Rouge

Rouge

- Beauty Tips -

10 consejos para tener labios de seda

29 de julio de 2019

Hay que extremar los cuidados durante los meses fríos.

El clima frío y seco, el viento, así como la excesiva exposición al sol, causan que las zonas más sensibles de la piel se sequen, afectadas por las bajas temperaturas. Los labios están cubiertos por una capa de piel un 70% más delgada que la piel normal. Además de concentrar mucha sensibilidad nerviosa, esa barrera protege contra agentes externos, pero al ser tan frágil, se irrita y agrieta fácilmente.

1. Usar un buen bálsamo labial: esto mantiene los labios hidratados, evitando que la piel se agriete por la resequedad.

2. Pintarlos con labiales suaves: os labios tienen tendencia a agrietarse, y eso puede ocasionar ardor y molestias cuando se aplican labiales con colores. Por eso se recomiendan bálsamos con tonos suaves, por su buena tolerabilidad en la piel.

3. Usar un bálsamo durante la noche: para que los labios estén protegidos por más horas, y mantengan el proceso reparador.

4. Exfoliar: si la piel de los labios se escama, una exfoliación puede mantener los labios finos y suaves. Se debe aplicar con movimientos suaves y circulares sin presionar, máximo una vez por la semana. Luego, utilizar bálsamo labial.

5. Desmaquillar: es importante eliminar los restos de maquillaje sobre los labios. Mantener una rutina de limpieza para dejar la piel libre de impurezas, ayuda a desacelerar el proceso de envejecimiento.
6. Evitar mojar los labios con saliva: No se recomienda compensar la sequedad de los labios porque los reseca aún más, provocando deshidratación y tirantez.

7. Beber mucha agua: mantener el cuerpo hidratado es crucial para la buena salud y apariencia de la piel.

8. Evitar morderlos.

9. Cubrirlos del frío con bufandas o pañuelos.

10.Utilizar FPS: La pigmentación natural de la piel ayuda a filtrar los peligrosos rayos UV del sol, pero la piel sensible de los labios tiene poca melanina. Por eso, es importante proteger los labios con un producto que contenga un factor de protección solar (FPS) si están expuestos directamente al sol, como en la montaña o la nieve.

Asesoró Nivea

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *