Rouge

Rouge

- Bodas -

La ceremonia del hilo rojo, la última tendencia en casamientos

La leyenda del hilo rojo se popularizó en Argentina a raíz de la película que protagonizaron la China Suárez y Benjamín Vicuña.
31 de julio de 2019

Esta celebración simbólica gana popularidad en las costumbres nupciales.

La leyenda del hilo rojo ya era conocida en nuestro país hace años, pero cobró popularidad en 2016 gracias a la película homónima que supuso el principio de la relación amorosa de sus protagonistas, la China Suárez y Benjamín Vicuña.

Esta romántica leyenda tiene su origen en Japón, donde durante siglos se transmitió la creencia de que aquellas personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo invisible atado al dedo meñique que las conecta para siempre sin importar el tiempo, lugar o circunstancias de la vida. Ese hilo “se puede estirar, contraer, enredar, pero nunca romper”.

La explicación científica detrás de esa historia es que de esa parte de la mano sale la arteria ulnar que llega hasta el corazón. Por eso también existe la costumbre en algunos países de entrelazar los dedos meñiques al hacer una promesa con otra persona.

En la actualidad muchas parejas descartan las ceremonias religiosas para su casamiento y eligen ritos simbólicos. Incluso algunos matrimonios unidos por rituales tradicionales deciden renovar sus votos con ellas. Una de las que está marcando tendencia está inspirada en esta leyenda: se llama ceremonia del hilo rojo o amarre.

Consiste en empezar o finalizar la ceremonia simbólica atando los meñiques de la pareja con un hilo rojo mientras el maestro de ceremonia o un familiar recita la leyenda.

Cada uno pone una punta de hilo en el meñique de la otra persona y se coloca de forma similar al infinito pero con la terminación en los dedos. El sobrante se enreda en las manos que se entrelazan de los novios. Una vez finalizada la ceremonia, el cordel se guarda en una caja como símbolo del amor entre ambos. Otra posibilidad es fabricar unas pulseras de ese mismo material para que lleven siempre cada uno. El plus en ese último caso es que según la creencia de cada uno es útil para protegerse del mal de ojo.

Esta ceremonia simbólica cobra popularidad. | Foto: the hobby maker

Esta tradición es más frecuente en otros países como España o Estados Unidos, pero en Argentina ya se realizan también este tipo de ceremonias. Barbara y Claudio se casarán en Martínez el 15 de febrero de 2020. Para su celebración eligieron hacer la ceremonia del hilo rojo.

“Cuando leímos la leyenda nos dimos cuenta que teníamos que tener ese ritual en nuestra boda, porque más allá que él dice que sabía que yo iba a llegar a su vida yo traté varias veces salir corriendo porque tenía terror de enamorarme. Y acá estamos, súper felices y sabemos que nuestro destino era encontrarnos y ser felices para siempre”, asegura la futura novia a Rouge.

“Cuando leímos la leyenda nos dimos cuenta que teníamos que tener ese ritual en nuestra boda”

Ella trabajaba en una panchería y salía a las 22 horas. Los días de cobro se pedía un remís por seguridad para volver a su casa. Claudio es maestro de chicos con necesidades especiales pero también era remisero para ganar algo más de dinero.

El día de su cumpleaños ella pidió un remís para llegar antes a su casa y la pasó a buscar Claudio. Ella reconoce que se quedó enamorada de su mirada pero le pagó y se bajó. Cuatro meses después le volvió a tocar a él pasarla a buscar. “Charlamos en el viaje, llegamos y al rato me llama mi amigo que era el dueño de la remiseria y me dice que le pagué de más que el chofer venía a devolverme la pata, y así lo hizo. Diez minutos después me mandó solicitud al Face y empezamos a hablar. A los tres días me invitó a salir. Y yo más allá que estaba negada a volverme a enamorar sentía que era perfecto y por más miedo me daba (traté de tomar distancia pero fue imposible) a los 5 meses me propuso matrimonio y acá estamos nueve después organizando nuestra boda”, explica Barbara.

¿Cómo van a hacer el ritual? Ella llegará a la quinta donde habrá un extremo del hilo, mientras que Claudio ya tendrá en su mano el otro. El maestro de ceremonia va a contar la leyenda y la razón por la que se encuentran todos reunidos en ese lugar.

B.D.N.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *