Rouge

Rouge

- Belleza -

Del gris amarillento al perlado: cómo hacer brillar las canas

2 de septiembre de 2019

Aparecen de repente, y no siempre estamos preparados para aceptarlas. ¿Qué hacer?

Por Sabine Schreiber (especial de la agencia DPA)

En algún momento le pasa a casi todo el mundo: salen disparadas las primeras canas. Aparecen de repente, y no siempre estamos preparados para aceptarlas.

Sin embargo, mientras algunas personas tienden a aplicarse inmediatamente una tintura apenas comienzan a aparecer los cabellos blancos, otras prefieren que la naturaleza siga su propio camino.

Afortunadamente, hoy en día, el cuidado del cabello canoso ya no es un problema y hay diversos productos y técnicas para mantenerlo luminoso.

«Las canas son un proceso de degeneración que ocurre cuando envejece el cabello», explica el dermatólogo Anton Lutz. Por lo tanto, es un proceso de desgaste celular que comienza entre los 30 y 40 años.

Los pigmentos responsables del color del pelo son las melaninas, que son producidas por unas células llamadas melanocitos. A medida que comienza a disminuir la producción de melanina, el cabello va perdiendo su color.

Debido a que los pigmentos oscuros se mezclan con los incoloros, el cabello se vuelve más claro o gris durante este proceso.

Con el aumento de la edad, no sólo la piel comienza a envejecer, sino también el bulbo piloso que suministra nutrientes al cabello. «No hay nada que se pueda hacer para detener el proceso de envejecimiento», sostiene el especialista.

Los factores genéticos también pueden determinar la aparición más temprana o tardía de canas. En ese sentido, Lutz cita el ejemplo de una paciente de 17 años con las primeras canas. Su madre y su abuela ya tenían el cabello gris a los 30 años.

Por el contrario, incluso una persona de 80 años puede tener un crecimiento de pelo denso y oscuro. «Pero éstas son excepciones genéticas», explica.

A menudo, ciertas inflamaciones, tipo de medicamentos o enfermedades raras pueden acelerar un encanecimiento. Sin embargo, aún se desconocen muchos factores en la investigación capilar, precisa el profesional.

Para el médico, a las mujeres le salen canas con la misma frecuencia que a los hombres, pero suelen hacer uso del tinte de cabello con más rapidez, ya sea aplicándolo ellas mismas o por un profesional.

El colorista Jens Dagné revela algunos trucos y técnicas para que el cabello continúe teniendo un color brillante. Según el estado del pelo,  recomienda tres etapas de tratamiento:

– Luminosidad: usar un acondicionador hidratante con protección de color proporciona a las canas apagadas un brillo de color plateado natural y neutraliza los posibles matices amarillos.

– Técnica de laminación: un tono intenso puede ocultar las primeras canas. Sin amoníaco ni peróxido de hidrógeno, este método es particularmente cuidadoso, pero sólo dura hasta 15 lavados de cabello.

– Coloración permanente: una tintura intensiva o color permanente pueden cubrir completamente todas las canas.

Es importante que cada tono o coloración seleccionada se adapte de forma óptima a cada tipo de persona, destaca el peluquero alemán.

«Entre nosotros, los coloristas, se aplica la siguiente regla: cuanto mayor es el cliente, más claro debe ser el color del cabello. Los tonos más suaves le dan también una apariencia de suavidad a la piel», argumenta el experto de la Asociación Internacional de Maestros Peluqueros Intercoiffure Mondial.

El cuidado de las canas también tiene un efecto embellecedor, asegura Birgit Huber, de la Asociación Alemana Industrial de Higiene Personal y Cuidado del Cuerpo (IKW, por sus siglas en alemán).

La cana suele tener otra estructura. A menudo es amarillenta, opaca y quebradiza. Según Huber, los champús modernos para cabellos canosos aportan brillo y neutralizan el reflejo amarillo.

Un cabello voluminoso y brillante causa atracción, según también lo demuestra la tendencia actual entre las mujeres jóvenes que se tiñen el pelo en tonos grises.

Se trata de una tendencia en todo el mundo: «Llevar un cabello plateado esplendoroso como respuesta al frenesí de las tinturas», precisa Dagné.

Huber por su parte, considera que este desarrollo es positivo, y completa: «A los adultos mayores de hoy en día ya no les gusta que les digan lo que está ‘de moda’ y qué imagen deben dar de sí mismos. Para muchos, tener el cabello con canas es algo natural y el color gris es el nuevo rubio de otros tiempos».

F.D.S./

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *