Rouge

Rouge

- Actualidad -

¿Sirven los tests vocacionales?

22 de enero de 2020

Elegir un oficio o profesión no es fácil, menos aún cuando se acaba de terminar la escuela.

Por Maximilian Konrad (especial de la agencia DPA)

«Elige estas actividades de acuerdo con tu interés: manejar vehículos, analizar cuidadosamente informaciones, diseñar carteles y flyer, escuchar los problemas de otros». Así o de forma similar son las opciones que plantean los tests vocacionales para elegir una profesión.

Y es así como los alumnos y estudiantes pueden descubrir para qué trabajos podrían ser adecuados o qué tareas van mejor con su tipo de personalidad.

Elegir un oficio o profesión no es fácil, menos aún cuando se acaba de terminar la escuela. Si bien algunos afortunados saben desde muy pequeños lo que quieren ser y a qué les gustaría dedicarse, otros completan los estudios sin pista alguna de qué hacer de allí en más.

A diferencia de los tests de personalidad, los cuales se usan generalmente para comprobar si se es lo suficientemente eficiente y capaz para responder a las exigencias de un trabajo, los vocacionales buscan identificar qué empleos son idóneos para cada persona y para ello se tienen en cuenta sus capacidades e intereses.

Es así como los tests vocacionales pueden ayudar a los jóvenes que aún no saben qué quieren hacer profesionalmente, y también brindar opciones algo más concretas o alternativas a los que ya tienen una idea inexacta.

Pero, de igual modo, hay que saber que estos cuestionarios no siempre arrojan resultados concretos. De acuerdo con el tipo de test que se realice, se pueden esperar sugerencias de profesión u oficio concretas o una indicación más general para una orientación aproximada.

Por eso, es decisivo tener en claro de antemano cuál es el objetivo y la intención de llevar a cabo el test. Los interesados deben ser sinceros en sus respuestas y reconocer también sus debilidades para que éstos realmente funcionen. Por eso, expertos recomiendan, en lo posible, recabar varias opiniones.

Finalmente, con todos los resultados en la mano, es más fácil hacerse un cuadro de situación.

Que el test tenga algún significado para la carrera también depende de cuán clarificador sea y de la interpretación que se haga de él. Lo cierto es que un buen test puede ayudar a que una persona encuentre realmente el trabajo adecuado para ella, como demuestra mucha literatura al respecto.

Aunque es importante destacar que, en el caso de los tests que se hacen en Internet, la evaluación es más difícil porque se suelen completar de forma anónima.

Una pregunta clave es: ¿cuándo hacerlo? La realidad es que no hay un único momento óptimo para realizarlo. A veces tienen sentido tan sólo para confirmar un camino ya elegido o privilegiado. En otros casos, estos cuestionarios permiten clarificar una tendencia decisiva.

Ante todo esto, los expertos coinciden en que cuanto más joven es la persona más importante es establecer esta base vocacional, ya que la elección que tome tendrá peso sobre el resto de su vida.

F.D.S./

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *