Rouge

Rouge

- Moda -

Casalderey, la vuelta a la ropa hecha a medida

15 de enero de 2020

Hablamos con Gabriela Casal de Rey, creadora de un concepto tradicional aggiornado a nuestros días.

-Contanos sobre la historia de la marca.
Casalderey nace a raíz de una inquietud creciente de querer seguir emprendiendo y diseñando, además de una necesidad de armar una marca con la cual me identificara fuertemente.
Vengo trabajando hace más de 10 años en indumentaria para niños. Movilizada por las madres quienes me demandaban prendas para ellas y por un enorme anhelo de construir un proyecto que se alejara de lo estereotipado, comencé a convocar asesores y diseñadores para que me orientaran al respecto. Después de 15 meses de una intensa investigación de mercado y de una exhaustiva recolección de información, decido lanzar el proyecto con mi primer colección Neblinas del ser que fue un éxito. Feliz con el resultado y el reconocimiento por parte de los consumidores, sigo creciendo e invirtiendo en el proyecto.

– ¿Hay alguna historia detrás de su nombre?
Cuando llegó el momento del naming de la marca, tuve la suerte de contar con el asesoramiento, en ese momento, de dos excelentes diseñadoras Natasha Spitzer y Victoria D’Amuri, quienes me recomendaron crear un logotipo con mi propio apellido, argumentando que no podía ser de otra manera, siendo ésta una marca de autor.
Además el nombre les sonaba agradable, pero al mismo tiempo decían que denotaba una fuerte personalidad.
Le pregunté a todo el mundo qué opinaban al respecto porque me resistí al principio, temiendo que la gente lo fuera a pronunciar mal, dado que a lo largo de toda mi vida siempre sucedió esto. Todos me dieron el ok, pero además comprendí que aquel que se interesara e identificara con el concepto de la marca iba a incorporar rápidamente el nombre y, por tanto pronunciarlo, bien. Soy Gabriela Casal de Rey y la marca es Casalderey, así todo junto.

¿Qué hace a tu firma diferente?
Se basa en la convivencia entre el arte y el vestir. Es un emprendimiento nuevo que se cataloga dentro de lo que es el slow fashion. Su target es muy específico y pequeño, pero no por ello menos interesante.
Nuestros consumidores no siguen alocadamente las tendencias, buscan diferenciarse con diseños de autor vistiendo prendas únicas, atemporales, de excelente calidad y alta perdurabilidad. Las prendas se caracterizan por su versatilidad, estética minimalista y delicada, la minuciosa elección textil y terminaciones que denotan admiración por lo artesanal.
Trabajamos de forma transparente en colaboración con artistas invitados de diversas disciplinas que enriquecen el proceso de diseño, logrando que cada prenda sea única y exclusiva.
Además contamos con la posibilidad de confeccionar a medida. Atendemos a muchas novias y madrinas que buscan una propuesta totalmente diferente.

¿Algún adelanto de lo que será la próxima colección de invierno?
Estoy entusiasmada porque estamos experimentando con géneros que hasta el momento no se vieron.
Seguimos trabajando con el concepto de capas y con las transparencias de algunos textiles como una segunda piel, ya que nos apasionan las siluetas distorsionadas que generan las sombras. Nos enfocamos en que las prendas nos seduzcan: no por lo que nos muestran o exponen del cuerpo, sino por lo que esconden.
Además cuento con la colaboración de varios artistas como Carolina Simonelli, Florencia Parrondo, Tirco Matute y Eugenia Ferrero, quienes crearon varias obras de uso exclusivo para la marca, pensadas en función de las prendas. Poder vestir sus obras es un enorme privilegio.

¿Cómo es el hecho de crear modelos a medida?
Antiguamente se confeccionaban las prendas de manera personalizada y era lo usual. Con la industrialización y la fabricación seriada esto tendió a desaparecer.
Gracias a Internet y a las redes sociales, el consumo se globalizó: todo pasó a estar a la vista y al alcance de todos.
Pero no todo el mundo quiere consumir lo que está de moda, algunos preferimos diferenciarnos. Además hay una tendencia muy fuerte por lo sustentable, el ser transparentes en el sector textil, evitando la producción esclavista y contaminante. La evidente crisis obligó a los gigantes en la industria textil a repensar el Marketing incorporando la modalidad del custom made o made to order, con el objetivo de fidelizar aún más a sus clientes generando vínculos más estrechos.
Mis clientes plantean una serie de cuestionamientos muy en boga eligiendo comprar de manera responsable productos nobles, sostenibles y prendas de comercio justo, conscientes de los beneficios de los mismos. Se interesan por saber quién, dónde y en qué condiciones fueron elaboradas.
Tengo la suerte de contar con un taller propio que me da la posibilidad de poder atender esta demanda creciente, ofreciendo una atención sumamente personalizada, confeccionando piezas únicas, exclusivas, a gusto y a medida de todo aquel que lo demande, además de la confección de diseños en talles estandarizados que diseñamos en función de las colecciones. Esto, actualmente, es una ventaja muy grande porque, como emprendedora de una marca emergente, ayuda a posicionarme con un producto de gran valor agregado y con un conocimiento profundo de mis clientes.

-Para vos. ¿qué es lo que tiene que tener el vestido ideal?
Por suerte no me aferro a los dictámenes de la moda, lo cual me da la libertad de elegir vestir prendas con las cuales me identifico fuertemente, sin importar que no estén vigentes.
El vestido ideal para mí tiene que interactuar con el mundo, ya sea provocando, cuestionando o poniendo de manifiesto algo. Además de ser sumamente cómodo, práctico, versátil en cuanto a su uso, debiera estar confeccionado de manera minuciosa, en géneros cuidadosamente elegidos y amigables con la piel pero, sobre todo, debe transmitir algo con lo que tengo afinidad, de lo que soy o que quiero manifestar. Por lo general me inclino por los diseños clásicos, no ostentosos, sin demasiados ornamentos.
Las variantes de diseño son prácticamente infinitas. Lo importante a la hora de elegir es sentirse feliz y en tu propia piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *