Rouge

Rouge

- Shopping -

Cuando de una crisis surge una oportunidad: la historia de Peter Kent

Gustavo Neer, CEO y segunda generación a cargo de Peter Kent
16 de diciembre de 2019

Gustavo Neer es CEO de la marca e hijo de su fundador. Conversó con Rouge para contarnos su génesis y cómo es la gestión del día a día.

¿Cómo comienza a escribirse la historia de Peter Kent?
La historia comienza en el año 1970, cuando mi padre, al volver de su luna de miel, encuentra bajo la puerta el telegrama de despido de su trabajo dentro de una papelera.
Algo deprimido y mantenido por mi madre contadora, es invitado a trabajar en la fábrica de marroquinería del padre de un amigo para administrarla. Poco tiempo después, ya en1972 y desvinculado de la fábrica, con su buen gusto innato, sin conocimiento alguno de diseño pero mucha audacia, decide montar un pequeño negocio de carteras en la calle Arenales al 1200 con una fuerte premisa: «Diferenciarse siempre».
Después de muchos años, numerosas crisis económicas argentinas y 3 hijos (soy el mayor), decido reincorporarme a Peter Kent y a fuerza de perseverancia, voluntad y testarudez, logré meterme en el área de diseño que fue siempre cuidada por mi padre. ¿Cómo? Siendo su sombra día y noche, durante más de 10 años en los talleres, curtiembres, mirándolo al hablar, crear y dibujar. Lo acompañaba a todas las ferias nacionales e internacionales y preguntaba todo lo que se me pasaba por la cabeza.
En febrero de 2019, al fallecer mi padre, asumí el rol de CEO de Peter Kent. Tarea que sólo logro desempeñar gracias al increíble equipo que acompañó a mi padre, algunos durante varias décadas y del cual aprendo día a día.

¿Cómo ves a la marca hoy ?
La veo reinventándose, adaptándose, aprovechando el posicionamiento y los conocimientos logrados a lo largo de estos 48 años; de esta manera seguimos haciendo productos innovadores y únicos que hacen sentir maravillosas a las mujeres.

¿Cuál es tu rol como CEO?
Mi rol como CEO es nuevo tanto para mí como para todos en la empresa. Si bien ya tengo más de 15 años trabajando en Peter Kent, salir de mis zonas de confort (Producción y Diseño) para aprender a tener una mirada general, a tomar de decisiones, asumir riesgos controlados, incluso opinar en áreas en las que no me desempeño es todo un recorrido que nunca termina y que, por suerte, transito junto a mi hermana Rosalía con quien discuto la mayoría de las decisiones, me ayuda incansablemente y me apoya sin condiciones.

Sobre Ipanema con rabillo.

¿Qué es lo que más te gusta del manejo de la marca?
Las sonrisas y las caras de satisfacción de las mujeres cuando se identifican con una cartera; esa cara de “¿cómo no te conoci antes?”.
Me saca una sonrisa cuando leo o escucho hablar y defender la marca como si fuera propia.
Es increíble tener una sensación de pertenencia tan fuerte que nos convierta, de alguna manera, en una gran familia.

¿Cuál es el diferencial de Peter Kent frente a otras firmas?
El cuidado por los detalles, la atención puesta en cada uno de los procesos involucrados: desde la terminación exclusiva de los cueros pasando por la obsesión de la perfección en los herrajes y baños. También destaco el control de calidad exhaustivo de cada elemento para lograr, incluso, que el envejecimiento del producto con el paso del tiempo sea impecable.

¿Qué es lo que tiene que tener una cartera para que perdure en el
tiempo?

Creemos que la atemporalidad de una cartera la dan los detalles y la nobleza de los materiales utilizados, la sutileza de sus líneas. Menos es más y, lo que es lindo, es lindo siempre.

El icónico baulito de Peter Kent

¿Qué piezas son infaltables a la hora de renovar el guardarropas?
Una cartera, una mochila y un sobre. La cartera para todos los días, con un jean y una t-shirt, viste; La mochila es canchera y da libertad de acción, especialmente a las que son mamás. Por último el sobre, para salir arreglada a la noche o brillar en una fiesta, llevando lo imprescindible pero siempre con estilo.

¿Cuál es modelo icónico de Peter Kent?
Sin duda el baulito Ámsterdam, los años pasan y sigue destacándose. Sus manijas en aluminio fundido lo hacen inmune al paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *