Rouge

Rouge

Todas las entradas de: Jorge Dotto

Médico (UBA). Especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School). Obtuvo el Premio al Joven Líder 2005 del College of American Pathologists (CAP) Foundation. #MisCromosomas

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Los dibujos, indicadores de la futura inteligencia

6 de enero de 2015

Un estudio recientemente publicado demostró que los dibujos de personas realizados a los 4 años de edad son predictores de la inteligencia una década después.

Cuando uno era chico uno de los entretenimientos era dibujar. Aunque mi abuelo pintaba muy bien y me intentaba enseñar, mis dibujos los calificaría como modestos.

Todos deben recordar cuando iban al jardín y la maestra les pedía que hicieran un dibujo. O cuando uno chico va a la psicopedagoga en el colegio, en el cual a partir del análisis del dibujo se pueden sospechar algunos estados emocionales del mismo chico o su familia. Generalmente la consigna es dibujar una persona, una familia, una casa, y alguna otras opciones.

Un estudio recientemente publicado demostró que los dibujos de figuras humanas (personas) realizados a los 4 años de edad son predictores de la inteligencia una década después, en el cual la genética participa de este mecanismo. Se estudiaron 7.752 parejas de hermanos gemelos y mellizos, o sea, un total de 15.504 chicos.

Los gemelos son clones (tienen la misma composición genética), ya que son el resultado de la división de un mismo producto de la concepción. Los gemelos se originan en la división de un embrión producido en la unión de un óvulo y un espermatozoide. Los mellizos son el resultado de una fecundación por separado de dos óvulos con dos espermatozoides, en la cual se generan dos embriones de manera independiente. Al tener estos 2 grupos de hermanos se pudo demostrar como la genética participa del mecanismo de la inteligencia como factor hereditario. Por supuesto, que como en el resto de los comportamientos, sentimientos, emociones y acciones también hay una gran influencia de los llamados factores externos o ambientales.

A todos estos chicos de 4 años se les pidió que dibujaran una figura de un chico (persona). De acuerdo a las características físicas (cara, ojos, pelo, nariz, boca, piernas, brazos, cuerpo) que incluían en su dibujo se la adjudicaba puntos de una escala de 0 a 12. Cuanto más completo era el dibujo, mayor cantidad de puntos obtenían. Al mismo tiempo realizaban un test de inteligencia a esa edad, y otro test de inteligencia se repitió a los 14 años de edad.

Los investigadores demostraron que cuanto mayor era el puntaje a los 4 años, o sea cuanto más completo era el dibujo, lo chicos eran más inteligentes a esa edad. Esa demostración no sería tan sorprendente. Lo novedoso fue que los mayores puntajes a esa temprana edad, se correlacionaron en el futuro con ser adolescentes de 14 años más inteligentes.

Hasta el momento, no se ha descubierto el “gen del dibujo”, entiéndose como una asociación genética con una habilidad o talento para dibujar. También es fundamental aclarar que una persona o en este caso un niño que no dibuje bien no quiere decir que no sea inteligente a esa edad o cuando sea más grande. Por lo tanto, la habilidad para dibujar no determina la inteligencia de una persona. El dibujo sería una herramienta muy valiosa, barata y efectiva de predecir la inteligencia de una persona.

Hay un debate muy instalado en la actualidad sobre si tenemos una inteligencia general o hay múltiples tipos de inteligencia. El consenso en la actualidad es que hay varios tipos de inteligencia como por ejemplo:

1. Interpersonal: habilidad para entenderse a uno mismo, que sentimos, y que queremos hacer, es más frecuente en psicólogos, líderes espirituales, y filósofos.

2. Intrapersonal: también conocida como “inteligencia emocional”, y se caracteriza por personas que tienen una mayor sensibilidad para entender y conectarse con otras personas. Es más frecuente en maestros, actores, trabajadores sociales, médicos y políticos.

3. Espacial: facilidad para la orientación, interpretación de mapas y navegación, habilidad para pensar en 3 dimensiones (3D). Es más frecuente en pilotos de avión, capitanes de barco, arquitectos, escultores y pintores.

4. Lingüístico-verbal: habilidad para encontrar las palabras y la manera de trasmitir un mensaje, es tener la facilidad de comunicar. Es más frecuente en escritores, poetas, periodistas y personas que hablan en publico. A su vez, las personas que poseen mayor desarrollo de este tipo de inteligencia les gusta hacer las palabras cruzadas del diario, leer, escribir y contar historias.

5. Naturalista: son las personas que entienden y valoran el medio ambiente, la naturaleza y los animales. Es más frecuente en las personas que trabajan en el campo, ambientalistas, y cocineros.

6. Musical: facilidad para diferenciar los sonidos, tonos y ritmos musicales. Es más frecuente en cantantes, músicos, y compositores.

7. Corporal cinestésica: habilidad para coordinar la mente/cerebro con nuestro cuerpo. Es más frecuente en deportistas, cirujanos, y bailarinas, y en tantas otras actividades donde la coordinación es necesaria.

8. lógica-matemática: sería como antiguamente se categorizada la inteligencia, es la relacionada al índice de coeficiente intelectual, y se caracteriza por saber hacer buenos cálculos matemáticos e interpretar problemas con números. Es más frecuente en matemáticos, científicos, contadores, administradores y detectives.

9. existencial: habilidad para entender preguntas existenciales de los seres humanos como el sentido de la vida, porque vivimos, y porque morimos.

Es evidente que las personas aunque seamos 99% iguales en nuestra composición genética (genoma), somos muy diferentes ya que los factores ambientales, y la parte espiritual forman gran parte de la composición de nuestra identidad, personalidad, sentimientos, emociones y comportamientos. Claramente este nuevo estudio es una gran noticia, ya que nos permite seguir identificando la participación de los genes en la inteligencia, y la posibilidad de implementar una técnica valiosa, efectiva y de muy bajo costo.

Podríamos decir que cada persona tiene una combinación estos tipos de inteligencia. Y, algunos realmente tienen algún tipo inteligencia o más de un tipo de inteligencia más desarrollada. En realidad, lo importante es descubrirla y aplicarla de una manera positiva y productiva a favor del bien común.

 

Referencias

Arden R et al. Genes influence young children’s human figure drawings and their association with intelligence a decade later. Psychol Sci. 2014 Oct;25(10):1843-50. doi: 10.1177/0956797614540686. Epub 2014 Aug 20. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=25143430

Por: Jorge Dotto

Médico (UBA). Especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School). Obtuvo el Premio al Joven Líder 2005 del College of American Pathologists (CAP) Foundation. #MisCromosomas

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Gay o no: ¿una cuestión de genes?

12 de diciembre de 2014

Qué dicen los más recientes estudios sobre la homosexualidad y la conformación del ADN.

(*) Por Jorge Dotto

La orientación sexual de las personas hasta hace muy poco tiempo era un tema tabú, y todavía hoy, a veces lamentablemente sigue siendo criticada y cuestionada. Y, aunque ahora parece extraño, generaba vergüenza hablar de estos temas. La sociedad acepta tradicionalmente las parejas heterosexuales, va evolucionando y más recientemente aceptó las parejas homosexuales. Eso es muy bueno, y a su vez, necesario.

Algunas personas se preguntan: ¿por qué me gusta esa persona? ¿Será la madre o padre de mis futuros hijos? ¿Por qué mi amiga es lesbiana o mi amigo homosexual? ¿Les pasó algo diferente que a mi cuando eran chicos? ¿Fueron abusados sexualmente? ¿Es la educación? ¿Es la cultura? ¿Es la genética?

Todas estas preguntas son muy válidas, y muchos de nosotros tenemos una gran curiosidad de entender quien nos atrae, y algunas respuestas están en mi columna de Perfil Genético “ADN mata billetera y mata galán”.

En realidad, es muy difícil contestarlas a nivel filosófico/analítico, y también a nivel científico.

Desde lo que significa el enfoque de la evolución, los mamíferos, y por supuesto, se incluye al ser humano, la mayoría de las veces existe una atracción por el sexo opuesto, con lo objetivo primordial de la reproducción y de mantener la especie. Pero, ¿cómo podemos explicar si hay atracción por el mismo sexo?

También hay una gran intriga y desde hace varias décadas grupos de investigadores de todo el mundo están trabajando para descubrir el denominado “gen gay u homosexual”. Por supuesto, que tener relaciones sexuales o conformar parejas del mismo sexo no ocurre solamente en los seres humanos. Se han descripto este tipo de relaciones en los animales, como por ejemplo en leones, monos, pingüinos y ratones.

El estudio científico recientemente publicado en noviembre de 2014 en la revista Psychol Med es el más grande que se ha realizado sobre la contribución de la genética en el desarrollo de la orientación sexual de los hombres. Analizaron a 409 pares de hermanos homosexuales (908 individuos en 384 familias). Se confirmaron 2 regiones, una en el cromosoma 8 y la otra en el cromosoma X (Xq28) descriptas en estudios anteriores. Los autores de este trabajo sostienen que genes localizados en estos sectores de los cromosomas contribuirían al desarrollo de la preferencia sexual de los hombres por otros hombres.

Uno se preguntaría, ¿es necesario contestar cada pregunta que nos hacemos a nivel filosófico o del comportamiento humano? Claramente no habría una necesidad, pero hay una inquietud o curiosidad intrínseca del ser humano que intenta explicar todo lo que nos pasa, y todo lo que hacemos en nuestra vida.

Estos resultados han sido muy discutidos en las últimas semanas, y algunos científicos critican la técnica empleada, mientras que otros desprecian los resultados sin tener una propuesta contundente que desacredite estos hallazgos.

La verdad, que tampoco sería sorprendente que genes localizados en estos 2 cromosomas mencionados, y eventualmente en otros participen de un mecanismo que haga que un hombre se sienta atraído por otro. En realidad, la región en el brazo largo (q) del cromosoma sexual femenino X (Xq28) asociada a la homosexualidad masculina fue descripta hace más de 20 años por el genetista Dean Hamer.

En el caso de la homosexualidad masculina, volvemos a un concepto que como con otros comportamientos o elecciones personales aunque estén asociados con la genética también tienen una gran influencia de factores externos que muchas veces impactan en las personas, y no podemos entender que han generado. El consenso a nivel mundial es que muy probablemente la orientación sexual sea multifactorial, y sea el resultado de factores genéticos, hormonales y ambientales/externos.

Este ejemplo en el cual a veces nos cuesta aceptar un nuevo descubrimiento es un gran paralelismo para algunas personas o familiares que tienen que aceptar una decisión o un sentimiento de una persona por otra de su mismo sexo. Claramente, es difícil explicar el motivo o los factores que hacen que una persona tenga esta inclinación sexual. Algunos manifiestan haberlo expresado desde muy niños y otros en etapas más tardías.

Y nos podríamos llegar a preguntar: ¿Por qué nos cuesta tanto a veces aceptar a la sociedad que habría un factor genético que participe en este mecanismo? A si como también ¿por qué nos cuesta tanto a veces aceptar a la sociedad que un hombre tiene sentimientos y ama a otro hombre?

(*) Jorge Dotto es médico genetista especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School).

Referencias

-Hamer DH et al. A linkage between DNA markers on the X chromosome and male sexual orientation. Science. 1993 Jul 16;261(5119):321-7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8332896

-Sanders AR et al. Genome-wide scan demonstrates significant linkage for male sexual orientation. Psychol Med. 2014 Nov 17:1-10. [Epub ahead of print].
http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=9385646&fileId=S0033291714002451

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

La leche envejece y aumenta la mortalidad

26 de noviembre de 2014

De acuerdo con un reciente estudio, no es tan buena como venimos creyendo desde siempre.

(*) Por Jorge Dotto

Desde que nace el ser humano se alimenta con leche y según las recomendaciones de las sociedades de pediatría a nivel mundial es bueno hacerlo hasta el año de edad. Si no se puede seguir amamantando por temas laborales o personales, tampoco la mujer debe sentirse culpable. La mayoría no puede hacerlo, es muy entendible y no es grave. ¿Sabías que tomar leche en exceso aumenta la mortalidad? Yo tampoco y a mí también me sorprendió este dato.

¿Consumís leche todos los días? ¿Pensás que si tomas más cantidad de leche es mejor para tu salud? Cuidado, recientemente se publicó un estudio científico que demuestra que la leche aumenta el riesgo de fracturas y la mortalidad en general.

Desde que somos chicos siempre nos han dicho que es buenísimo, muy saludable tomar leche y consumir productos lácteos como el queso y el yogurt. En la mayoría de los hogares, es muy frecuente que las familias consuman en el desayuno y a la tarde café, mate, o té, y generalmente se acompaña con leche.

Como uno es el primer alimento que conoce y consume, no pareciera ser un planteo válido sospechar si la leche es realmente sana. O sea, la mayoría no pondría en duda este hábito de la vida cotidiana, y hasta un “pilar” central de las recomendaciones nutricionales, siempre formando parte de la característica “pirámide de la dieta”.

Desde que las mujeres son jóvenes se les recomienda un alto consumo de lácteos para fortalecer el desarrollo de sus huesos y también cuando están en la etapa de la menopausia ayudaría a prevenir las fracturas causadas por la osteoporosis, ya que la leche contiene especialmente calcio y vitamina D. Este concepto que se comunicó y recomendó por décadas ahora es puesto en duda por un grupo de investigadores suecos pertenecientes a las Universidades de Uppsala y el Instituto Karolinska, entidad que entrega el Premio Nobel de Medicina.

El estudio que se publicó el 28 de octubre de 2014 en la prestigiosa revista British Medical Journal analizó a más de 106.000 personas (61.433 mujeres y 45.339 hombres) en Suecia, las cuales respondieron un formulario que incluía 96 alimentos y bebidas. El promedio de seguimiento del grupo de mujeres fue 20.1 años, y el de los hombres 11.2 años.

Durante los 20 años de seguimiento murieron 15.541 mujeres y 17.252 tuvieron una fractura. Los resultados fueron sorprendentes. Cuando las mujeres tomaban mayor cantidad de leche (1 vaso equivale a 200 ml), no se demostró una disminución en el riesgo de fracturas. A su vez, las mujeres que tomaron 3 o más vasos de leche (promedio 680 ml) por día tenían mayor riesgo de mortalidad que las mujeres que tomaron menos de un vaso de leche por día (promedio de 60 ml), una dosis estándar si se toma sola o acompañando a otras bebidas como el café, té o mate cocido.

En cuanto al grupo masculino, de acuerdo a los 11 años de seguimiento se identificaron 10.112 personas fallecidas y 5.066 sufrieron fracturas. Los hombres también tuvieron mayor riesgo de mortalidad y fracturas cuando tomaron leche en exceso, pero en menor proporción que las mujeres.

Lo interesante a nivel genético molecular, es que se identificó la asociación de la ingesta de leche con la activación de 2 biomarcadores 8-iso-PGF2α y la interleucina 6 (gen IL6), que forman parte del estrés oxidativo y el proceso de la inflamación, respectivamente. La leche activaría un mecanismo celular llamado estrés oxidativo que si es muy severo puede causar la muerte celular, y por ende a mayor escala la muerte de tejido, y como vimos a largo plazo la muerte de una persona. Según este estudio no habría el mismo resultado negativo con la ingesta de productos lácteos como el queso y yogurt.

A su vez, la leche contiene un tipo de azúcar llamado galactosa. Esta sustancia química se absorbe en el intestino, y luego en el hígado (“el laboratorio del cuerpo”) se convierte en otro tipo de azúcar, glucosa, la cual es utilizada como energía por las células y tejidos. Según este estudio y algunas observaciones anteriores se ha demostrado que la galactosa estimularía el envejecimiento causando una menor expectativa de vida a través de la activación del estrés oxidativo.

Se demostró que una inyección subcutánea de 100 mg/kg de galactosa acelera el envejecimiento en ratones. Este valor es equivalente a 6-10 g en los seres humanos y corresponde a 1-2 vasos de leche. También el otro azúcar presente, lactosa, se ha asociado con un mayor riesgo de infarto cardíaco.

Es importante aclarar que la leche materna es saludable para los bebes, y que la mayoría de las personas que toman leche no serían afectadas por su ingesta. Sólo las que tomarían en exceso, lo que equivale a 3 o más vasos de leche por día.

Este estudio tiene algunas limitaciones, como no distinguir entre leche entera y descremada, y también sabemos que es complejo cuantificar porciones en la dieta, ambos factores que deberían analizarse en investigaciones posteriores.

Pero, claramente se cuestiona el rol que cumple la leche en la dieta, por lo que deberíamos analizar profundamente este efecto y equipos de investigación a nivel mundial confirmar definitivamente si este producto de origen animal aumenta la mortalidad en los seres humanos.

Referencias: Michaëlsson K et al. Milk intake and risk of mortality and fractures in women and men: cohort Studies. BMJ 2014; 349:g6015 (Published 28 October 2014).

(*) Jorge Dotto es médico genetista especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School).

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Cuando tu hijo se parece a tu ex

29 de octubre de 2014

Un niño podría tener características físicas heredadas del ADN presente en los espermatozoides de una pareja anterior.

(*) Por Jorge Dotto

Cuando nace un bebé generalmente los padres, abuelos, familiares y amigos intentan encontrar el parecido con la madre, padre o alguno de los abuelos. Pero, eso muy probable no sea posible hasta que los chicos empiezan a crecer y desarrollarse. Y, ¿si tu hijo se parece a tu “ex”? Ya sé, entrás en pánico.

En algunos casos, no hay ninguna duda de quien fue la madre o el padre, la impronta genética en las características físicas de una hija o hijo son evidentes, en donde ciertos genes de uno de los progenitores tienen un efecto dominante en su expresión, por ejemplo en la cara, manos, forma de la cabeza, pies, entre tantas otras características. Esta situación también es conocida como “imprinting genético”. Este efecto físico es esperable y agradable para los padres y no generaría evidentemente ningún tipo de problema.

Cuando llega un hijo a una familia es un momento de crisis en una pareja, porque cambia la estabilidad que tenía esa pareja y deben adaptarse a una nueva situación. Por supuesto, que es lo más lindo que les puede pasar a esas personas que formaron una familia.

Ahora, hay una situación que puede ser verdaderamente dramática: tu hija o hijo se parecen a tu ex-pareja? Una situación compleja y muy difícil de manejar. Hay que imaginar este momento, en el cual una mujer le jura a su pareja que aunque el hijo se parece a su “ex”, no le fue infiel. Hasta hace unas semanas esto era imposible de explicar con palabras ni justificar científicamente aunque el término en inglés “telegony” (en español: telegonía) fue introducido en el 1800s.

La telegonía postula que habría transmisión genética (hereditaria) en la progenie (hija o hijo) de un hombre que tuvo relaciones sexuales anteriormente con la madre de esa hija/o. Para simplificarlo, el hijo/a de una pareja podría tener características físicas heredadas del ADN presente en los espermatozoides de una pareja anterior que tuvo esa mujer.

Según la definición en la Enciclopedia Británica, fue Aristóteles (384 AC-322 AC) quien alegó que la herencia de una persona está influenciada no sólo por su padre sino también por los hombres con los que la mujer pudo haber tenido relaciones sexuales previamente.

Históricamente, el primer ejemplo clásico y descripto de esta increíble teoría se describió en 1820 según la revista Lancet. El conde de Morton comunicó esta observación a la Royal Society of London (Sociedad Real de Londres). Morton intentaba domesticar un animal extinto, la quagga (Equus quagga quagga), una subespecie de la cebra (Equus quagga). Se vio obligado a cruzar un macho quagga con una yegua árabe femenina. El híbrido (cruce de 2 especies o subespecies) resultante era predecible, pero la singularidad apareció cuando la yegua árabe fue posteriormente “servida” con un padrillo árabe: su descendencia poseía características de color y pelo de la quagga.

Un ejemplo cotidiando en el cual se pondría en práctica este concepto sería en la cría de perros de raza, según me informaron. Donde los criadores son muy cuidadosos para evitar características físicas inesperadas.

Esta teoría fue desacreditada durante cientos de años y se publicaron pocos estudios sobre este tema. Pero, recientemente tomó fuerza con la publicación hace pocas semanas en 2014 de un estudio científico publicado en la revista Ecology Letters. De acuerdo a esta investigación realizada en moscas se comprobó la teoría de la telegonía en la cual se cruzaron inicialmente moscas hembras inmaduras con dos tipos de machos: pequeños y grandes. Cuando las hembras eran maduras las volvieron a cruzar con esos machos, y descubrieron que el tamaño del producto de la concepción (“mosca bebe”) era determinado por la anterior pareja sexual macho de la madre.

El mecanismo más aceptado sería la incorporación del ADN de millones de espermatozoides de un macho anterior en los tejidos del tracto genital femenino, y a partir de ahí tendría un impacto en el óvulo.

Por supuesto, que aunque sea un evento nuevo y sumamente interesante, es muy raro.

Y, cuidado, esto lo digo como hombre, no es mi intención que esta columna se convierta en una excusa perfecta que justifique aventuras amorosas prohibidas.

(*) Jorge Dotto es médico (UBA)especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School). Obtuvo el Premio al Joven Líder 2005 del College of American Pathologists (CAP) Foundation.

Referencias

www.britannica.com/EBchecked/topic/585847/telegony

Crean AJ et al. Revisiting telegony: offspring inherit an acquired characteristic of their mother’s previous mate. Ecol Lett. 2014 Sep 30. doi: 10.1111/ele.12373. [Epub ahead of print]
www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25270393

Liu Y. Fetal genes in mother’s blood: a novel mechanism for telegony? Gene. 2013 Jul 25;524(2):414-6. doi: 10.1016/j.gene.2013.03.061. Epub 2013 Apr 23.
www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23618818

Liu YS. Telegony, the sire effect and non-mendelian inheritance mediated by spermatozoa: a historical overview and modern mechanistic speculations. Reprod Domest Anim. 2011 Apr;46(2):338-43. doi: 10.1111/j.1439-0531.2010.01672.x.
www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20626678

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Sobre la mutación del virus del ébola

21 de octubre de 2014

Si bien los científicos advirtieron que se trataría de un hecho poco probable, el virus del ébola podría mutar y contagiarse por vía aérea.

(*) Por Jorge Dotto

Una de las máximas preocupaciones que está latente en el mundo en esta epidemia del virus del Ébola, es si tendría la potencialidad de transmitirse por vía aérea. En la actualidad pareciera ser que nada podría ser tan destructivo a nivel de la salud pública mundial, que un virus del Ébola que se transmita a través de la tos o estornudos.

El mecanismo sería que el ARN (ácido ribonucleico) del virus sufriera una mutación (alteración). Al sufrir dicho cambio a nivel molecular, eventualmente podría cambiar su comportamiento y por ende, su vía de contagio natural. Por el momento, no habría que tener pánico ante esta semejante posibilidad, ya que los expertos han comunicado que es muy poco probable que esto ocurra.

Los primeros casos de esta infección ocurrieron hace más de 35 años en África en 1976. A este virus se lo denominó con este nombre porque los casos originarios se describieron en la zona cercana al río Ébola localizado al norte de la República Democrática del Congo. Para ubicarnos geopolíticamente, este país está ubicado en el centro del continente, se independizó de Bélgica en 1960, el idioma oficial es el francés, y tiene una población de 77 millones de personas.

Es un virus muy peligroso que tiene hasta un 90% de tasa de mortalidad. Se han descripto recientemente más de 7100 personas infectadas, y 3300 muertes de acuerdo a la información provista por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al comienzo de este brote epidémico se asumía que la infección estaba localizada en este continente (Liberia, Sierra Leona, Guinea, Nigeria y Senegal), pero en los últimos días se han reportado casos en España y los Estados Unidos, y su expansión comenzó a preocupar al mundo entero.

Se contagia por tener contacto a través de los fluidos corporales como la sangre o vómitos, contacto a través mucosas (boca, ano, conjuntiva en el ojo) o una herida en la piel. Cuidado que también se han descripto que los hombres pueden transmitir el virus por el semen en relaciones sexuales no protegidas hasta 7 semanas después de haber tenido una recuperación clínica de la enfermedad. Por lo tanto, es fundamental destacar que este es otro motivo para usar un preservativo para evitar su contagio, como ya está masivamente conocido para otros virus como HIV, hepatitis B, hepatitis C, y otras bacterias.

Este virus puede causar sangrado (hemorragias), vómitos, diarrea, cansancio, dolores de cabeza, fiebre, debilidad muscular, erupciones en la piel, y falla de órganos especialmente los riñones y el hígado. El conjunto de estas manifestaciones demuestran porque es un virus tan peligroso que puede causar la muerte, y lo que se conoce también como un tipo de “fiebre hemorrágica”.

¿Por qué existe la preocupación que el virus presente una mutación?

Es razonable estar preocupado y pensar en la posibilidad que un virus produzca una alteración (mutación) en su componente genético, y eso provoque que sea más contagioso, más peligroso e inclusive pueda modificar su forma de contagio.

En otra escala, y con una menor preocupación, se planteó esta misma situación hace unos años con el virus de la gripe H1N1. Constantemente los virus se dividen (replican) y cometen errores en esa división produciendo una alteración o sea una mutación, pero generalmente no modifican su mecanismo de infección. También hay que aclarar que la mayoría de las mutaciones que ocurren no tienen un significado clínico relevante, otro motivo para comunicar tranquilidad a la población en este aspecto. Estos conceptos aplican a la crisis actual del virus del Ébola.

El diagnóstico del virus además de la presentación clínica, la cual puede llegar a ser inespecífica ya que produce varios síntomas comunes a múltiples enfermedades, puede incluir el test de ELISA, una prueba que detecta proteínas, o la técnica de RT-PCR (una variante de la reacción en cadena de la polimerasa que convierte el ARN en ADN para ser analizado). La técnica de PCR amplifica un pequeño fragmento de ADN a casi 100°C posibilitando tener múltiples copias para poder tener más material representativo para analizar. Podríamos decir que es un pequeño horno que “fotocopia ADN”. Tanto el test de ELISA como la PCR se utilizan para el diagnóstico del HIV.

Aunque se están desarrollando vacunas contra el Ébola, hay que destacar que todavía no existe una cura. Por lo que las medidas de prevención son fundamentales para evitar el contagio y salvar la vida de miles de personas en el mundo.

Plantear la situación que las mutaciones provoquen un virus más contagioso, más agresivo y que pudiera modificar su forma de contagio surgió de estudios científicos recientemente publicados durante las últimas semanas en las revistas de medicina más prestigiosas que describen algunas variantes genéticas. A su vez, estas variaciones en la composición molecular de este microorganismo podrían afectar el diagnóstico y eventualmente, el tratamiento con una nueva vacuna.

Claramente este es el centro de la discusión a nivel de los laboratorios que trabajan intensamente en estos temas, y en los líderes mundiales que quieren evitar que el virus progrese de esta manera tan destructiva.

Aunque por el momento se descartaría la transmisión por vía aérea, el mundo está pendiente si estas mutaciones tendrán un impacto en el curso de esta epidemia peligrosa, y realmente preocupante.

(*) Jorge Dotto es médico (UBA) especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School). Obtuvo el Premio al Joven Líder 2005 del College of American Pathologists (CAP) Foundation.

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Marihuana: cuando el placer se hace humo

25 de septiembre de 2014

El uso a largo plazo y frecuente de marihuana podría dañar y destruir el centro del placer en el cerebro.

(*) Por Jorge Dotto

El uso de la marihuana (Cannabis) tiene un objetivo claro, tener una sensación de placer, pero, también algunas personas la fuman para relajarse y pasar un “buen momento”. Por supuesto, que lo más importante es preguntarse: ¿por qué una persona consume una sustancia? Y, cuando decimos sustancia nos referimos al alcohol, tabaco, medicamentos, marihuana, cocaína, paco, éxtasis o cristal, entre tantas otras.

La persona puede llegar a tener un problema personal, emocional, familiar o laboral, y en algunas oportunidades recurre al consumo de una sustancia como una manera de lograr un escapismo farmacológico, o sea, olvidarse temporariamente de esos problemas que le perturban su pensamiento, y que a veces, interfieren con las actividades de la vida diaria, inclusive dormir.

La marihuana como otras sustancias provoca el efecto deseado, el placer, pero también los efectos adversos o toxicidad como todas las drogas mencionadas anteriormente. He comentado en otras columnas de esta sección “Perfil genético”, lo que provoca la droga ilegal más consumida en el mundo, y está clara mi postura al respecto. No es una droga innocua, es responsable de ser un factor de riesgo para desarrollar psicosis, y es la 2da causa de accidentes de tránsito fatales, después del alcohol. Pero, en este momento me voy a concentrar en el placer.

A nivel del cerebro hay compuestos químicos que son los encargados de participar y llevar la información entre las neuronas, los llamados neurotransmisores. El neurotransmisor llamado dopamina es el que participa en el mecanismo del placer y la recompensa. Se ha demostrado que algunas personas que tienen mutaciones (alteraciones) del gen DRD2 tienen mayor riesgo para desarrollar adicción (dependencia) a sustancias.

La mayoría de las personas que fuman marihuana no son adictas, como comenté anteriormente están buscando una sensación de placer para relajarse en un momento de tensión, para divertirse el fin de semana comiendo un asado con amigos o antes de tener relaciones sexuales. Algunas personas el solo hecho de fumar les da placer. Pero cuidado, el uso a largo plazo y frecuente de marihuana podría dañar y destruir el centro del placer en el cerebro. El hombre es un “animal de costumbre”, si nos acostumbramos al estimulo cuando este no esta sentimos la carencia, y no logramos disfrutar.

Un estudio recientemente publicado en la revista Proc Natl Acad Sci U S A en julio de 2014 demostró que las personas que abusan o son adictas a la marihuana, o sea, que consumen Cannabis por un largo período de tiempo dañarían el sistema de dopamina en el cerebro, y por ende, afectarían la posibilidad de sentir el efecto que buscan fumando un porro, el placer.

Aunque la muestra estudiada fue pequeña ya que participaron 48 individuos: 24 personas que tienen una dependencia a esta sustancia (fumaban de promedio 5 cigarrillos de marihuana por día, 5 días a la semanas por un período de 10 años), y 24 personas que actuaron como control, los resultados son interesantes y se deben tener en cuenta para analizar estos efectos a mayor escala.

Lo que sorprendió a este equipo de investigadores fue encontrar que las personas que tenían una dependencia a la marihuana no reaccionaban de la misma manera que las personas consideradas como controles cuando se los estimulaba y se analizaban las imágenes cerebrales. O sea, ambos grupos producían la misma cantidad de dopamina en el cerebro, pero las personas que tienen una dependencia al Cannabis no la “procesaban” como una sensación de placer. Por lo que llegaron a la conclusión que la marihuana dañaría el mecanismo de recompensa y placer en el cerebro.

No estoy en contra de la libertad individual. Por supuesto estoy en contra de las drogas, inclusive de ésta, pero el objetivo es difundir que no es “tan buena” como algunos difunden de manera masiva.

Inclusive, como en este caso, algo realmente sorprendente, ya que el efecto buscado por la mayoría desaparecería por el abuso prolongado en el tiempo. Pero, cuando hablamos de placer, no solo hablamos de sentir placer al fumar, sino a disfrutar otras acciones que incluyen esta sensación, como por ejemplo, puede ser una relación sexual, mirar una película o escuchar música, entre otras tantas cosas.

En conclusión, si fumas mucho porro durante mucho tiempo, además de quemarte el cerebro, no vas a sentir placer.

(*) Jorge Dotto es médico (UBA). Especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School). Obtuvo el Premio al Joven Líder 2005 del College of American Pathologists (CAP) Foundation. #MisCromosomas

- Cuerpo & Alma -

Cómo afecta el plástico a la salud

17 de septiembre de 2014

Consejos para suavizarlos los efectos nocivos de este componente en el cuerpo humao.

Por Jorge Dotto

Todos los días tenemos contacto con elementos de plástico como el reloj que llevas en tu muñeca, tu celular, el despertador, el teclado de tu computadora, cuando vas al supermercado o esta mañana, cuando te maquillaste con un cosmético o usaste el termo con agua caliente para tomar mate. Como estamos expuestos de manera permanente, estamos convencidos de que el plástico es seguro.

La industria del plástico gana aproximadamente 800 billones de euros por año. Y la producción total de este compuesto desde que comenzó su producción masiva hace 50 años es equivalente a envolver con bolsas de plástico 6 veces la Tierra.

¿Sabías que los ftalatos o ésteres de ácido ftálico causan infertilidad? No te asustes, pero es una realidad que estos compuestos químicos que se utilizan para hacer más blando y resistente el PVC (policloruro de vinilo) generan este problema de salud.

El químico conocido como bisfenol A o BPA se utiliza en plásticos para hacer los contenedores también conocidos como tápers («tuppers»), entre tantos otros productos. En realidad, es el compuesto químico al cual estamos más expuestos y está presente en los productos que mencionamos antes, y muchos más. Este plástico también se ha demostrado que genera alteraciones en el sistema endócrino, el encargado de secretar hormonas en nuestro cuerpo.

Se demostró que los plásticos pueden dañar el ADN (ácido desoxirribonucleico) de los espermatozoides, lo que causa una menor calidad de estas células reproductoras masculinas, generado un problema de infertilidad masculina. Según un estudio publicado en mayo de 2014, el impacto negativo que genera es reducir la tasa de fecundación un 20%. Un dato significativo y preocupante, ya que estamos en contacto todos los días con este tipo de productos.

Otro estudio científico del 2012 confirmó resultados previamente publicados que demostraron que altos niveles de BPA en orina se asocian a una menor respuesta por parte del ovario, un menor número de óvulos fecundados, y una disminución en la formación de embriones, especialmente en mujeres que estaban bajo tratamiento de fertilización asistida. Otro estudio en 2013 demostró que el BPA causa afectación de la división celular de los óvulos y de los cromosomas presentes en estas células.

Hay evidencias que demuestran que hay un deterioro en la calidad del semen en los últimos 50 años. El motivo no es solamente la falta de tiempo, el estrés, y poner la libido en otros ámbitos. Una de las causas más relevantes podría ser la introducción masiva de los plásticos en nuestra vida.

Estos químicos se eliminan rápido de nuestro cuerpo, lo que hace que haya menos probabilidades de generar toxicidad. Pero el problema surge porque tenemos contacto de manera constante con el plástico, ya que está presente en diferentes tipos de cosméticos, envases, bolsas, detergentes, productos de limpieza, tuberías, gafas de sol, y hasta en algunos medicamentos con capa entérica, una cápsula transparente que contiene múltiples fragmentos redondos minúsculos del fármaco.

Estamos tan expuestos que se ha demostrado la presencia de BPA en sangre, orina, e inclusive en leche materna de mujeres embarazadas. Según un estudio publicado en 2008, el 93% de las muestras de orina de 2500 adultos analizados tenían niveles representativos de BPA.

En algunos países se ha prohibido su utilización en la fabricación de juguetes o en productos para niños como biberones, platos o vasos de plástico. Lo que demuestra preocupación a dicha exposición.

Según un estudio presentado en junio 2014, el plástico también podría ser un factor de riesgo para el cáncer de mama, y a su vez afectaría el tratamiento con quimioterapia, otro motivo por el cual las mujeres tienen que estar alertas -además del comprobado efecto negativo en el campo reproductivo-.

Algunas recomendaciones para poder tener el menor contacto posible con los ftalatos o BPA es leer las etiquetas de los cosméticos, y no consumir aquellos productos que contengan estos compuestos.

Otra opción muy práctica es evitar calentar comida o líquido en envases o vasos de plástico, ya que el calor del microondas genera que estos compuestos químicos se transfieran a los alimentos o bebidas, como puede ser una sopa. Por el mismo motivo, se desaconseja dejar botellas de agua en los autos, donde puedan calentarse con el ambiente cerrado o por los rayos del sol.

También la FDA (Food and Drug Administration), ente estatal que regula los alimentos y medicamentos de los Estados Unidos, recomienda no poner agua muy caliente o hirviendo en un contenedor de plástico. Por ese motivo, los termos que se utilizan para el mate son de plástico, pero tienen en su interior el contenedor de vidrio para el agua caliente. Según los expertos, estos serían los mecanismos por el cual el cuerpo absorbería la mayor cantidad de plástico a partir del consumo de estos alimentos o bebidas.

¿Qué enfermedades están asociadas a los aditivos tóxicos del plástico?

.Cáncer
.Infertilidad,abortos espontáneos, quistes uterinos
.Pubertad precoz en niñas
.Deformaciones del pene en niños, hipospadias
.Hiperactividad, deficiencia de atención
.Parkinson
.Autismo
.Enfermedad cardiovascular
.Obesidad
.Diabetes

Es difícil evitar el contacto definitivo con el plástico, pero aprender de los problemas que causa en nuestra salud es realmente beneficioso. Nos estimula a estar atentos y prevenir acciones que hacemos de manera automática frecuentemente, como calentar la comida en estos contenedores. Es un dato sumamente importante, ya que con un solo cambio de hábito podemos generar un gran impacto en nuestro cuerpo. ¡Solo depende de nosotros!

(*) Jorge Dotto es médico (UBA). Especializado en anatomía patológica (Yale University School of Medicine), patologia ginecologica y mamaria (Yale University School of Medicine) y patología molecular & genética (Harvard Medical School). Obtuvo el Premio al Joven Líder 2005 del College of American Pathologists (CAP) Foundation. #MisCromosomas

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

El ADN mata billetera y mata galán

12 de septiembre de 2014

Distintos estudios científicos han demostrado que los genes participan en los mecanismos moleculares del amor.

En la adolescencia, cuando las mujeres y los hombres comienzan a desarrollarse, aparece una nueva sensación y sentimiento: el amor.

El amor se presenta en las personas con el deseo de encontrar a alguien y formar una pareja. Hay varios dichos que escuchamos desde chicos como: “en la vida vas a encontrar tu alma gemela”, “tu media naranja” o “alguien tan distinto que te complemente”.

Todos sabemos que las relaciones humanas son complejas, inclusive las relaciones de pareja. Pero, cuando encontramos a alguien con el cual nos sentimos distintos con un gran sentimiento de amor, y de felicidad, realmente actuamos de manera diferente. Es algo difícil de explicar, pero el que ha experimentado esta sensación o en este momento lo está viviendo sabe perfectamente de que estoy hablando.

Por supuesto que no existe una fórmula mágica para poder encontrar a esa persona que en algún momento soñamos, y aparece. Si, ya se, pensaste que nunca iba a llegar, y finalmente ese día llegó? Todavía estás esperando? O, la encontraste y se terminó la relación, y pensás que vas a volver? O, esa relación se terminó para siempre?

En cualquiera de estas situaciones o algunas de otras tantas variables posibles, uno piensa: la persona que conozco y me gusta, es diferente a mí y me complementa? Es parecida a mí y nos entendemos tan bien que generamos sinergia? O, la situación que tendería a ser más frecuente, en la cual se comparten algunas características y las personas son distintas en otras, lo que hace que se forme una gran pareja.

Ahora, cuando elegimos realmente a alguien, a quién elegimos? Esta pregunta también se las hicieron grupos de investigadores que analizaron la composición genética de múltiples parejas para poder llegar a una conclusión científica. En la actualidad está demostrado que los genes (secuencias pequeñas de ADN: ácido desoxirribonucleico) participan en los mecanismos moleculares de diferentes comportamientos humanos como el amor, la felicidad, la infidelidad, las adicciones, la violencia, el optimismo, y la autoestima, entre otros.

Un estudio publicado en junio de 2014 demostró que las personas que forman una pareja son similares en su composición genética, o sea, tienen genomas (totalidad de los genes) parecidos. La conclusión surgió de analizar a 1650 personas, que incluía a 825 parejas casadas en Estados Unidos que habían nacido entre 1920 y 1970. Este estudio también concluyó que las parejas tienden a conformarse más frecuentemente cuando ambos individuos tienen un nivel de educación similar.

Otra investigación científica realizada en Israel y publicada en mayo de 2014, analizó a 1300 parejas y también concluyó que existe una compatibilidad genética y similitudes en la composición del ADN cuando dos personas forman una pareja. En este caso los genes que participarían en este efecto son los llamados HLA, el llamado complejo mayor de histocompatilidad. Una familia de genes que participan del sistema inmune y tienen como función reconocer proteínas propias de los tejidos y órganos de las “extrañas” que están presenten en la superficie de microorganismos, como por ejemplo los virus y bacterias. Cuando este sistema reconoce proteínas “externas o no propias” se activa el sistema inmune “destruyendo al agente invasor”.

Por supuesto, que somos mucho más que 20.000-25.000 genes (genoma humano) que funcionan para que nosotros vivamos. Además de la genética, los factores ambientales juegan un rol clave en la atracción entre dos personas, y la construcción de una relación de pareja. Hay características de la personalidad que juegan un rol clave en este mecanismo, inclusive la admiración que permite que dos personas retroalimenten ese sentimiento de amor, en el cual algunas veces cuando pasa el período de enamoramiento, y pasión “animal” y hasta a veces primitiva, ocupa un lugar relevante en la composición de ese sentimiento único. El componente espiritual también es fundamental como nivel de conexión en una pareja. Algunas personas que creen en la reencarnación sostienen que la atracción, el amor, y las relaciones de pareja están basadas en el encuentro de almas. Es realmente una intriga y un tema apasionante saber cómo dos personas realmente se atraen y conforman una pareja estable.

Varios de estos aspectos son difíciles de explicar para los seres humanos. Pero, algunos grupos de investigación están intentando demostrar que la composición genética de una persona prevalecería sobre la apariencia física, y el poder económico. Para simplificarlo podríamos decir que: El ADN “mata billetera, y mata galán”.