Rouge

Rouge

- Gourmet -

Qué es el ‘Batch cooking’, ideal para practicar durante la cuarentena

24 de abril de 2020

Karina Gao, la influencer gourmet que todas las semanas comparte con Rouge sus mejores recetas, en esta ocasión nos explica qué es el ‘Batch cooking’, una práctica ideal para realizar durante la cuarentena obligatoria.

¿Qué es el batch cooking?
Es una metodología de optimización del tiempo a la hora de cocinar; es aplicar el concepto de cocina de un restaurant pero en la casa: uno se dedica dos horas a cocinar un domingo a la tarde y ya se tiene la comida para toda la semana o al menos 3 ó 4 días. La idea es que siempre se tenga en mente cocinar de más y no de menos: si se cocina una porción, ese tiempo también tiene que servir para cocinar una más. Es un concepto económico y optimización del tiempo y los recursos.

¿Por qué se recomienda practicar este tipo de filosofía? ¿Qué tipo de beneficios trae?
Es la metodología que más se adapta al uso del tiempo que tenemos en la modernidad; hoy en día hay menos tiempo, se vuelve más tarde del trabajo y cansados, entonces cocinar pasa a un segundo plano, por ende, se empieza a comer cada vez peor; con el batch cooking, entonces, optimizas ese poco tiempo que se tiene y se come saludable. Al ser alimentos caseros, uno sabe los ingredientes que utilizó así que se torna una opción buena para la salud y se asegura que siempre habrá comida en la casa, hecho ideal para los que tienen chicos porque es rápido, eficaz y no hay necesidad de caer en los procesados fácil o delivery.

¿Cualquiera puede acudir a ella? ¿Por qué?
Sí, completamente porque el batch cooking se ajusta mucho a lo que uno come cotidianamente, depende de la alimentación familiar: si uno es de comer más legumbres, se apunta hacia esa preparación. Lo importante es tener en claro qué es lo que consume el grupo familiar para poder poner en práctica el método. Se requiere organización para el batch cooking; para aquellos que les cueste más, sugiere avanzar de a poco y cocinar para dos días por ejemplo, tener metas más chicas.

¿Cuáles son tus 5 tips para aplicarla correctamente?
El primero es sentarse y pensar un menú semanal, qué es lo que gustaría comer esa semana, pensarlo bien. Luego, hacer una lista de compras porque garantiza tener todos los ingredientes. Otro consejo fundamental es tener productos que “salven las papas” como los tomates cherry, palta, trozos de panceta, pollo o bife en el freezer porque se cocinan muy rápido. Mientras más variedad se cocine, siempre va a ser mejor: si se van a cocinar verduras, siempre que sean 2 ó 3 más de las que se tenían planeadas. ¿Por qué? Porque muchas veces, cuando uno se sienta a pensar, las ideas no vienen, entonces, siempre se recurre a la papa, la zanahoria y calabaza; el mundo de los vegetales es muy amplio, entonces, está bueno poner en práctica ese ejercicio y mirar más detalladamente cuáles son, su estación y demás. Para ello, no viene mal una vuelta extra por el supermercado o verdulería.

Es importante conocer cada ingrediente: cómo es, cuál es la consistencia, cómo queda con tal cocción. Por ejemplo, el brócoli cuando se lo saltea, está bueno que quede un poco “crunchy”, más crocante. Entonces, lo mejor es colocarlo en agua hervida por 30 segundos ó 1 minuto y, luego se enfría; uno así se asegura que sea cual fuere el día que se coma, va a estar rico igual, que estén en su punto justo. La pasta se cocina rápido pero, si se cocinó de más, se va a poder volver a consumir si se cocina un poco más que al dente: esa pasta se guarda, se calienta y no se pasa de punto.