Rouge

Rouge

Estilo Mariana

MODA - DESFILES - CULTURA - ARTE

- Estilo Mariana -

El zapato como forma de arte

2 de agosto de 2018

Su padre quería que estudiara una carrera formal que le asegurara el futuro, pero ella siempre se inclinó por el arte, y su primer paso en el mundo de la moda fue la escuela de alta cortura francesa. Allí aprendió que el oficio es fundamental y que el talento se despunta con trabajo. Antes, los mercados de Singapur le habían despertado un ansia de conocimiento y curiosidad: los adornos, las sandalias típicas, los brillos le llamaban la atención y fueron los primeros amores que la condujeron hacia el vestir, hacia el glamour que después desarrollaría en otro país aun más lejano.

Sylvie Geronimi nació en Malasia y quizás, esa cotidianeidad de ver los pies descalzos la hizo enfocar en el arte del zapato que con el tiempo se convirtió en una obsesión.

Geronimi llegó a la Argentina a fines de los años 80 buscando un destino y se quedó. En ese tiempo, había una verdadera revolución creativa en Buenos Aires, el centro de la moda local: una bienal joven donde se empezó a hablar de diseño de autor, la apertura de una carrera formal de diseño en la UBA y una ebullición de jóvenes y no
tan jóvenes talentos que la impregnaron de entusiasmo. El oficio del diseño tenía un valor que la inspiró como para comenzar en Argentina un camino hacia la artesanía del zapato. Amó todo lo que era hecho a mano y empezó a soñar con tener su propio taller que hiciera zapatos de lujo, pieza por pieza, con muchas manos creativas
trabajando para lograr la excelencia.

“Siempre pienso primero en el zapato cuando me voy a vestir, siempre fue así”, asegura Sylvie y sigue: “Hoy la sensación que tengo es que logré un estilo”.

No hay duda de sus logros como diseñadora de zapatos, no hay duda de que consiguió tener un estilo único. Sus zapatos a medida, para cada mujer, la importancia del diseño unido a la comodidad, y su afán por acompañar a sus seguidoras a sentirse bien paradas para andar su propio camino, lo confirman. Sylvie es en Argentina, la artesana del zapato y su trabajo sigue vivo después de más de 25 años. Cada vez más vivo. Tanto es así que la Alianza Francesa la homenajeó con una muestra que marca el recorrido de una artista que sigue marcando el paso en el diseño local.