Rouge

Rouge

- Bodas -

Un festejo puede esperar, cuidarte no

6 de abril de 2020

Tiempos de replegar las alas y tomar fuerzas para cuando todo pase.

Por Karina Micieli (*)

“Amo las limitaciones porque son la causa de la inspiración” dijo alguna vez Susan Sontag.


Probablemente no se refería al encierro al que nos condena una cuarentena provocada por la aparición repentina un bichito microscópico que llegó para terminar con el mundo porque así lo sentimos hoy: se nos acaba el mundo.

Por suerte no será así, cada uno sufrirá las consecuencias de este fenómeno que hoy nos “pica” a todos.

Teníamos una ilusión, un proyecto, un sueño, algo que venimos planeando desde hace meses. Una fiesta de casamiento, un cumpleaños de 15, un aniversario, un festejo, el que sea y de pronto aquello que nos llevó tanto tiempo de preparación tenemos que suspenderlo.

Y sí, hay que hacerlo, como sociedad se nos pide ese gesto.

Como organizadores, productores, ambientadores, disc jockeys, fotógrafos y un montón de otros gremios que mueven este rubro (no se imaginan cuántos) tenemos el deber de acompañarlos, de contenerlos y ayudarlos a reprogramar.

Es difícil romper esa ilusión pero sólo la estaremos demorando unos meses para poder disfrutar la experiencia a pleno y entonces sí poder volver a juntarnos, a abrazarnos y a bailar todos juntos en la pista.

Y como dijo Susan Sontag aquella vez, que esta limitación impuesta nos sirva de inspiración para pensar ideas nuevas y crear el mejor evento que podamos junto a ustedes y acompañarlos como lo soñamos.

Falta menos. #quedateencasa

(*) Karina Micieli @fullplanning.eventplanners

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *