miércoles 30 de noviembre de 2022
AGENDA | 25-10-2022 12:32

Sexualidad y cáncer de mama

El cáncer de mama se puede diagnosticar tempranamente y en estadios donde el cáncer en más del 90% de los casos es curable.

¿Sabías que 1 de cada 8 mujeres se verá afectada por el cáncer de mama en toda su vida?

El cáncer de mama se puede diagnosticar tempranamente y en estadios donde el cáncer en más del 90% de los casos es curable. Se puede detectar a través de estudios por imágenes, principalmente la mamografía.

Es muy importante adoptar medidas para disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad y así reducir al mínimo las posibilidades de desarrollar un cáncer de mama.

Mirate y Tocate: todas las mujeres tenemos que familiarizarnos con la manera natural en que lucen y se sienten nuestras mamas y si se observa alguna anormalidad ir cuanto antes al médico o médica.  

¿Autoexamen? ¿En qué consiste?

Según la Sociedad Argentina de Mastología el autoexamen nos permite tener un conocimiento del cuerpo y las mamas. Sin embargo, no es una herramienta de diagnóstico precoz dado que cuando un nódulo es palpable suele tener al menos 1 cm de diámetro, es decir que la enfermedad no se encuentra en sus estadios iniciales.

En caso de que una mujer detecte algún signo de alarma en las mamas -palpar un nódulo, observar un tironeamiento de la piel de la mama o del pezón, notar enrojecimiento y edema de la mama, entre otros - la consulta con el profesional de la medicina debe hacerse de manera inmediata, independientemente de la edad y de la fecha de su último control.

Sexualidad y métodos anticonceptivos 20220428
Leé también
¿Con o sin orgasmo?

¿Cómo afecta a la sexualidad un cáncer de mama?

Sabemos que la sexualidad es todo lo que somos, nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos, tiene que ver con cómo vivimos nuestro placer, nuestro erotismo, nuestras fantasías, las maneras de intercambiar el placer con otras personas y de vivirlo de forma individual. Tiene que ver con nuestro cuerpo, con la imaginación, con nuestro género, nuestro sexo.

Cuando se detecta un cáncer, se pone en primer plano la supervivencia y quedan relegadas algunas cuestiones en torno a la calidad de vida, como lo es el disfrute de la sexualidad. El desafío es cómo vivir haciendo tratamientos y con buena calidad de vida, ya que hay personas que conviven con la enfermedad a largo plazo.

Cuando se tiene un diagnóstico se ve alterada la autoestima por la pérdida de cabello, pestañas, cejas y uñas, ya que son elementos importantes para la seducción y para sentirse deseadas y sensuales. 

Si se hace extirpación de mamas, la sensibilidad es absolutamente diferente, aún en la reconstitución de partes de la mama, impacta en la autoimagen y en la disponibilidad para el encuentro sexual.

Hay un impacto emocional y social en la vivencia del cáncer y en la sexualidad puede afectar el estado de ánimo y el deseo sexual. El cansancio y el poner el cuerpo para los tratamientos, porque el cuerpo está esforzándose por asumir tratamientos complejos y en algún caso las cirugías que suelen ser difíciles de asumir. Se usa todo el cuerpo para relacionarnos sexualmente y por ello cualquier cambio afecta la sexualidad. 

Siempre tomar en cuenta que hay profesionales que apoyan la vida de las mujeres desde un enfoque integral y que este acompañamiento posibilite el pensarse cada una desde su particularidad, porque cada persona es diferente y sus vivencias así lo son. Permitir que la sexualidad siga viva y construirla en adaptación con las situaciones en las que estemos. 

Recordemos que para prevenir es importante mantener nuestro cuerpo y mente saludable:

  • Hacer ejercicio con regularidad
  • Limitar el consumo de alcohol
  • No fumar
  • Tener una alimentación variada y nutritiva
  • Meditar y hacer yoga
  • Disfrutar más y enojarse menos

¿La sexualidad es todo lo que somos!

Lic. Analía Lilian Pereyra. Sexóloga Clínica y Educativa. IG: @licenciadaanaliapereyra

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario