Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

Por qué las habilidades socio-emocionales son tan importantes

Foto:Pixabay
23 de octubre de 2019

De la misma manera que los chicos entran al colegio con habilidades académicas y cognitivas potencialmente desarrollables, el tema de las emociones es diverso y debe verse caso a caso. Algunos consejos.

Por Laura Lewin (*)

El docente muchas veces se frustra y piensa que esas habilidades debieran de estar ya aprendidas en casa, pero no siempre es así. Debemos trabajar lo cognitivo, pero también las habilidades sociales que van a colaborar con el manejo del aula, con las relaciones interpersonales y van a formar a los chicos para su vida adulta .

No debemos controlar a los alumnos. Debemos controlar el clima en el aula, y para esto debemos trabajar las habilidades socio-emocionales con el mismo énfasis que trabajamos las áreas cognitivas.

Mientras un alumno puede ser muy bueno para recordar datos y aprobar exámenes, tal vez no es tan bueno a nivel de su creatividad o inteligencia social.

Quizás hay un alumno bueno para recordar datos pero no para relacionarse con sus pares

Cuando uno le pregunta a alguna persona que contrata o trabaja con gente qué espera de ellos, seguramente va a responder que desea a alguien que sea muy bueno desde lo académico o técnico, pero también que pueda adaptarse a las condiciones, que se lleve bien con sus compañeros, que pueda motivarse a pesar de las dificultades, que sea parte de la solución y no del problema. El colegio, ¿está poniendo énfasis en estas habilidades?

Por lo tanto conectarnos emocionalmente con nuestros alumnos no debe verse como una pérdida de tiempo con el limitado tiempo que ya tienen los docentes. Es más bien una inversión a mediano y largo plazo para poder enseñar más y mejor.

Desde siempre ofrecer a los alumnos una educación integral que los motive a aprender y a contribuir con todo su potencial ha sido una iniciativa de la educación.

Sin embargo, poco se ve de estas buenas intenciones cuando vemos niños que no saben escuchar, casos de bullying, pocas señales de resiliencia emocional y mal agestión de las emociones en general.

Al hablar de aprendizaje integral, sumamos al aprendizaje académico las competencias socio-emocionales tales como la inteligencia emocional, el aprendizaje del servicio, las ciencias cívicas, y la educación del carácter.

Si lo que deseamos como educadores es que nuestros alumnos sean felices, formen parte de una comunidad y dejen una huella positiva en la comunidad, el trabajo de las habilidades socio-emocionales sostenido en el tiempo y de manera transversal, resulta imperioso.

Muchas veces veo, con tristeza, como los docentes le prestan mucha a atención a cuestiones formales como el sentarse derecho, escribir con el color adecuado de tinta, o estar peinados, pero no le prestan atención a los vínculos y a las competencias socio-emocionales.

Los docentes muchas veces prestan atención a cuestiones formales y no a las emocionales

Y llegamos a alumnos del secundario que no saben escucharse o no se respetan, y uno se pregunta, ¿nunca nadie les enseñó a estos chicos lo que es el respeto o cómo escucharse los unos a los otros? ¿Ni el docente de 3º año, ni el de 1º, ni la maestra de 6º grado se dio el tiempo para tratar estos temas? Es decir, muchas veces, naturalizamos lo que sucede en un aula y no lo tomamos como un emergente para trabajar estos temas tan necesarios.

Como docentes debemos prestarle atención a las relaciones interpersonales en un ambiente cálido y relajado, pero exigente y orientado al trabajo.

Si bien la enseñanza y práctica de un programa de competencias socio-emocionales pueden no tener que ver mucho que ver con la materia que dicta el docente, tiene mucho que ver con el proceso de enseñanza y aprendizaje. Y si no trabajamos las relaciones socio-emocionales, las competencias cognitivas se resienten.

El aprendizaje emocional nos permite trabajar las siguientes habilidades:

Conocer las emociones/conciencia de uno mismo.

Autorregulación o gestión de las emociones

Conciencia social

Habilidades relacionales

Toma de decisiones responsables

Resultará muy difícil lograr una armonía de trabajo, si previamente no hemos trabajado las habilidades socio-emocionales. ¿Cómo logramos que negocien, se respeten, alienten, escuchen, si esto no se trabaja de manera regular en el aula?

* Por Laura Lewin es especialista en Educación. Además es autora, capacitadora y oradora TedX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *