Rouge

Rouge

- Moda -

Lo mejor de la semana de la moda de París

4 de octubre de 2018

Clásicos que se reinventan, accesorios en primer plano y tendencias que rompen los moldes. ¿Qué nos dejó la pasarela parisina?

Una vez más fashionistas, diseñadores y celebrities se dieron cita en La Ciudad Luz. El ciclo -vertiginoso, abrumador y con propuestas para todos los gustos- empezó el 24 con el show de Dior.  María Grazia Chiuri, directora creativa de la maison, explicó que haber estado en recuperación por seis meses tras fracturarse el fémur tocó una fibra en su interior y hoy está obsesionada con la danza. Buscó siluetas más fluidas y etéreas.

Saint Laurent

Anthony Vaccarello reversionó los clásicos de la firma y las modelos lucieron smokings, transparencias, minivestidos y shorts súper cortos en una elegante playa, instalada en la Plaza de Trocadero, con la Tore Eiffel de fondo.

Akris

Las obras de la rumana Geta Brătescu -para quien la función del arte es llenar de alegría la vida- fueron el punto de partida de la colección de Albert Kriemles. Rosa fue el tono predilecto en la pasada que combinó chalecos larguísimos y vestidos de corte asimétricos con pantalones cigarette.

Anton Belinskiy

El ucraniano cautvó a todos con sus accesorios extra large, sus diseños de cortes geométricos y sus colores intensos. Asimetrías y detalles deportivos estuvieron a la orden del día en su colección estival.

Alexander McQueen

La herencia victoriana del inglés se descubre en muchos de los vestidos de Sarah Burton. Abundan las estampas con flores pesadas y los bordados con motivos similares. En la propuesta hay pantalones slim fit, crop tops y vestidos con armazones bajo amplias faldas.

Chanel

¡Playa! Por que el verano está hecho para disfrutar a full y vivir un poco más descontracturados, Karl Lagerfeld pensó que lo mejor que podia hacer era recrear el paisaje del mar.

Sombreros de ala ancha, gorros con viseras extra large y bandoleras (mejor de a dos) dieron la nota en el show del kaiser en el Grand Palais. Las joyas -grandes- hicieron visible el nombre de la maison (cuyos íconos: matelassé, bicolor y tweed, entre otros, se sucedieron en la pasarela).

Celine

Verano 2019 fue el debut de Hedi Slimane para la marca que lleva el signo imborrable de Phoebe Philo.  Masculino y femenino se cruzaron en la colección del francés, que ya había cautivado a todos como director creativo de Dior Homme. Voluminosos volados, hombros angulosos y faldas súper cortas dieron la nota en la colección que abundó en metalizados.

Comme des Garçons 

Siluetas rectilíneas, sastrería descontracturada y efecto balloon son algunas de las huellas de identidad que Rei Kawakubo plasmó en su línea estival. La japonesa se volvió a subir botinetas chatas y ugly shoes (las zapatillas a las que muchos fashionistas reocnocen por su fealdad, al mismo tiempo que las eligen) a la pasarela.

Dries van noten

“No quiero hacer costura, quiero hacer ropa”, sentenció el belga antes de un show que sorprendió con matices intensos de azul, naranja y amarillo. Faldas rectas, diseños con cortes asimétricos y estampas geométricas dieron la nota en el show.

Courréges

Esta es la primera colección de la alemana Yolanda Zobel para la mítica maison parisina. En sintonía con la época dorada de la marca, mostró una selección de vestidos cortos en linea A, micro shorts y tops con cuello altos. Aunque hubo colores para tirar al cielo, la paleta pastel fue la predilecta.

Elie Saab

Estampas a pleno en la pasada del libanés que apostó, principalmente, a las flores aunque también usó animal print y geométricos. En el show del Grand Palais abundaron los vestidos lenceros, los trajes de tejidos ligeros con el mismo dibujo o motivos en composé y las faldas muy amplias.

Etam

La compañía celebró el 10º aniversario de su Live Show en L’ecole de Beaux Arts con un desfile súper sexy.

Givenchy

El plateado tuvo un rol protagónico en la colección de la británica Clare Waight Keller. Sobre la pasarela, las modelos caminaron luciendo vestidos con faldas drapeadas, pantalones con pinzas, chaquetas de hombros angulosos y tops con escotes en V.

Hemés

El Hipódromo de Longchamp se convirtió en escenario de lujo para la colección de verano de la marca. La diseñadora Nadège Vanhee-Cybulski explicó que imaginó mujeres que fueran pilotos y cpiatanas, buscadoras de caminos. “Quería que las mujeres Hermés fueran mujeres fuertes”, explicó.

 

John Galliano

Puntillas, tiradores, volados y encaje son algunos de los recursos que se destacan en la línea, con aires vintage y una fuerte impronta romántica.

Guy Laroche

Para pensar esta propuesta, Richard René recuperó escritos del fundador de la marca. Trabajó con blanco y negro, jugó con formas geométricas y sumó una estética disco. Los blazers con recortes en la espalda se sucedieron en el show en el que se destacaron tanto los vestidos al cuerpo como los abrigos rectilíneos, siempre con marcadas asimetrías.

Louis Vuitton

Siluetas y pinturas futuristas se sucedieron en la nueva línea de Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton. Siluetas con reminiscencias de los ’80, hombros angulosos, mangas anchas y solapas en punta se sucedieron en la pasarela.

Leonard

Según sus propias palabras, Christine Phung delineó una propuesta para “una mujer que viaja, es libre, no tiene nada que la ate y explora”. Tal vez a ello se deba que su show haya sido un estallido de color, con multiples estampas combinadas entre sí.

Miu Miu

Vestir a la mujer urbana fue la consigna de la marca esta temporada. Pero claro, la working girl de Miuccia no es cualquier trabajadora sino una que se arriesga siempre. Mis de texturas, un sinfín de recortes y apliques en 3D se repitieron en blazers, midis y vestidos.

Poiret

En su segunda temporada al frente de la marca, la china Yiqing Yin eligió el naranja como color imprescindible. Túnicas de caída etérea y vestidos como reminicencias de kimonos encontraron su contrapunto en sacos de corte impecable.

Sonia Rykiel

Fue tan importante su aporte a la moda y a la cultura, que este año se inauguró una calle con su nombre en el barrio Saint Germain de Prés, en París. Mientras tanto, Julie de Libran creaba la nueva propuesta para la maison con la premisa de lograr looks desonctracturados. Usó tejidos calados y en red, además de incorporar a la línea dos texturas sostenibles: el poliéster reciclado y cuero orgánico. 

Yamamoto

Dark. Incluso cuanod incorpora otros colores a su paleta, el creador mantiene su estética oscura. Chaquetas y tops con cortes asimétricos y voluminosos volados se combinan con pantalones amplios. Además la línea incluye camperas con partes desmontables.

Junya Watanabe

El japonés combinó lo informal del denim -al que trabajó con técnicas de patchwork- con la precisión de la alta costura. El resultado es una seleción de vestidos, faldas y monos que modelan el cuerpo a la perfección con un estilo súper descontracturado. Botas y remeras con estampas rematan sus looks urbanos.

Thom Browne

Mientras diseña elegantes trajes para el Fútbol Club Barcelona (sí, ese en el que juegan Messi y Piqué), juega con colores y formas básicas en la Semana de la Moda de París. Tal vez pensando en el calor del verano, incluyó frutas en la colección: los accesorios en forma de sandía y ananá se ganaron la admiración de muchos.

Stella McCartney

El show de la británica, que sigue marcando la diferencia por apostar a la sustentabilidad en cada ítem de su firma, fue en la Ópera Garnier de París. Para el verano trabajó con tejidos veganos, optó por una paleta de tonos neutros, incorporó estampas florales y repitió la silueta amplia que ya es parte de su ADN.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *