viernes 7 de mayo de 2021
ACTUALIDAD | 17-10-2014 08:29

Ofrecen congelar óvulos a sus empleadas

Las empresas quieren convencerlas para que retrasen su maternidad.

Habría que preguntarles a los directivos de Facebook y Apple si, junto con el congelamiento de óvulos ofrecido a sus empleadas también se incluye el congelamiento de esperma para sus trabajadores varones. O mejor, si el congelamiento de óvulos también aplica para las esposas de sus empleados considerando que los hombres también deben hacerse cargo de sus hijos.

La respuesta, claro, es no. Lejos de ser una política de conciliación entre el trabajo y la maternidad, la propuesta de las mega organizaciones pareciera más una indirecta para decir, en realidad, que prefieren empleadas sin hijos.

Por muy innovadoras que puedan ser en el plano tecnológico, la iniciativa, moderna a primera vista, tiene un costado machista que no escapa a la polémica.

Fin de año: el efecto balance
Leé también
Perfilando deseos

Para estos dos gigantes, congelar óvulos forma parte del combo de lo que se denomina management de la felicidad. En la lista aparecen distintas opciones todas al mismo nivel: comidas gratuitas preparadas por chefs famosos, afters office, salas de juegos, bonus económicos y ahora plata extra para retrasar la maternidad.

padre
Leé también
Los papás de hoy

Las dos empresas reconocieron la política de alentar a las trabajadoras a que conserven su puesto a cambio de costear el proceso de congelación y mantenimiento de óvulos.

No es una cuestión material: en Estados Unidos el proceso de congelación de óvulos puede costar unos 10.000 dólares, más los alrededor de 500 al año que puede suponer el mantenimiento. Al parecer, y como confirmación del preconcepto de que sólo las mujeres son las que cuidan a los hijos, después de hacer cuentas habrán deducido que una empleada talentosa vale muchísimo más que eso en ganancias para la empresa.

A favor de las organizaciones, hay que decir que Google paga hasta 22 semanas de baja por maternidad, Twitter llega hasta las 16 y Facebook e Instagram a las 17. A diferencia de lo que sucede en nuestro país, los padres reciben casi los mismos días de ausencia para el cuidado del nuevo hijo.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario