Rouge

Rouge

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Qué es el collar de ámbar, furor entre los bebés famosos

31 de enero de 2019

Por Florencia de Sousa

El collar de ámbar es un accesorio que en el último tiempo se puso de moda porque es elegido por los famosos para que los usen sus hijos. Flavio Mendoza; Marley e Isabel Macedo, son sólo algunos de ellos. Pero ¿qué es y por qué (muchos) pediatras no recomiendan su uso?

«Algunos pediatras dicen que el collar de ámbar tiene beneficios naturales, no es algo medicinal, entonces mal no les va a hacer a los bebés. Otros sin embargo no lo recomiendan por el simple hecho de que el bebé no tenga nada en el cuello cuando duerme. Nosotros comercializamos los collares porque consideramos que es algo beneficioso, naturales al 100% y sin ninguna contraindicación. En Oriente se usa hace mucho tiempo» expresó María del Rosario Gabrielli, dueña de la marca Luz Natal, la cual comercializa este producto en Argentina, en diálogo con Rouge.

En ese marco detalló: «El ámbar parece una piedra pero es una resina que segregan los árboles que están en el Mar Báltico. Éstos cuando se lastiman en su corteza, segregan esta resina para curarse, entonces hay que imaginarse las propiedades que tiene. Esa resina luego de millones de años se fosiliza y queda duro en forma de piedra, y con esto están hechos los collares. Nosotros los importamos de Lituania. Tenemos mucha demanda, no sólo lo usan bebés sino también adultos, aquellos que tienen problemas de huesos por ejemplo».

En una filmación compartida en su cuenta de Instagram, la actriz Isabel Macedo mostró a su hija Isabelita con el collar de ámbar en su pie. En la publicación, explicó: «Lo convertí en tobillera porque debo confesar que me da un poco de miedo ponérselo en el cuello, (cada uno con sus mambos)».  El accesorio se lo recomendaron algunas de sus seguidoras con motivo de una publicación anterior en donde hizo referencia al malestar que tenía la pequeña de 8 meses con «el tema de los dientes». Y detalló: «Se le hincharon las encías y tiene como puntitas que le están asomando. Todo nuevo para ella (y para mi)».

En ese marco, Gabrielli explicó: «Es una tendencia muy usual en Oriente y acá no tanto. Se puso de moda por el bebé de Marley que lo usó y fue un boom. De hecho, lo que tiene el ámbar son propiedades desinflamatorias, analgésicas, es bueno para la piel, entonces se usa para los bebés por el tema de la dentición porque les favorece mucho. El ácido succínico que tiene el ámbar entra al cuerpo a través de la piel por el calor corporal, se activa mediante eso. Hay muchas opciones de uso: en el cuello; como pulsera o bien como tobillera. Se puede usar en cualquier momento, nosotros aconsejamos que por la noche sí se lo quiten a los bebés, más que nada por su comodidad».

Control. «Al ser importados, cada uno cuenta con normas de seguridad: cada piedrita tiene que ser separada por un nudo. Lo ideal es que si se usa como collar, no le quede colgando al bebé. Hay diferentes test para saber si es o no original, por ejemplo si se pone el ámbar en acetona debería quedar igual», completó la dueña de Luz Natal.

En contra. Sin embargo, el pediatra Diego Montes de Oca,  no recomienda su uso. Consultado por Rouge, el especialista aseguró: «En las publicidades (de Internet) en las que aparece el vendedor del collar de ámbar, éste dice que ‘hay trabajos científicos que respaldan los beneficios que tiene en la salud el ámbar’ y eso es totalmente falso. No hay ningún trabajo científico realizado sobre bebés o niños que demuestre que el ámbar (o los collares de éste) tenga algún efecto beneficioso para la salud infantil bajo ningún aspecto».

«Otro punto fundamental es que la Academia Americana de Pediatría, una institución muy prestigiosa a nivel mundial, recomienda no usar ningún tipo de collar en los bebés. A este consejo también se suma la Sociedad Argentina de Pediatría a través del Comité de Prevención de Accidentes, dado que hay riesgo de asfixia (o estrangulamiento) por objetos que pueden ser las piedritas de este collar. Por esto, no se recomienda ningún tipo de collar en los bebés. Aconsejo enfáticamente no usarlos. Existe una publicidad engañosa que justifica el uso de éstos basándose en trabajos científicos que no existen», añadió el director médico de TVCrecer.

«Que existan publicidades de hijos de personas conocidas, o que sus padres muestren que lo usan, de ninguna manera debiera estimular a su uso porque es desaconsejado y su publicidad perjudica a los niños», concluyó.