Rouge

Rouge

- Moda, Shopping -

De La Salada a Milán de la mano de la moda sustentable

4 de septiembre de 2019

Jessica Pullo es la creadora de Biótico, una empresa que basa su producción en técnicas textiles con descartes urbanos. Su historia.

Contanos cómo te introdujiste en el mundo de la moda

Nací en el barrio La Salada, partido de La Matanza, donde se ubica una de las ferias textiles que mayor polémica sigue generando. Terminé mis estudios en Diseño de Indumentaria en la U.B.A , luego comencé a capacitarme en sustentabilidad y transparencia en el sector textil, ámbito que me permitió conocer el impacto negativo que tenía la industria de la moda. Advertí que no quería ser parte del sistema de producción de indumentaria esclavista y contaminante. Me propuse hacer algo desde mi lugar. Tuve la necesidad de generar algo positivo que alentara a crear una sociedad más solidaria con las personas que lo necesitan y el ambiente. Imaginé que se podía informar sobre estos flagelos desde una mirada más artística, comencé a experimentar con toda clase de desechos y, luego, llegué a realizar prendas con descartes urbanos y textiles. Después me acerqué a ONG’s para trasmitirles las técnicas textiles que había desarrollado y fundé BIÓTICO en el 2014.

¿Hay mercado para este tipo de moda?

Sí, mi moda está destinada a mujeres empoderadas, líderes de empresas y políticas. Una mujer adulta que puede comprender la historia del producto mas allá de su atractivo diseño.

¿Qué materiales utilizas para darle vida a tus productos?

Tenemos dos líneas: productos hechos a partir de residuos urbanos como el sachet de leche o packaging de snacks y otra fabricada con descartes textiles de diseñadores de Capital Federal.

¿La moda sostenible llegó para quedarse?

Pienso que sí, no hay marcha atrás y eso es lo que necesitamos. El cambio por lo sustentable es también por la paz: no podremos llegar jamás a tener un mundo así si continuamos esclavizando, degradando a las personas, a los recursos naturales y a los animales.
Me sorprende enterarme las malas prácticas de producción y consumo que, desgraciadamente, persisten. Espero llegar a vivir el momento donde lo diferente sea producir sin responsabilidad.

Trabajás con la ONG ALPAD, enfocada en inserción laboral de adultos con discapacidad. Contanos la experiencia.

Uno de los objetivos de la marca es capacitar y emplear poblaciones vulnerables para la producción de textiles reciclados; a la vez los empoderamos con habilidades y conocimientos útiles para que puedan llevar a cabo sus propios emprendimientos sustentables. Por esta razón, desde el 2016, trabajamos en colaboración con el emprendimiento productivo que lleva adelante la Asociación Laboral para Adultos con Discapacidad (Alpad), la organización que se dedica a producir el textil reciclado a base de sachet de leche que luego me entrega en forma de tiras o paños. En el mismo espacio interactúan todas las tareas, como la recolección, limpieza, corte y tejido; los integrantes de ALPAD se agrupan según lo que la Directora y psicóloga de la institución Maria Rosa Pieras sugiera, teniendo en cuenta las capacidades de cada individuo. Así mismo se busca que todos los integrantes puedan rotar para experimentar todas las tareas. No dejo de buscar instituciones que quieran colaborar con BIÓTICO: este año me acerqué al centro de integración Frida (forma parte de Proyecto 7), cuyo objetivo es integrar a personas en situación de calle; hay un centro para hombres y otro para mujeres. Me esforcé mucho para generar productos que ofrezcan trabajo inclusivo a poblaciones vulnerables: este 2019 proyectamos poder recuperar y reciclar 20000 sachets.

¿Qué consejo le das a aquellos que quieren emprender en la industria de la moda sustentable?

o más importante es estudiar, leer, hacer cursos. Entender bien cuáles son los impactos, materiales y prácticas realmente sostenibles y las que no lo son.

¿Cuáles son tus planes a corto plazo?

Viajar al Fashion Week de Milán donde, desde el 20 de febrero, va a estar mi vestido expuesto en el espacio que el Fab Lab Frosinone tiene durante esta semana de la moda.

Un pensamiento en “De La Salada a Milán de la mano de la moda sustentable”

  1. Buenas noches, sobre la nota a Jessica Pullo
    ¿Cómo se la puede contactar? Soy de Uspallata, Mendoza y estoy interesada en un proyecto textil sustentable. Muchas Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *