que “es importante que el ambiente que rodea a la embarazada sea alegre, ya que el mismo influencia al eje neurohormonal que regula la respuesta al stress. Por eso es fundamental poner énfasis en el bienestar y el buen humor de las futuras mamás, evitando discusiones y conflictos.”

Por otra parte, una serie de estudios neurológicos sobre el impacto del humor en el cerebro infantil, desarrollados por expertos de la universidad de Harvard respaldan esta postura. “Al cultivar el sentido del humor se desarrollan herramientas que colaboran con el manejo positivo de las emociones, fortalecen la salud mental y los hace competentes socialmente”, afirman.

A nivel fisiológico, el reír ayuda a ejercitar una multitud de músculos de la cara y del abdomen por lo que es un excelente relajante muscular y liberador de tensiones. La risa fortalece el corazón y el sistema inmunológico, mientras que se generan endorfinas, una sustancia química cerebral que actúa como un analgésico natural, provocando sensaciones de placer y bienestar.

De esta manera, la construcción de un ambiente cálido, donde reinen el humor y la felicidad son de gran importancia tanto durante la gestación del bebé como a lo largo de toda su vida.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios