Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

Qué hacer con la angustia de nuestros hijos

Foto: Unsplash
12 de mayo de 2020

Un momento angustiante para todos. Pero como padres, cuando vemos a nuestros hijos tristes, queremos tener una rápida respuesta.

Por Lic en Psicología Finocchio Gisele

¿Es un desafío poder controlarla?, claro. Pero no se sientan solos, en principio deben tener en claro que es un momento de adaptación.
Desde el punto de vista psicológico es esperable que un niño se angustie, debido a que esta siendo privado de su rutina, de su cotidaneidad.
Muchos, además de asistir al colegio, cumplen con actividades sociales, y es lógico que el encierro repercuta en ellos.
En la actualidad son muchas las familias que trabajan varias horas, y por el mismo motivo la vida de sus hijos está organizada con varias actividades extracurriculares: futbol, danza, arte, idiomas, entre otras.
Deben tener en claro que en esta situación particular el ponerlos a hacer demasiadas cosas para tapar la angustia solo la va a potenciar; por eso es importante el momento del juego.
El juego es el principal recurso que los niños tienen para poder transitar lo traumático y conectarse con lo placentero.
Es entendible también que los adultos se vean desbordados por este quiebre que se produce en la realidad y esto trae aparejado consecuencias en los estados emocionales de sus hijos.
Los cuidadores son el primer espejo que los niños tienen, de manera que, si alguno de ellos se encuentra angustiado, el infante también lo estará.
Los niños asumen por el solo hecho de ser niños que no están al control de nada. Se reflejan en la mirada de los otros (los adultos) y es allí donde construyen su realidad.
Es importante entonces remarcar que su estado de ánimo no depende solo de las circunstancias, sino también de lo que ven en sus adultos convivientes.

¡No es una tarea fácil pero tampoco imposible! A no desanimarse.

(*) MN 71081 Ig: psico.gis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *