Rouge

Rouge

- Actualidad -

Aprender en casa con plataformas digitales

12 de marzo de 2020

Muchos colegios y escuelas ya comenzaron a aplicar el protocolo de acción para prevenir el posible contagio de Coronavirus. Según lo indicado por el Ministerio de Salud, se recomienda que los niños que presenten fiebre y síntomas respiratorios no asistan a la escuela, así como tampoco aquellos que regresen de viaje desde áreas de transmisión del virus. Estos últimos deberán permanecer en situación de aislamiento al menos 14 días, aunque no presenten síntomas.

Ante esta situación, muchas familias e instituciones están buscando actividades para continuar con el aprendizaje de los niños y las niñas de forma segura, es decir, con menor riesgo de contagio. Si bien las plataformas de gestión escolar son una herramienta que se viene implementando desde hace tiempo en algunos colegios, ahora comienzan a tomar mayor relevancia, incrementándose su uso en toda la comunidad escolar.

Inteligencia artificial, libro de clases digital y envío de tareas online, son solo algunas de las innovaciones que los colegios ya están aplicando en su día a día. Por medio de lo cual, los docentes se aseguran que los chicos sigan aprendiendo desde sus casas, además de poder ahorrar horas de gestión y desarrollar otras metodologías pedagógicas más eficientes.

Según los datos proporcionados por Colegium- plataforma de gestión escolar que tiene presencia en toda Latinoamérica-, durante el 2019 la comunidad escolar emitió 14 millones de comunicados a través de plataformas digitales e ingresó a chequear información 94 veces por minuto. Esto se debe a que los padres incrementaron el uso de aplicaciones en un 20% para conocer detalles de la educación de sus hijos y los alumnos lo hicieron en un 15%. Estos números crecieron recientemente ante la imposibilidad de algunos niños de asistir a clases y el miedo de los padres al contagio.

Asimismo, estos procesos también significan un considerable ahorro de tiempo y de recursos, ya que de acuerdo a lo registrado desde Colegium, los profesores de los 3 mil colegios que utilizan la plataforma pudieron ahorrar más de 500 horas al año, gracias a la optimización de algunas gestiones que antes se realizaban de forma convencional o analógica.

Otro de los beneficios que ofrecen los sistemas de gestión escolar es la capacidad de medir y de generar informes. Por ejemplo, a través de la información brindada por la aplicación se pueden detectar las habilidades lectoras específicas de cada niño, distinguiendo cuáles son los aspectos que se deben reforzar. Todo esto contribuye a la formación de futuros profesionales, adaptados a las necesidades de un mundo tecnológico.

“Al optimizar sus procesos, los colegios se acercan a las familias, entregándoles información valiosa que antes no tenían al alcance de la mano. Además, los profesores pueden potenciar las clases con herramientas que son inherentes a los alumnos de hoy -nativos digitales-. Y, lo más importante, es que también mejora la calidad de la educación, gracias a que los profesores tienen menos carga y más tiempo para educar”, explica Ariel Gringaus, cofundador de Colegium.

En definitiva, la tecnología está presente en cada vez más espacios y ha transformado las prácticas, las formas de aprender y de comunicarnos, sobre todo en los momentos de crisis. Quizás sea el momento de abrirnos al cambio y empezar a pensar de qué forma podemos sacarle provecho a la digitalización y a todas las opciones que ofrece.