Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma, Sin categoría -

Lo que 2020 trae en materia de estética

El mini botox figura entre las tendencias para este año.
4 de febrero de 2020

Este año promete ser histórico para la cirugía plástica estética, con innovaciones en los procedimientos no quirúrgicos, refinamiento de los procedimientos quirúrgicos establecidos y una nueva generación. Las claves.

La Prof. Dra. Andrea Miranda (MN 149.634), médica consultora especialista en medicina antiage, medicina estética y ortomolecular, analiza cada una de ellas y su correlato en clave local.

La vuelta del lifting
A la hora del rejuvenecimiento facial, los tratamientos inyectables mejoran, pero no reemplazan a los procedimientos quirúrgicos. Según los especialistas de The Aesthetic Society, los pacientes comprenden que el tratamiento más eficaz, natural, duradero y rentable sigue siendo el lifting de mejillas y cuello, siempre que sea bien realizado.

Para la Dra. Miranda, definitivamente las diferentes técnicas se complementan: “Se utiliza una u otra dependiendo del caso y del momento particular de cada persona. La Toxina Botulínica y el Ácido Hialurónico se sostienen en su demanda, e incluso aumentan, debido a que permiten retrasar varios años las opciones quirúrgicas, por lo que se convierten en una alternativa, aunque haya que realizar mantenimientos periódicos”.

Respecto a la cuestión económica, la experta sostiene: “Está generalizada la idea de que los tratamientos no invasivos son más accesibles, pero no en todos los casos es así, depende de lo que puntualmente requiera el o la paciente. Muchas veces los valores se asemejan a los procedimientos quirúrgicos, pero cuando se busca un resultado también se evalúan otros factores que tienen que ver con el estilo de vida actual: luego de una cirugía hay que parar las actividades (reposo postquirurgico) o también el riesgo de la anestesia, entre otros, hacen que el paciente decida por el no invasivo, más allá de que, quizás, tenga que volver a realizarse el tratamiento.”

El «Daddy Do Over”
Así como hace un tiempo fue tendencia el Mommy Makeover (madres que querían recuperar su figura anterior al embarazo), hoy le toca el turno a ellos. El 2020 es del Dady-Do-Over: cada vez son más los hombres que quieren aumentar su confianza y mejorar su apariencia física mediante procedimientos estéticos.

Según la entidad, los hombres optarán por terapias combinadas, como la liposucción para el contorno abdominal y torácico, junto con tratamientos de estimulación muscular magnética. También aumentarán en popularidad la lipoescultura abdominal de alta definición para marcar los six pack, así como los procedimientos para la ginecomastia, que han ido en aumento en la última década.

“Estimo que un 35% de nuestro público es masculino y este porcentaje creció muchísimo en el último tiempo. Como en nuestra clínica tenemos una unidad especializada en recuperación e implante capilar, el público masculino es alto. Pero es muy notorio el crecimiento en la demanda de tratamientos como la miniextracción lipídica ambulatoria (MELA) y MELA láser, para la disminución de adiposidad localizada, como así también la definición del contorno mandibular para darle un aspecto más cuadrado (masculinización del rostro), la rinomodelación (modelación de la nariz sin cirugía), Toxina Botulínica y el pellet subdérmico de testosterona, más conocido como el chip sexual, que cada vez es más solicitado”, dice por su parte la doctora Miranda.

Avances tecnológicos no invasivos
Cada vez más, los tratamientos y las técnicas no invasivos apuntan a individualizar y optimizar la atención del paciente. Es por eso que durante 2020 se expandirá de forma sorprendente la innovación en este sentido, para lograr los mejores resultados.

“Quienes nos especializamos en medicina estética tenemos que actualizarnos constantemente en las diferentes técnicas no invasivas. Si hablamos de algunas de las más novedosas, por un lado, tenemos el MD Codes para los rellenos faciales con Ácido Hialurónico, que se trata de un nuevo lenguaje en estética facial, enfocándose en el envejecimiento dinámico y considerando los aspectos emocionales de las personas. Por otro lado, la técnica Grid21 para la aplicación de Toxina Botulínica logra mayor precisión y óptimos resultados. Estas técnicas siempre deben ser aplicadas por inyectores expertos que conozcan en profundidad la anatomía facial”, dice Andrea Miranda respecto de estas innovaciones.

«Baby Botox»
Para el año 2020 los expertos estiman que aumentarán las cantidad de personas que busquen resultados naturales, que no se note que “se hicieron algo”. El Baby Botox refiere a micro inyecciones específicas de una neurotoxina para lograr ese aspecto más natural y sutil.

“El baby botox es una opción muy requerida por el público millennial ya que al aplicarse dosis más pequeñas de Toxina Botulínica, los resultados son más sutiles y su uso tiene un fin más bien preventivo. Esto, insisto, se logra de la mano de inyectores expertos, respetando la fisonomía de cada persona. Como se utiliza menos cantidad de producto, el tiempo entre sesiones es más corto, debiendo mantenerse aproximadamente cada cuatro meses para prevenir la aparición de arrugas”, detalla la experta.

La Generación Z entra al mercado estético
La Generación Z comprende a aquellas personas nacidas a fines de la década de 1990 y principios de la década de 2000. Son nativos digitales que buscan en las redes sociales las tendencias de belleza, investigan sobre procedimientos estéticos y los profesionales idóneos para llevarlos a cabo.

Según The Aesthetic Society, los jóvenes de esta generación optará por tratamientos estéticos como medida preventiva y de forma no quirúrgica. “Entre nuestros pacientes más jóvenes, que promedian los veinte años, la mayoría de las consultas son por tratamientos miniinvasivos. Entre los más populares están la rinomodelación, el embellecimiento de labios con ácido hialurónico y los tratamientos para la hiperpigmentación en las ojeras”, finaliza la especialista.

(*)

Prof. Dra. Andrea R. Miranda (MN 149.634)

Doctor Business Consultant. Médica especialista en antienvejecimiento, nutrición y estética. Cirugía Estética y Capilar. Medicina Ortomolecular.

Directora Médica de la Sociedad Argentina de Estética y Nutrición Integral (SAENI) www.saeni.com.ar

Directora Médica de la Clínica Integral de Nutrición y Estética Saludable (CipSalud) www.cipsalud.com

Profesora Universitaria. Coach Ontológico Profesional. Autora del libro “¿Yo soy mi peso?” (Editorial Almaluz, 2011). 

Speaker en Congresos Nacionales e Internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *