lunes 16 de mayo de 2022
AGENDA | 11-04-2022 14:40

Cuando el orgasmo va como piña

La sexóloga Analía Lilian Pereyra da consejos para alcanzar el orgasmo femenino mediante el uso complementario de juguetes sexuales. "Los varones tienen orgasmos en un 95% de las veces, mientras que las mujeres sólo en un 30%".

¿Qué pasa cuando las mujeres heterosexuales manifiestan que en el encuentro sexual con sus parejas NO llegan al orgasmo y SI lo logran solas con el vibrador?

Resulta que el vibrador -cualquiera sea su tamaño- lo que hace es vibrar! Y las múltiples vibraciones ocasionan que nuestros genitales sientan un muy buen estímulo, que no es comparable con las manos, por ejemplo. 

Siempre recomendamos a las mujeres que usen desde balita vibradora hasta succionador de clítoris, para que puedan sentir las sensaciones placenteras, ya que muchas de ellas nunca lo han sentido un orgasmo. Algunas se estimulan con la ducha, el bidet y en algunos casos otros objetos, pero la vibración de los juguetes sexuales, es única.

Otro panorama se abre en el encuentro sexual -particularmente heterosexual- porque los varones suelen desconocer cómo tocar a la mujer para que tenga un orgasmo e incluso ellas mismas suelen no conocerse en relación a su placer.

Y aquí tenemos que hablar de la llamada brecha orgásmica, que refiere a estudios en los que se han evidenciado que las mujeres que mantienen encuentros sexuales con varones tienen menos orgasmos que ellos. Los varones tienen orgasmos en un 95% de las veces, mientras que las mujeres sólo en un 30%.

Juguetes sexuales femeninos-20211216
"Hay que animarse a experimentar, usar juguetes, dedos, lenguas, roces y toda nuestra imaginación".

Significa que 70% de las mujeres heterosexuales no llegan al orgasmo en el encuentro sexual con penetración, mientras que los varones lo hacen casi siempre.

Por ello es indispensable que eduquemos en sexualidad, en conocerse, en conectar con su placer. Y resulta indispensable que los varones comiencen a realizar otras prácticas más allá de la penetración y dejar de pensar en la “previa” como un trámite a seguir para llegar a la penetración la cual siempre es sindicada como la vedette del encuentro. 

Con otras prácticas se puede sentir mucho placer y llegar al orgasmo sin penetración coital o incluso las mujeres (personas con vulva) pueden tener un orgasmo o varios antes de la penetración y ello no significa nada extraño.

Dentro de las practicas BDSM hay mucho del contacto, del disfrute de toda la erótica, más allá de realizar ataduras o quemar con velas, por ejemplo el taparse los ojos y dejarse acariciar es una práctica muy recomendable para conectar con los sentidos de nuestra erótica. La amplitud de sensaciones es la gran apuesta, abrir el abanico de posibilidades y experimentar otras sensaciones.

Es indispensable que eduquemos en sexualidad, en conocerse, en conectar con su placer.

Las mujeres manifiestan en su mayoría que frotarse es clave para sentir placer y llegar a un orgasmo, de este modo se puede experimentar usar un juguete mientras se está en el encuentro sexual, estimulando con el juguete el clítoris aún en la penetración. También pueden usarse anillos vibradores que se colocan en el pene y colaboran con la irrigación sanguínea y de paso es muy buen estímulo para la mujer.

Los varones suelen creer que el juguete no es necesario, ya que están convencidos que tienen que ser ellos quienes “den” el placer a la mujer y así educados como proveedores incluso del placer, tienen la creencia que un juguete no es necesario ya que sólo ellos mismos y su cuerpo son lo suficiente. Este pensamiento no sólo impide disfrutar en mayor libertad sino que coloca a los varones en una posición de mucha responsabilidad, dar placer y lograr que ella tenga orgasmo. ¿No es mucho?

sexualidad 20211201

Suele suceder que algunas mujeres se acostumbran a tener un orgasmo con el uso del vibrador, de hecho muchas mujeres lo usan siempre de la misma manera y hasta en la misma posición: también suelen manifestar que lo hacen para lograr un orgasmo rápido y dormir o continuar con su actividad, casi como trámite.

Conocerse es lo más, como lo digo en mis shows, hay que animarse a experimentar, usar juguetes, dedos, lenguas, roces cuerpo a cuerpo y toda nuestra imaginación. Quien se da permiso para hacerlo y conecta consigo misma/o puede luego llevar ese capital erótico al encuentro con otra/s personas.

Tratemos de no poner tantas etiquetas ni condicionantes, entreguémonos al momento, dejar fluir, reír y divertirse. ¡No tiene que ser tan solemne!

En sexología decimos que los orgasmos son responsabilidad de cada persona, el encuentro sexual es un compartir, con juguetes o sin ellos, si suman sean bienvenidos y no olvidemos conocer qué nos da placer a nosotras y a la otra persona. 

Consentimiento siempre, sólo hace lo que tengas ganas en ese momento y disfrútalo.

Lic. Analía Lilian Pereyra. Sexóloga Clínica y educativa. IG: @licenciadaanaliapereyra

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios