Rouge

Rouge

- Actualidad -

Meghan, Kate y Lady Di: el look maternal y una tradición real

8 de mayo de 2019

Meghan Markle y el Príncipe Harry se convirtieron en padres por primera vez. El lunes 6 de mayo nació el pequeño al que (según se conoció este miércoles) llamaron Archie Harrison Mountbatten-Windsor y, al día siguiente fue presentado en sociedad y fotografiado tal como lo establece la tradición.

La duquesa de Sussex, acompañada por su marido, mostró al recién nacido ante la prensa en el castillo de Windsor. Para la ocasión, la flamante mamá lució un vestido sin mangas con doble botonadura frontal y cinturón al tono en color claro y el pelo suelto. Para el calzado optó por unos zapatos en color nude de Manolo Blahnik.

“Tengo los mejores dos hombres del mundo”, aseguró sonriente.  Asimismo, detalló que el bebé, séptimo en la línea de sucesión al trono británico, “es mágico y bastante asombroso”.

El look elegido por Markle se diferenció notablemente del de la duquesa de Cambridge, cuando tuvo a sus tres hijos; y del de su suegra, Lady Di, cuando presentó -junto al Príncipe Carlos- a William y a Harry en sociedad. A diferencia de Kate, Meghan no coincidió, ni tuvo ningún guiño que refiera a la vestimenta utilizada por la princesa de Gales.

El 22 de julio de 2013 Kate Middleton dio a luz a George y al día siguiente lo presentó en sociedad.  En esa ocasión eligió un vestido celeste con lunares blancos de Jenny Packham, que muchos críticos de moda coincidieron en que el estampado parecía rendir homenaje al modelo que lució Diana de Gales tras abandonar el hospital con el príncipe William en brazos, en 1982. El de la princesa era verde y tenía este mismo print.

El 2 de mayo de 2015 nació Charlotte, y en ese momento Middleton volvió a optar por su marca favorita (Jenny Packham) y vistió un diseño en blanco y amarillo degradado con print floral. Un vestido midi con manga francesa que combinó con zapatos de tacón de color nude.

El 23 de abril de 2018 se mostró radiante tras dar a luz a su tercer hijo, Louis. Allí lució un vestido rojo que estaba adornado con una delicada pieza de encaje blanco. Su cabello en tono chocolate, estaba suelto y caía sobre sus hombros.

Diana de Gales por su parte,  posó junto al príncipe Charles el 22 de junio de 1982 con William en brazos, y ese día eligió un vestido verde con estampado de lunares y cuello baby boll con gran lazada.

Más de dos años después, el 17 de septiembre de 1984, con motivo del nacimiento de Harry, optó por un abrigo fluido de corte midi que estaba conjuntado con unas flats del mismo color adornadas con un lazo.

F.D.S./